Acreditación Administración local AYUNTAMIENTOS Cabildos Comunicación Cultura ECONOMÍA E INDUSTRIA Historia MUNICIPIOS CANARIOS Obras Partidos Patrimonio POLÍTICA Política Económica SANTA CRUZ Servicios públicos SOCIEDAD

PATRIMONIO | CC-PNC solicita que el Cabildo adquiera el Castillo de San Joaquín para rehabilitarlo como centro cultural y educativo

Fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1949 y Bien de Interés Cultural (BIC) en 2000 con la categoría de Monumento

EBFNoticias |

El grupo nacionalista CC-PNC del Cabildo de Tenerife solicita que la Corporación insular adquiera del Castillo de San Joaquín, una fortificación ubicada entre Santa Cruz de Tenerife y La Laguna construida en 1586 –y reconstruida en 1780- que es Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2000 con la categoría de Monumento. El consejero nacionalista, Antolín Bueno, presentará una moción en la comisión plenaria de Presidencia y Acción Social que se celebra este viernes (día 18) para que la Corporación insular inicie los trámites para su adquisición “con el fin de rehabilitarlo y utilizarlo como centro educativo, cultural y de servicios para la ciudadanía”.

Antolín Bueno asegura que “la importancia histórica del Castillo de San Joaquín es enorme y su rescate es fundamental. Sería de una extraordinaria utilidad para el Patrimonio Histórico de Tenerife y, por extensión, de Canarias, pudiendo formar parte del catálogo patrimonial histórico de la isla y tener un uso público”. El consejero de CC-PNC explica que Castillo de San Joaquín perdió su función militar en 1991 y que el Ministerio de Defensa lo sacó a subasta pública en 1996 y lo adquirió un particular. Cuatro años más tarde -en 2000- el Gobierno de Canarias lo declaró BIC, con la protección que eso conlleva.

“Estamos hablando de una fortificación que se construyó en 1586 y que fue reconstruida en 1780. A lo largo de su existencia ha tenido diversos usos: almacén, fortaleza defensiva, palomar militar, escuela de prácticas y campo de entrenamiento, taller profesional de reparaciones y mantenimiento del ejército y prisión militar hasta perder su función militar en 1991. Además, se edificó una vivienda para el comandante militar y un alojamiento para el cuerpo de guardia. Creemos que el Cabildo tiene que adquirirlo para recuperar su historia y ponerlo al servicio de la ciudadanía como centro cultural y educativo”, señala Bueno.

El origen del castillo de San Joaquín se sitúa en una modesta batería con cuatro piezas de artillería, levantada junto al barranco de San Joaquín en 1586 por el gobernador militar Juan Núñez de la Fuente, a partir del informe por el ingeniero militar Leonardo Torriani, para defender la ciudad de San Cristóbal de La Laguna de los posibles asaltos de piratas y corsarios que hubieran traspasado la primera línea de playa, ya que desde esta cornisa o valonada se controlaba la subida desde el puerto a la capital de la isla.

En 1780, tras dos siglos en pie y llegando a estar abandonada y en muy mal estado, aprovechando y utilizando esta posición dominante, el comandante general Joaquín José Ibáñez Cuevas, Marqués de la Cañada, ordenaría al teniente coronel Andrés Amat de Tortosa, jefe del Real Cuerpo de ingenieros, que construyera un castillo, diferente a cualquier otro existente en la isla.

La batería es reformada y ampliada en 1786, cuando comienza a tener la apariencia que podemos observar hoy día. De tal forma, que se le añaden cuatro cubelos en los ángulos y se le dota de cuerpo de guardia, cocina, almacenes, etc. Su interior se ha reformado a lo largo de los años, según el uso al que iba a ser destinado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario