Canarias Sanidad SOCIEDAD

Acuerdo para evitar el cierre de la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil

AGENCIAS.- La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, ha acordado con las asociaciones ‘Tricontinental de Cardiopatías Congénitas’ y ‘Corazón y Vida’, una reestructuración del Servicio de Cirugía Cardiaca Pediátrica del Hospital Materno Infantil (Gran Canaria), por lo que se evita el cierre de la unidad.

De esta manera, todas las partes entendieron la «no viabilidad» del acuerdo existente en la actualidad con la Fundación San Donato de Italia, por lo que se trabajará con centros de referencia nacionales para que sean ellos los que atiendan «de forma óptima» a los niños.

Entre estos centros se encuentra el Centro Valle de Hebrón (en Cataluña), con el que el Gobierno regional ya ha mantenido contactos en los que ha demostrado su «total disponibilidad» y un «afán de colaboración importante».

Aquí, Mendoza explicó que esto no significa que si un médico del Servicio opina que tiene que mandar a alguno de los niños pacientes a otro centro de referencia no lo pueda hacer, ya que esta oportunidad estará disponible en cualquiera de los casos, mientras que también se ha previsto la posibilidad de que, debido a las circunstancias del menor, sea un equipo médico de estos centros de referencia el que se traslade a la isla.

Mientras, a medio y largo plazo, le consejera señaló el acuerdo estima una hoja de ruta de trabajo con el objetivo final de «ser autónomos en la cirugía cardiaca infantil».

Mensaje de tranquilidad

«Quiero lanzar un mensaje de tranquilidad a todos los padres y madres de Canarias porque la Consejería les garantiza la atención a todos los niños, como se ha venido haciendo hasta ahora de forma, excelente», dijo Mendoza este jueves durante una rueda de prensa.

En dicho encuentro con los medio también estuvieron presentes el secretario de la Asociación Tricontinental de Cardiopatías Congénitas, Gonzalo Martel; la presidenta de la Asociación Corazón y Vida, Dolores García; y la directora del Servicio Canario de Salud (SCS), Juana María Reyes.

Martel se congratuló del acuerdo obtenido con la Consejería y dijo que más que un acuerdo es una solución a la situación que se les planteaba a los enfermos con el cierre de la unidad.

«Los pacientes que están en una situación delicada y que tienen que afrontar en los próximos meses una cirugía no pueden estar sufriendo la presión de no saber dónde serán operados, cuándo serán atendidos y de verse sometidos a acontecimientos injustos con su situación y que añaden más dolor a lo que ya están pasando», declaró.

El secretario de Tricontinental de Cardiopatías Congénitas hizo especial hincapié en que este acuerdo ayuda a «encaminar» la situación, ya que, dijo, pone la ruta de por donde tienen que avanzar las cosas, afirmando que la solución a la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil pasa por una solución conjunta de la Cirugía Cardiaca en Canarias.

«ERRORES EN EL CAMINO»

En este sentido, comentó que durante el encuentro celebrado entre Gobierno canario, asociaciones y médicos del servicio, «todo el mundo reconoció que han habido errores en el camino». «Los errores –prosiguió– están para ser superados y corregidos. Creo que estamos en esa ruta y lo importante a partir de ahora es que los pacientes estén serenos y tranquilos».

Expresó también que el criterio de decisión sobre dónde se tiene que operar un niño seguirá siendo el mismo que el que se daba hasta el momento; un criterio «exclusivamente médico».

«Estamos convencidos de que esto también va a desbloquear y permitir poner en rumbo a todo lo que significa la cooperación internacional en la sanidad canaria. Hemos fijado objetivos muy ambiciosos desde hace años que han sido desatendidos», insistió Martel.

Por su parte, Desde la Asociación Corazón y Vida, su presidenta, Dolores García, creyó en la profesionalidad de todos los especialistas que trabajan en los centros del archipiélago, así como en su criterio a la hora de atender a los menores.

«Lo único que pretendemos –continuó– es que igual que van creciendo todos nuestros niños cardiópatas, la Unidad de Cardiopatías Congénitas de Canarias, en este caso en el Materno Infantil, siga creciendo».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario