POLÍTICA SANTA CRUZ SOCIEDAD

Santa Cruz tiene su propio Cristo

Elblogoferoz.-Esta tarde, en el Salón de Plenos del Palacio Municipal, el alcalde, José Manuel Bermúdez, presidió el acto de entrega del título de ‘Señor de Santa Cruz’, al Señor de las Tribulaciones, imagen que desde hace siglos es todo un símbolo de devoción, pasión, resistencia y esperanza de los habitantes de Santa Cruz y de muchos otros de la isla de Tenerife.

El acto, al que han asistido los miembros del consistorio, así como distintos representantes del Gobierno de Canarias, de la Administración del Estado y otros estamentos regionales y locales, contó con la presencia del obispo de la Diócesis y miembros del clero. Durante el desarrollo de la sesión, en la que intervino también la Banda Municipal de Música, se sucedieron las referencias a diversos pasajes de la historia de la capital y su relación con la imagen, especialmente en el barrio de El Toscal.

El alcalde comenzó indicando que se le hacía entrega de este nombramiento al Señor de las Tribulaciones “en reconocimiento de una dilatada y honda tradición de devoción popular, cuyos orígenes datan de la última década del siglo XIX y que trasciende más allá de los propios límites de El Toscal y del aspecto meramente religioso”.

Haciendo un esquema de la historia de la relación de la imagen con los ciudadanos, José Manuel Bermúdez señaló que, en 1893, cuando la epidemia de cólera se abrió paso y arrasó la ciudad resurgieron muchas voces de plegaría, a través del barrio de El Toscal, en torno a esta talla del Santísimo, que estaba en Santa Cruz desde hacía un siglo y que ya se había ganado el fervor de los santacruceros.

“Hondamente convencidos de su poder protector, la veneración a la imagen se vio ratificada por la paulatina recuperación de los enfermos y la desaparición de la epidemia. La devoción por la imagen creció y se expandió por todo Santa Cruz y por varios municipios, haciendo que hasta aquí se desplazaran para rendir las mayores pruebas de gratitud”.

Santa Cruz recuperó su tradicional alegría y dinámica de ciudad portuaria, como salida y entrada de la isla. “Renacía la luz y vida tan propia de Los Toscales”.

El alcalde señaló, a continuación, que esta ceremonia también servía de homenaje a la trayectoria seguida durante décadas por tantas personas y familias chicharreras que han sabido mantener viva esta tradición. “Un reconocimiento que adquiere carácter singular en el caso de los promotores, representados por don Jacinto Barrios, cura párroco de San Francisco, el Consejo Pastoral Parroquial y la Cofradía del Señor de las Tribulaciones. Una labor de todos y el empeño puesto por ver hecho realidad aquel viejo anhelo, que se entronca con el tesón que caracteriza al pueblo santacrucero”.

En la última parte de su discurso, José Manuel Bermúdez añadió que éste era el mayor homenaje que se les puede hacer a nuestros padres y abuelos y a todos los antepasados por mantener vigentes nuestras mejores tradiciones, sostener viva su memoria, sus actos, costumbres y su legado.

Finalmente indicó que no todos “pueden presumir de una raigambre histórica tan profunda como los hombres y mujeres de Santa Cruz. De ahí que esta celebración, además de un tributo al pasado, renueve hoy toda vigencia con el presente”. Por todo ello se merecen la felicitación del municipio en su conjunto y que a partir de hoy pueden celebrar que el Señor de las Tribulaciones es también el ‘Señor de Santa Cruz’.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario