Ferias y Congresos Turismo

TURISMO | La captación y retención de talentos y la motivación de las plantillas, claves en el éxito de la oferta hotelera canaria

EBFNoticias | 

Tras la rápida recuperación turística de Canarias, superando ampliamente las previsiones de instituciones, asociaciones y expertos, ahora el punto de mira está en ofrecer un producto diferenciado y de calidad y en encontrar una fórmula para mantener y mejorar la rentabilidad del sector hotelero en las Islas ante la subida de costes. Es ahí donde el talento de las plantillas entra en juego, y la captación y retención de talentos se está convirtiendo en uno de los principales caballos de batalla a la hora de obtener una ventaja competitiva ante la competencia. 

Esta es una de las conclusiones de la primera mesa de discusión del Gran Debate Hotelero, que bajo el título  ‘Destino Tenerife: Nuevas Formas de Generar Valor Diferencial en el Hotel’, reunió esta mañana en el Jardín de Eventos de Abama Resort Tenerife a Jorge Marichal, presidente de CEHAT y de ASHOTEL; a Adrián Almirante, director de Abama Hotels; a Javier Alique, director general de Hard Rock Hotel Tenerife; a Victoria López, presidenta del Grupo Fedola; a José Fernando Cabrera, presidente del Grupo Golf Resort; con Mano Soler, director de la escuela internacional de Alta Dirección Hotelera, Les Roches Global Hospitality Education, como moderador.

“Para nosotros es imprescindible trabajar en la inteligencia emocional de nuestro equipo. Es vital que nuestros empleados estén motivados, y debemos invertir en ello con formación continua y a nivel salarial. Que nuestros empleados puedan crear de forma natural nexos con los huéspedes nos ayuda a mejorar la calidad del servicio, a crear experiencias diferenciadas y conectadas con la cultura local. El objetivo es poder fidelizar al cliente, que no solo repita, sino que se convierta en un embajador de la marca”, argumentó Adrián Almirante, durante su intervención.

 “En nuestro caso, somos conscientes de que Abama Resort Tenerife es un enclave único en el Archipiélago, pero en la hospitalidad de lujo las expectativas del cliente son las más altas, y cuando cumplimos simplemente las expectativas nuestro sentimiento es de fracaso, porque nuestro compromiso es siempre excederlas”, añadió.

En este mismo sentido se expresó Javier Alique, director general del hotel Hard Rock Tenerife: “Hay que generar conexiones emocionales con el cliente, aportando cosas que solo se encuentran en nuestros productos. Trabajar con equipos sobradamente profesionales es vital para ello”, apuntó.

La importancia de invertir en capital humano, en formar a equipos resolutivos y con vocación de servicio al cliente, son claves para mantener el nivel del hospitality canario, indicó José Fernando Cabrera, presidente de Grupo Golf Resort. “Ahorrar en costes de personal es un error en el sector. En todo momento el cliente tiene que percibir que recibe más que lo que gasta, y en ello el personal es un factor decisivo. Es esencial”, apuntó.

Los empresarios hoteleros presentes en el debate coincidieron en señalar que con un déficit claro en las infraestructuras públicas en Tenerife, que no se encuentran a la altura del esfuerzo realizado a nivel privado por la planta alojativa, el reto de los establecimientos es mayúsculo y la mayoría de las marcas hoteleras que operan en la isla se concentran también en ofertar un producto diferencial y único; en generar experiencias que fidelicen a un viajero que se decanta cada vez por buscar espacios con personalidad y con el que se sienten identificados.

 Jorge Marichal, presidente de CEHAT y ASHOTEL, subrayó en este sentido que la planta hotelera es el epicentro de lo que está ocurriendo en las islas, el motor del éxito. “Pero las infraestructuras públicas son deficitarias, y esto depende de las instituciones. Es ahí donde hay que dar el do de pecho. Los hoteleros ya hemos hecho nuestro trabajo”, destacó.

Coincidió con él Victoria López, presidenta del Grupo FEDOLA, que insistió en la necesidad de que en Tenerife se actualicen las infraestructuras en destinos turísticos para ponerlas a la altura de los establecimientos hoteleros. “Los huéspedes buscan instalaciones y servicios de calidad. El hospitality canario es un valor que nos diferencia de otros destinos, pero más allá del hotel, las vías, el entorno y los espacios públicos deben estar a la altura”, apuntó.

La subida moderada de tarifas motivada por los costes se ha generalizado en el sector hotelero, si bien, concluyeron la mayor parte de los ponentes, los clientes están respondiendo positivamente.  “Aunque nuestra primera reacción como gestores es centrarnos en los costes, pienso que es momento de ser audaces, pensar en el largo plazo y enfocarnos más en generar ingresos de forma creativa y legitimar el incremento necesario de tarifa con un servicio consistente y enfocado en la excelencia”, apuntó Adrián Almirante.

El Jardín de Eventos de Abama Hotels acogió una segunda mesa redonda, con el título ‘El Turista que Sí Interesa a las Islas Canarias’, centrada en el modelo turístico de Canarias, en general, y de Tenerife, en particular, profundizando en los atributos a potenciar, así como en la importancia de la preservación de la sostenibilidad económica, social y ambiental del destino, distinguiendo el turismo de calidad frente al turismo masivo.

En ella participaron Elodie Casola, directora de Marketing y Comunicación de Arum Group, que gestiona el desarrollo inmobiliario de Abama Resort Tenerife,  que explicó la posibilidad en global de generar negocio en los resorts; el arquitecto Leonardo Omar, con varios proyectos en Abama; el CEO y fundador de Canarian Hospitality, Francisco Fernández; el CEO de Turismo de Tenerife, David Pérez; así como con el director de Ventas de Riu Hotels, Maurice Damen.

‘El Gran Debate Hotelero’ es un encuentro organizado por Grupo Vía, que ha contado con el patrocinio principal de Abama Resort Tenerife y el apoyo de los sponsors Gancedo, Soprema y Airzone.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario