FIRMAS

La gerente del Hospital de La Candelaria, con el agua al cuello. Por Belén de Vil

¿Se acuerdan de la bruja mala del Hospital de La Candelaria? Je, je, je. Mi sortija se ha enterado de algunos detalles que apuntan a que la gerente de ese Hospital anda de los nervios y le ha retirado el apoyo a la apodada Susi, la celadora que entraba a sus anchas y antojo en el historial de una paciente con cáncer sin permiso. La causa de los nervios es que han pedido que la metan en prisión cautelarmente, casi nada. Como para estar tranquila.

Como lo oyen. Entre las medidas pedidas para proteger a la paciente, su abogado pidió que Mercedes Cueto sea ingresada en prisión para no tener contacto alguno con el historial clínico de la afectada, o bien que se adopte una orden de alejamiento, de forma que no pueda acercarse a ella, ni al historial, a menos de 500 metros…

Todo ello obliga a intervenir a la Fiscalía, así que se pone bonita la cosa y habrá novedades muy pronto, porque comienza el rosario de testigos tanto en la causa contra los celadores por descubrimiento de secretos (delito contra la intimidad), como en la causa contra la gerente por coacciones.

Hay que aclarar que Mercedes Cueto Serrano, que es la directora-gerente del Hospital (un cargo que no es moco de pavo y que les aseguro que no es de mileurista) no llegó al cargo de la mano de CC, sino del PP, cuando en la anterior legislatura hubo ese apañamiento-ajuntamiento entre ambos partidos antes de terminar a tortas.

Es por eso que la Susi y Mercedes no se llevan muy bien qué digamos, y de ahí el ahínco con que la celadora, con mucho poder en poner y quitar, andaba preparando un plan para el puesto de la gerente fuese a manos de alguién de “la Familia” de CC, como es justamente una mujer muy íntima del ex alcalde de Arona, ¡¡González Reverón!! Ainss, qué bueno. Ya les dará el guante más detalles.

Bueno, la maniobra, que la propia Susi se encargó de comentar a unos y a otros, ha sido abortada, pese a que no tiene el futuro muy claro Mercedes Cueto, que como les contaba el guante en un post anterior, ya ha tenido que declarar antes los jueces dos veces en menos de tres meses: como imputada, hace unos días, y como testigo en la causa de los celadores, antes de las navidades.

Les tendremos informados, pero si pasan por el Hospital de La Candelaria, protejan sus historias clínicas de las brujas con escoba.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario