Atención social Canarias Concienciación Dependencia Derechos sociales ISLAS Parlamento Partidos POLÍTICA Política Económica Servicios públicos SOCIEDAD Solidaridad

ACCIÓN SOCIAL | Dependencia alcanza las 6.755 altas en lo que va de año

Espino le señala a Santana que su Consejería quitó 11 millones de euros a la dependencia y sumó 16 millones para cargos políticos

EBFNoticias |

La Consejería de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias alcanzó en el mes de octubre las 6.775 altas en el sistema de Dependencia, la cifra más alta desde la aplicación de la Ley de Dependencia en el archipiélago.

Además, el ritmo de trabajo marcado por la Dirección General de Dependencia y Discapacidad encabeza la incorporación de personas al sistema en el Estado, al crecer un 23% en octubre, mientras que la media nacional está en el 14,7%.

Noemí Santana, responsable del área, valoró este dato en la comisión parlamentaria celebrada este martes. «La primera medida que ha tomado este Gobierno para cumplir la Ley de Dependencia es cumplir la Ley de Dependencia. Es decir, poner los medios necesarios para que las prestaciones lleguen cada vez más, y en el menor tiempo posible, a las personas dependientes», comentó.

Santana explicó cómo se ha producido este incremento en los datos de Dependencia y cómo se traducen en la mejora de las condiciones de las personas dependientes y sus familias en Canarias. «Hemos dado 6.755 resoluciones, pero se han concedido 8.853 prestaciones. Hay más prestaciones que usuarios porque combinamos las prestaciones. Una persona con una prestación económica para el entorno familiar recibe siempre otra prestación de servicio», indicó.

La responsable del área de Derechos Sociales subrayó que «las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar están en la Ley de Dependencia, igual que lo están las vinculadas al servicio. La Ley, efectivamente, prioriza la prestación de servicios sobre las prestaciones económicas, pero admite las económicas en situaciones excepcionales que así lo requieran», manifestó.

La consejera subrayó que, de mantenerse este ritmo de altas, a finales de 2023 o los primeros meses de 2024 la comunidad autónoma podría dejar a cero la lista de espera en Dependencia. Para eso, entre otras medidas aplicadas, se ha apostado en la negociación de presupuestos para un aumento de la inversión en Dependencia.Los fondos para prestaciones económicas, tanto las vinculadas al servicio como las destinadas al cuidado del entorno familias, se duplican. De 34.788.000 euros que teníamos en 2022 se pasa a 64.788.000 euros el próximo año, lo que supone un incremento del 86,2%.

En cuanto a las prestaciones para el sistema de Dependencia que se convenian con los cabildos, el presupuesto pasa de 64.600.000 euros a 69.679.000 euros, lo que significa casi un 8% más que en 2022. En relación a los fondos que provienen del Estado, la buena gestión de 2022 ha favorecido un aumento de los fondos del nivel mínimo para Dependencia. Así, de 17,5 millones, se pasa a los 23,5 millones, un 31,4% más que en 2022.

A este respecto, Noemí Santana concluyó que «no se trata solo de tener fondos, se trata de saber gestionarlos. En estos momentos, el nivel de ejecución de la Dirección General de Dependencia y Discapacidad es del 84,85%».

Grupo Mixto

Por su parte, la diputada del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha demostrado con datos a la consejera Noemí Santana que su Consejería, que es la de Derechos Sociales, recortó el pasado año 11 millones de euros de la partida destinada a atender a personas en situación de dependencia y lo hizo a través de una modificación de crédito, tal y como consta en el informe de la Cuenta de la Administración Pública de Canarias, firmado por la interventora general. Pero no solo se restó ese dinero a la dependencia sino que, según se puede comprobar también en esa misma documentación publicada por la Consejería de Hacienda, se añadieron 16 millones de euros a la sección «Dirección Política y Gobierno» destinada a asesores y que partía inicialmente con 3 millones 500.000 euros por lo que «se multiplicó por cuatro».

Espino ha lamentado que esa sea la triste realidad, si bien hoy en sede parlamentaria la consejera ha asegurado desconocer ese hecho, a pesar de que las modificaciones de crédito, como estas, se tienen que llevar a Consejo de Gobierno, con lo que la propia Santana tuvo que presentarlas en su momento en la reunión que mantienen semanalmente los socios del pacto y de Gobierno. Con la documentación sobre la mesa, Espino ha señalado además otro hecho preocupante y es que, a pesar de ese recorte en dependencia, el pasado año Derechos Sociales dejó sin ejecutar 16 millones de euros de esa partida. «Con lo que si no hubiesen recortado los 11 millones, hubieran dejado 27 millones sin ejecutar solo en dependencia».

La diputada también ha preguntado cuántas nuevas plazas sociosanitarias se han puesto en marcha este año, cuántas se han inaugurado y con cuántas más se cuenta en esta legislatura del Pacto de las Flores. «No me ha respondido en ninguna comisión ni en ningún Pleno», ha lamentado Espino que también ha solicitado esa documentación por escrito en varias ocasiones sin obtener respuesta. «Le he preguntado por la ejecución del Plan Sociosanitario de Canarias hace más de un año y tampoco me han contestado», ha añadido y ha recordado que precisamente de este Plan, el Gobierno recorta en los presupuestos para el próximo año 10 millones de euros, el 27 por ciento.

Espino también se ha interesado en conocer qué ha pasado con las 9.000 personas que tenían reconocido el derecho a la dependencia y a las que, sin embargo, no se les había dado una ayuda. «Usted me respondió que esas personas no se les podía dar una ayuda porque necesitaban una plaza sociosanitaria», ha recordado a Santana. Sin embargo, meses después de esta respuesta y con la llegada de la nueva directora general Marta Arocha, la consejera cambió de opinión porque «el sistema tenía que ser otro»,algo que no convenció a los responsables anteriores del servicio y que fueron abandonando el departamento ante lo que se ha venido llamando «ayudas de miseria», reconocidas por la propia Santana y por las cuidadoras de las personas dependientes. «Si todos estamos de acuerdo en que esas ayudas son de miseria ¿Por qué ustedes, que llevan cuatro años gobernando en España, con más recursos que nunca, no han aumentado nunca las cuantías de esas ayudas?», ha preguntado Vidina Espino.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario