FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Pobreza en Canarias | Salvador García Llanos

Canarias, junto a Andalucía y Extremadura, figura entre las comunidades autónomas con mayor tasa AROPE, esto es, en riesgo de pobreza y exclusión, superando en diez puntos la tasa nacional, el equivalente a un 36 % más.  Lo peor es que la pobreza severa en las islas ha experimentado un aumento del 0,1 % en 2021 y afecta ya a más de trescientas sesenta y cinco mil personas que viven en hogares con ingresos inferiores a 454  euros mensuales por unidad de consumo.

Estos datos, contenidos en el duodécimo Informe Arope sobre ‘El estado de la pobreza, seguimiento de los indicadores de la Agenda 2030 UE (2015-2021)’, han sido dados a conocer días pasados por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social de Canarias (EAPN) y reflejan, desde luego, una realidad social inquietante.

Según este informe, de no haberse adoptado todas las medidas de refuerzo económico que el Estado, las comunidades y los ayuntamientos han puesto en marcha como consecuencia de la crisis sanitaria y económica, la tasa de pobreza en Canarias habría aumentado un 17,2%, hasta alcanzar al 45,6% de la población. Esto significa que las medidas tomadas evitaron que 375.000 personas más cayeran en la pobreza.

El documento explica que el 37,8% de la población de las islas estuvo en riesgo de pobreza y/o exclusión social en el año 2021. Esto supone un descenso de 1,3 puntos respecto al año anterior, que, en términos absolutos, retira a 29.329 personas de la tasa.

La agencia Europa Press ha diseccionado el informe. Veamos los datos sobresalientes. Del análisis por sexo se desprende que el 39,2% de las mujeres en Canarias está en riesgo de pobreza y/o exclusión social, cifra que es 2,7 puntos porcentuales superior a la de los hombres y casi 3 puntos más con respecto al año anterior (+2,6%). En este último año desciende la tasa masculina en 5,2 puntos.

Respecto a la edad, el 49,1% de las personas menores de 18 años en Canarias están en riesgo de pobreza y/o exclusión social, lo que supone un aumento de 13,9 puntos con respecto al año anterior. En los mayores de 65 años disminuye en 10,6 puntos y en los que tienen una edad entre 18 y 64 años desciende en 2,4 puntos.

Según el hábitat, el 39,4% de la población en Canarias en riesgo de pobreza y/o exclusión social habita en zonas urbanas. La tasa de población urbana es de 21,8 puntos superior a la tasa rural. En la población rural la tasa disminuye 17,8 puntos con respecto al año anterior, mientras que en la población urbana solo disminuye 0,4 puntos.

La tasa de pobreza (sin ser severa) en las Islas se reduce 1,5 puntos porcentuales este año y pasa a ser del 28,4%, cifra que es la tercera más alta de todas las regiones, tras Andalucía y Extremadura. Esto supone estar 6,7 puntos por encima de la media nacional, es decir, superior en casi un 31%. En términos absolutos, en Canarias hay 616.672 personas pobres, 303.265 hombres y 313.409 mujeres. Con respecto al año pasado hay 34.522 personas pobres menos.

El 15,7% de la población en Canarias (340.899 personas) está en privación material social y severa (PMSS). Pese a que esta cifra supone 2,3 puntos menos con respecto al año anterior, está 7,4 puntos por encima de la media nacional y sitúa al Archipiélago como la región con la privación material social y severa más elevada.

Canarias se convierte en la comunidad donde el  59,2 % de la población   experimenta dificultades para llegar a fin de mes, lo que supone 1.286,383 personas, un 7,5% menos con respecto al año anterior, aunque 15,5 puntos por encima de la media nacional. De nuevo, estas cifras colocan a Canarias como la comunidad autónoma con la tasa más alta.

El 26,2% de la población en Canarias también tiene retrasos en el pago de la vivienda, esto es, 569.311 personas, un 3,2% más en comparación con el año anterior y 11,8 puntos por encima de la media nacional y también la comunidad autónoma con la tasa más alta en cuanto a retrasos en el pago de la vivienda.

Finalmente, la renta media por persona en Canarias es de 10.161 euros, más de 2.108 euros inferior a la renta media nacional y la cuarta más baja de todas las regiones. Con respecto al año anterior, la renta por persona en Canarias mantiene una tónica similar a la nacional, con un aumento valorado en 226 euros, y se sitúa como la cuarta comunidad autónoma con el nivel de renta más bajo.

Es importante reseñar que, siempre según el Informe, una de las conclusiones es que, de no haberse adoptado todas las medidas de refuerzo económico que el Estado, las comunidades y los ayuntamientos han puesto en marcha como consecuencia de la crisis sanitaria y económica, la tasa de pobreza en las islas habría subido más de un 17%, hasta alcanzar casi a la mitad de la población. Por tanto, concluye el documento, se ha evitado que trescientas setenta y cinco mil personas más cayeran en la pobreza.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario