FIRMAS

El bar de Pepe. Casi na. Ozu vaya leshes. Por Joaquín Hernández

Bueno pues como decíamos ayer… el potaje está listo para servirlo y comerlo. Las elecciones andaluzas vuelve a repetir algo que ya tengo asumido, los estómagos agradecidos son los primeros esclavos de un país. El Psoe Andaluz, contra corrientes y mareas, no ha vuelto a ganar, pero volverá a gobernar, así son las cosas. De manera que un partido que ha estado gobernando históricamente la comunidad con más habitantes del Estado Español, que su corrupción continua y continuada ha hecho poner los pelos de punta al más cabrón estafador, ha vuelto a ganar unas elecciones autonómicas, Nada nuevo bajo el sol si tenemos en cuenta los anteriores casos, similares en cuanto al choriceo, en Valencia, Canarias, Cataluña, etc.

¿Que es lo que puede motivar a un pueblo para que ignore, asuma, e incluso acepte el latrocinio? Una de la causa/efecto a este tipo de comportamientos de una sociedad que, sistemáticamente, se deja robar y expoliar por sus gobernantes puede obedecer a lo que se ha dado llamar «efecto estomago agradecido». Andalucía con cerca de 8, 5 millones de habitantes, donde el hambre y la miseria, al igual que en Canarias, es endémica, donde el paro es abrumador y la juventud vuelve a emigrar buscando un presente y futuro que se les niega en su tierra, vuelve a repetir, vuelve a entregar el timón de de su vida y destino a unos gánster de cuello y guante blanco, a unos depredadores que desde Chaves, pasando por Griñan y ahora con su flamante Susana han estado malversando, manipulando, estafando, engañando a todo el pueblo andaluz.

El efecto «estomago agradecido» es el principal factor del triunfo, mejor dicho del resultado repetido, elecciones tras elecciones, del Psoe Andaluz, sobre todo si tenemos en cuenta que el 57% del presupuesto de la Junta de Andalucía se va en el capítulo II relativo a los gastos de personal es posible que encontremos el repetido triunfo de los sucesores de Al capone, Corleone y los Soprano juntos. La dimensión real de la administración autonómica andaluza -y de la llamada “administración paralela”- sigue siendo desconocida. Como ya hiciera el gobierno de José Antonio Griñán, el ejecutivo de Susana Díaz ha intentado averiguar el número exacto de personas que trabajan en el sector público autonómico, pero aún no lo ha conseguido. Suponiendo que de los 6,5 millones de votantes, solo un 10% estuviera trabajando, directa o indirectamente, en la Junta obtendrían 650 mil votos directos, pero si a esto le añades el voto de agradecimiento familiar, el abuelo, la abuela, la mamá, el papá, el hijo, la hermana, la cuñada, etc. etc., podemos hablar de 1 a 1,5 millones de votos seguros.

Romper el miedo a un cambio que suponga la pérdida de un trabajo «vitalicio» y que en muchos casos va de padres a hijos es muy improbable que pueda suceder, sobre todo si tenemos en cuenta que casi el 50% de la población es rural (4.4 millones de habitantes) tendremos aun más fuerza en este razonamiento.

Además si tenemos en cuenta que Sánchez Gordillo y Cañamero no se han presentado a las elecciones la debacle de Izquierda Unida ha sido total. El hundimiento del Partido Popular era previsible, la política de lo absurdo empleada por Mariano Rajoy tiene que tener consecuencias, si no es así, apaga y vámonos…

Podemos está ahí, presente, como la mosca cojonera pegada al culo del Psoe y del PP. Como mosquito contagiando epidemias anti sistema vuelve a decir «aquí estamos» tomen nota que en mayo nos veremos las caras en toda España. Estoy de acuerdo con las declaraciones de Llamazares cuando dice «hay dos clases de indignados en España, los de izquierda y los de derechas» de ahí el acierto de Albert Ribera en Al-Ándalus ¿quien nos iba a decir que un partido catalán, Ciudadans» acaudillado por un catalán, Albert Rivera, tendría asiento en la lumbre y el calor de Parlamento Andaluz? nadie hubiéramos creído hace tan solo un año atrás el resultado espectacular con 9 escaños, con el que aparece en el espectáculo del circo político y rociero andaluz.

El 25% de votantes andaluces han dicho si a estas dos formaciones, Podemos y Ciudadans han ganado a todos, incluso al Psoe, porque de no tener a tener, meten miedo a cualquiera. Es posible que a partir de ahora algunos andaluces aprendan hablar el catalándalus, todo es posible en Granada.

Cuando un pueblo mantiene y sostiene en sus instituciones a un grupo mafioso, que les roba, además del dinero, la dignidad, no se merece otra cosa que lo que tiene, pobreza, miseria y deshonra.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario