FIRMAS Salvador García

Un libro sobre la represión en Canarias. Por Salvador García

Aarón León y Luana Studer pertenecen a la que ellos mismos denominan ‘tercera oleada’ de jóvenes historiadores o investigadores dedicados al estudio de lo ocurrido en Canarias antes y después de la guerra incivil. La represión  franquista en Canarias (Le Canarien ediciones) es el fruto más reciente de su trabajo, un libro presentado por ambos en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC), donde hicieron alarde, en la forma y en el fondo, de una notable ecuanimidad, de una probada objetividad para desmenuzar, sin sesgos, los contenidos de la obra que sigue a los tomos La segunda República en Canarias y El franquismo en Canarias.

León y Studer convergieron en el objetivo de este volumen: recuperar y revitalizar una serie de textos que, en la década de los ochenta y a principios de los noventa, acercaron los hechos y las características de la represión en distintos foros, en investigaciones y en distintas publicaciones. El trabajo de los jóvenes investigadores es acreedor de reconocimiento pues, independientemente de la constancia que lo ha caracterizado, permite conocer hechos y aspectos que estaban vedados hasta no hace mucho tiempo y los pormenores de un proceso de depuración político y social. Un trabajo, por cierto, que generó, incluso, una metodología distinta a la que ha venido empleándose por sus antecesores en esta misma materia.

Tanto León como Studer explicaron las dificultades aún existentes para la acceder a algunas fuentes, pese a la cobertura legal de la que se dispone. Recelos, miedos, atavismos… siguen condicionando el quehacer de la investigación. Lo explicaron durante el coloquio, del que se desprende la reivindicación de trasladar la documentación que sobre Canarias en esta época está depositada en los archivos de Ávila y Guadalajara. Allí se  amontonan testimonios muy valiosos cuyo estudio se facilitaría, incluso desde el punto de vista económico, pues no habría que desplazarse hasta aquellas provincias.

¿Ordenó el comandante Franco la colocación de unas baterías de ametralladoras en miradores de casas del Puerto de la Cruz, próximas al antiguo Ayuntamiento, en vísperas de la festividad del 1 de Mayo de 1936? Planteamos la pregunta que circuló como leyenda durante décadas, sin que haya sido posible, pese a los intentos, verificar la orden. Sin embargo, los historiadores justifican el hecho a partir de la posterior detención del alcalde de Buenavista del Norte, promotor de una moción en los ayuntamientos para que el comandante golpista fuera sancionado o separado del mando. Quienes votaron a favor también fueron represaliados. Franco, según los historiadores, era plenamente consciente de la fortaleza que tenía en toda la isla la organización obrera en el valle de La Orotava y posiblemente hubiera querido impactar o intimidar con la instalación de las ametralladoras en miradores o azoteas en una fecha tan señalada como la festividad de los trabajadores, aprovechada por éstos para manifestarse y proclamar sus reivindicaciones. Ese día estaba ya próximo a la asonada.

(Ya puestos, habrá que preguntarse qué ha sido del premio de investigación histórica ‘Alvarez Rixo’, promovido y convocado por el Ayuntamiento portuense. ¿Otra pérdida?)

Volviendo al libro. La represión franquista en Canarias recoge, en sus casi cuatrocientas páginas, trabajos y análisis de autores que han alumbrado etapas tenebrosas y complicadas de la convivencia en las dos provincias, así como una detallada bibliografía sobre este hecho. Así, Salvador González Vázquez titula “La represión en Canarias durante la Guerra Civil: una síntesis histórica”, en tanto que Sergio Cantero y Pepe Alcaraz, entre otros, se ocupan del “Movimiento obrero, resistencia y represión en la provincia de Las Palmas. Mientras Ricardo Guerra Palmero descubre “La actividad del sector Canarias de la Dirección General de Seguridad (1943-1947)”, Ramiro Rivas aborda otro ámbito muy significativo: “La represión franquista contra los sindicatos FETE-UGT y CNT en Tenerife”.

En fin, que León y Studer saldaron la cuenta pendiente con el IEHC presentando esta obra que da solución de continuidad a ediciones anteriores, profundiza en una de las consecuencias del conflicto que asoló a los españoles y despierta el interés de estudiosos, lectores y nuevos investigadores.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario