Sin categorizar

El Gobierno de Canarias busca familias de acogida para menores en desamparo

ACN PRESS.-“El objetivo del Gobierno es que los niños y niñas que cuentan con una declaración de desamparo y que, por tanto, se encuentran tutelados por el Gobierno de Canarias y residiendo en centros, pasen a vivir de forma temporal con una familia”, afirmó la consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, en la presentación de una campaña puesta en marcha con el fin de animar a las familias a acoger temporalmente a un niño o una niña en su seno.

La campaña, titulada ‘¿Le enseñarías a… aprender, a jugar, a crecer?’, de la que se distribuirán 2.400 carteles y 10.000 dípticos, pretende aumentar el número de familias canarias dispuestas a acoger temporalmente a un menor, preservando siempre el contacto con su familia biológica y con el apoyo de un equipo multidisciplinar del Gobierno de Canarias. El fin «es que estos niños y niñas encuentren una familia que les proporcione el calor, la atención, la educación y los cuidados que necesitan, para que así puedan mejorar su vida presente y, de esta forma, contar con una oportunidad de vida futura mejor”, aseguró Rojas.

“En esta línea se ha venido trabajando en los últimos años con resultados satisfactorios. De hecho, Canarias ha registrado un tendencia positiva marcada por la reducción en cuanto al número de menores tutelados residentes en centros y hogares a la par que se ha producido un incremento del número de menores acogidos en familias”.

“De esta forma, -explicó- si en 2007 habían 2.507 menores en acogimiento, en 2011 habían 171 menores menos en acogimiento. Además, se ha producido un descenso del acogimiento residencial, 1.211 en 2007 frente a los 1.007 de 2011; a la par que un incremento del acogimiento en familias, 1.296 en 2007 frente a los 1.322 en 2011”,

“Aún así, -continuó Rojas- son muchos los niños y niñas que están creciendo en pisos y residencias que, aunque están muy bien atendidos por los excelentes equipos de profesionales de trabajan en estos recursos, nada supera nunca al calor de un hogar. Por eso, la puesta en marcha de campañas como la que pone el Gobierno de Canarias ahora con el fin de lograr que el mayor número posible de estos menores pasen a vivir de forma temporal en el seno de una familia mientras las circunstancias que han motivado la medida de protección de estos chicos y chicas, se modifican y puedan volver a vivir con sus familias biológicas”.

“El fin es, en definitiva, que, mientras esas circunstancias se modifican, los niños y niñas puedan crecer amparados por el calor y el amor de una familia que lo acoge temporalmente como uno más”, aclaró.

Reducción en un 80 por ciento de los ingresos en centros de menores de 0 a 3 años

Por su parte, el director general de Protección del Menor y la Familia, José Gilberto Moreno, explicó que “las familias interesadas tendrán que llamar al 012 donde se les proporcionará una cita con los técnicos de la Dirección General y en la que le indicarán las características del programa y el proceso para acoger de forma temporal a un niño o niña”.

“De hecho, el Programa ya ha comenzado a dar sus frutos, y se ha conseguido una reducción en un 80% de los ingresos en centros y hogares de menores de 0 a 3 años de edad, porque una de las líneas estratégicas de este programa es que, desde el momento que se dicte una resolución de desamparo, el niño o la niña no pase a vivir a un centro sino que sea acogido directamente por una familia”, manifestó.

Según afirmó Moreno, “la cifra de familias acogentes en Canarias es de 67, esperando incrementar esta cifra en breve puesto que recientemente un total de 34 familias de ambas provincias han recibido ya la formación necesaria para acoger a un menor y ahora se encuentran en fase de presentación de solicitud”. Así mismo, expone, “en el último semestre hemos pasado de tener 21 menores acogidos a través del programa a un total 72”.

Otro punto de interés es el impulso que, a través de este Programa, se está ofreciendo para potenciar el acogimiento de grupo de hermanos y de menores con características especiales por parte de Familias Ajenas Profesionalizadas.

“Una línea a través de la cual se ofrecerá no sólo la posibilidad de estar acogidos temporalmente en una familia sino, además, estarlo en el seno de una familia con una formación profesional que garantiza una atención adecuada a las necesidades especiales de estos menores”, indicó Moreno.

“Además, -destacó Moreno-, a través de este programa, se está facilitando que ningún bebé de madre cedente pase a residir en un centro mientras se formaliza su adopción, sino directamente sea atendido por una familia acogente hasta que inicie la convivencia con su familia adoptiva”, concluyó el director general de Protección del Menor y la Familia.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario