FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

OPINIÓN | Anulación de sanción por tenencia de drogas | Juan Miguel Munguía Torres

Los agentes de policía deben poder demostrar que las pruebas que han intervenido al detenido por cualquier acto ilícito son las mismas que posteriormente se analizan en un laboratorio. En caso contrario, los jueces rechazarán la prueba y, por tanto, la comisión del ilícito. El incumplimiento de esta garantía básica puede provocar la anulación de las multas impuestas, por ejemplo, por tenencia o consumo de drogas en vía pública.

En una reciente sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número Tres de Cádiz, se anula una multa de 601 euros impuesta a un vecino al que pillaron con un porro y un trozo de hachís por la calle.

El juzgado señala que, tras estudiar el expediente administrativo y las pruebas aportadas, la sanción no era ajustada a derecho porque no se acreditó que se había cumplido con la cadena de custodia de la prueba analítica. Según se detalla en la resolución, las sustancias incautadas (un porro y un trozo de hachís) tardaron dos semanas en llegar al laboratorio, que a su vez se demoró más de quince días en remitir el informe.

En España, el Código Penal no considera delito el consumo, la posesión y el cultivo de marihuana, siempre y cuando sea para el propio consumo y no esté destinado al tráfico. El Tribunal Supremo ha fijado en 100 gramos la posesión legal de cannabis para consumo personal y privado. Sin embargo, la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, sí considera una infracción grave el consumirlo en un espacio público.

En conclusión, la Administración está obligada al control administrativo sobre las pruebas que justifican la sanción, sin generar equivocación. Y la vulneración de la cadena de custodia tiene incidencia en el derecho a la presunción de inocencia del artículo 24 de la Constitución Española.

munguia@munguiaabogados.com

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario