Administración local AYUNTAMIENTOS Cabildos Canarias ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Justicia Medio Ambiente MUNICIPIOS CANARIOS Negocios Noticias de Empresa Obras POLÍTICA Política Económica Puertos Servicios públicos SOCIEDAD Turismo

URBANISMO | ATAN denuncia ante la Fiscalía las obras de Cuna del Alma y pide la paralización cautelar

EBFNoticias |

En la mañana de este lunes día 17 de octubre, la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), ha presentado una denuncia en la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural y ante la Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife solicitando la paralización cautelar de las obas del Sector 6 del Plan General de Ordenación de Adeje, en el Puertito de Adeje.

Se denuncia a Filip Andreas Hoste, Andrés Muñoz De Dios Rodríguez, y a un listado de 8 personas implicadas más (empresarios, arquitectos, ingenieros, etc.) así como a los representantes de la empresa Obras y Servicios V¡Canarios H5 SL, por la presunta comisión de «delitos relativos a la ordenación del territorio y el urbanismo, la protección del patrimonio histórico y el medio ambiente(artículos 319, 320, 323 del Código Penal)». También hacen referencia a «delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente(artículo 325 del Código Penal); relativos a la protección de la fauna y flora (artículo 332 del Código Penal)».

Se denuncia al alcalde de Adeje José Miguel Rodríguez Fraga, y al resto de concejales firmantes del acuerdo de aprobación del Proyecto de Urbanización (pleno municipal de 21 de diciembre de 2021) «por presunta prevaricación administrativa (artículo 404 del Código Penal)».

En un comunicado se informa de que se denuncia a Silvia De Miguel García, F. Javier Álvarez Peñate, Eduardo De Miguel García, Cintia Hernández Sánchez y Elías Hernández Sánchez, autores de la Memoria Ambiental que posibilitó la aprobación de este plan urbanístico, «por presunto delito de falsedad en documento público».

Se denuncian supuestos delitos contra el patrimonio histórico, primero por la ocultación de bienes protegibles ante las administraciones autonómicas e insular durante los trámites de consulta para la aprobación de la Revisión del PGO de Adeje, aportando unos informes ambientales incompletos sin referencia a los elementos patrimoniales existentes en el lugar. Segundo, ya en la fase de obras, por la destrucción intencionada de yacimientos arqueológicos, algunos ya identificados en la fase de evaluación de patrimonio previa al inicio de las obras.

«Se denuncian supuestos delitos sobre la ordenación del territorio y el urbanismo, contra el medio ambiente, fauna, flora y hábitats naturales protegidos. En el proceso de evaluación ambiental, los redactores de la Memoria Ambiental siguieron el mismo modus operandi que el llevado a cabo en los estudios arqueológicos, es decir, la ocultación de información relevante en materia medio ambiental, en este caso, fauna, flora y hábitats protegidos y con el mismo ánimo presuntamente delictivo, que era eludir cualquier limitación para que pudiera suponer para el desarrollo urbanístico la existencia de flora, fauna y hábitats protegidos».

En dicho documento (Memoria Ambiental del sector 6 del PGO de Adeje.2018) , explican, «pueden encontrarse más de 30 irregularidades entre las que destacan:

– No aparece un listado formal de flora existente en el ámbito de planeamiento urbanístico y se omiten 10 especies de flora protegida que se encuentran en la zona, entre ellas la viborina triste, que cuenta con el estatus de protección más alto de todas estas especies vegetales protegidas allí presentes.

– No existen por tanto, medidas de gestión para esas 10 especies de plantas protegidas. Se ha estado hasta el momento destruyendo ejemplares de estas especies sin autorización, en algunos casos de manera alevosa por parte del personal de obra como ya es conocido a través de vídeos en redes sociales.

– No existe tampoco un listado faunístico de las especies presentes en la zona. La evaluación de impacto y medidas correctoras de las obras sobre algunas de las pocas especies amenazadas mencionadas en la Memoria Ambiental es técnicamente insuficiente. No se menciona, en esta misma línea, la presencia de las dos especies de aves catalogadas en peligro de extinción.

– Se valora arbitrariamente con un estado de conservación bajo del tabaibal-cardonal (5330, hábitat de interés comunitario) para justificar la urbanización, cuando la realidad es que el estado del ecosistema es favorable en todos los parámetros que marca la Directiva Hábitat. Esto último ha sido demostrado en un informe de caracterización de hábitat, flora y fauna que ha sido utilizado por la defensa de ATAN.

– Se llega a valorar como ambientalmente negativa la no intervención urbanística en el territorio. A juicio de los autores de la memoria ambiental, las amenazas a la conservación existentes en la actualidad (campismo-chabolismo descontrolado, especies invasoras, etc.), todas ellas reversibles, justificaría la urbanización de todo el sector, llegando afirmar que las consecuencias para el ecosistema serían positivas. Así es como, desde un punto de vista técnico, a todas luces acientífico, se ha fraguado el argumentario mediático de la justificación de este futuro plan urbanístico.

– Se niega afecciones ambientales al medio marino colindante, un espacio protegido a nivel europeo bajo la figura de la Zona de Especial Conservación “Franja marina Teno-Rasca”, sin justificación técnica. Se pasaron por alto las determinaciones de la Ley de Biodiversidad/2007 y Directiva Hábitats/CE/92 que obliga a la evaluación ambiental de planes y proyectos con afección directa o indirecta a espacios Red Natura 2000. Estamos hablando de 3.600 camas turísticas contempladas por el plan urbanístico, con miles de nuevos usuarios que utilizarán la Bahía del Puertito como zona recreativa.

También se denuncia, en lo relativo a la ordenación del territorio y terrenos afectados por la Ley de Costas, una intervención agresiva en la franja de servidumbre de protección, con cerca de 16.000 m2 destinados a usos comerciales, nocturnos, de restauración, etc. Las densidades de ocupación y las alturas proyectadas no se ajustan a los requerimientos autorizables para una servidumbre de protección, cuya función por ley, es la de amortiguamiento y salvaguarda de los bienes inalienables del dominio público marítimo terrestre.

La demanda presentada por ATAN también pivota en un hecho fundamental, la ausencia de un proceso de evaluación ambiental riguroso, como dispone la Ley de Evaluación Ambiental/2013, en vigor antes del comienzo de la tramitación de esta revisión del sector 6 del PGO de Adeje».

La defensa jurídica de ATAN indica que «se ha asegurado con un sólido respaldo de pruebas gráficas y técnicas para cada uno de los delitos denunciados» y que cuenta con el apoyo por tanto, de un estudio de flora y fauna del lugar, llevado a cabo por personal técnico cualificado que ha recorrido cada rincón de la zona de planeamiento mañana, tarde y noche para hacer el trabajo que nunca hicieron los redactores de la Memoria Ambiental que, a base de ocultar información, finalmente recibió el visto bueno de la COTMCAC. Del mismo modo, cuenta con informes técnicos en materia de arqueología aportados por la Asociación Tegüico, y de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) en lo que a caracterización de la avifauna se refiere. A través de esta nota de prensa, se quiere hacer pública la solicitud de medidas cautelares de paralización de obras, para evitar que se sigan consumando estos hechos delictivos, o lo que es lo mismo, la destrucción de nuestra naturaleza y patrimonio cultural.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario