FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Personas Arcoiris: contra el racismo y la violencia | Salvador García Llanos

La décima edición de Periplo, el Festival Internacional de Literatura de Viajes y Aventuras, clausurada el pasado domingo en el Puerto de la Cruz, acogió un hecho que debe ser ponderado por lo que significa y simboliza.

Hablamos de la presentación de Personas Arcoíris, un himno contra el racismo, una composición que es más una “historia de amor”, la respuesta a los actos xenófobos vividos en la edición anterior de la convocatoria en torno a la exposición de migrantes Las Raíces, de Luz Sosa Contreras y Paula Fernández Hernández: días después de su instalación, las imágenes fueron destrozadas, con un corte significativo a la altura del cuello de los fotografiados. Fue, sin duda, un acto reprobable que mereció una inmediata respuesta de la población, parte de la cual se concentró en la propia plaza de la Iglesia para expresar su protesta cabal y respetuosa.

La sociedad portuense rechazó este acto de intolerancia, demostrando con firmeza su solidaridad con los migrantes. Concentraciones y actos para reparar las fotografías se sucedieron los días siguientes. Entre todas las manifestaciones, fueron los mensajes contra el racismo escritos por el alumnado del colegio Tomás de Iriarte los que motivaron e inspiraron a los miembros de la Asociación Cultural Reyes Bartlet, al compositor Fernando Ortí y al escritor Javier Rodríguez para producir la canción Personas Arcoíris, cuya letra se construyó con las frases de los escolares portuenses.

Concluyente respuesta al racismo, a la exclusión y a la intransigencia. Seguro que no se la esperaban los autores de aquella “hazaña”. Que aprendan que el pueblo no se arredra ante acciones vandálicas e intentos de intimidación.

Interpretada por el alumnado del colegio Tomás de Iriarte, junto a Arístides Moreno, Nuria Hernández (Caracoles), Yeray Rodríguez, Belén Álvarez (Lajalada), Toussa y Birane Wane (One Pac), la composición recorrió la portuense calle Mequinez, en un acto colorido en el que la diversidad y “la suma de colores diferentes” alegraron aquella mañana del sábado. Bajo la carpa del Museo Arqueológico, se presentó no solo la canción, también el videoclip oficial y un documental sobre su proceso creativo y de desarrollo.

El proyecto musical Personas Arcoíris cuenta con la colaboración de artistas regionales e internacionales; las creadoras de la exposición de Las Raíces; la asociación senegalesa Camaleón África, y el Área de Cultura del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz.

Hay que congratularse de la iniciativa. Los mentores dieron una respuesta ejemplar, creativa y con mensaje artístico y social, digno de ponderación en una ciudad que siempre huyó de radicalismos y extremismos y que no parece dispuesta a dejarse intimidar por esos rebrotes de fanatismo que, tristemente, aún se producen. Les ampara la cobardía y el oscurantismo. Pero cuando la reprobación se expresa con hechos como el proyecto musical Personas Arcoiris no tienen nada que hacer.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario