FIRMAS

Capital mundial de la alegría. Por José Manuel Bermúdez

Metidos de lleno en la vorágine del Carnaval, nuestra fiesta más internacional, quiero aprovechar esta tribuna para expresar públicamente el agradecimiento a todos los que, año tras año, hacen de Santa Cruz la capital mundial de la alegría.

Gracias a las murgas, comparsas, rondallas, agrupaciones musicales y líricas, agrupaciones coreográficas; gracias a las reinas y candidatas, a los grupos de la Canción de la Risa. Gracias a los diseñadores y diseñadoras, modistos y modistas, costureras y costureros; gracias a los coreógrafos, letristas y compositores; gracias a los maquilladores y estilistas; gracias a las firmas patrocinadoras y a los medios de comunicación; gracias a los operarios y técnicos de montaje o de iluminación y sonido; gracias a los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad, a los integrantes de la seguridad privada, a los médicos, enfermeros y personal de Protección Civil y bomberos.

Gracias a los operarios de los servicios municipales de limpieza y de mantenimiento, a los conductores de Titsa y del tranvía; gracias a los taxistas. Gracias a los informadores turísticos, a los hoteles, a los turoperadores, a las compañías de transporte aéreo y marítimo; gracias a los trabajadores del Puerto; gracias a las guarderías, a los colegios, a los centros de mayores; gracias a los hosteleros, camareros, cocineros y dependientes; gracias a los establecimientos comerciales, a las entidades recreativas y culturales. Gracias a las orquestas, cantantes y grupos.

Gracias a la carrozas y coches engalanados; gracias a los personajes inolvidables del Carnaval; gracias al carnavalero de mascarita y al de disfraz sofisticado; al que improvisa y al que planifica; gracias al que baila y al que no.

Gracias a los padres y madres por contagiar el espíritu del Carnaval a los pequeños; gracias a los hermanos por el disfraz prestado; gracias al amigo por compartir la fantasía en grupo, la purpurina, el tul o la peluca; gracias al desconocido por el brindis y la invitación; gracias a los abuelos por haber construido una fiesta tan grande.

Gracias por el talento, la fantasía y la creatividad. Gracias por la cordialidad y hospitalidad. Gracias por el respeto y por el humor, el desparpajo y la camaradería; gracias por el trabajo y el sacrificio. Gracias por el ingenio y la diversión. Gracias por el color.

Gracias por tanta ilusión y buen ánimo. Gracias por ser como eres.

Santa Cruz está de Carnaval. Felices Fiestas.

José Manuel Bermúdez Esparza, es Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario