Cabildos Canarias Medio Ambiente POLÍTICA Política Económica Servicios públicos Sostenibilidad

PARQUE NACIONAL | Nueva Canarias propone una tasa finalista para los no residentes que accedan al Teide

EBFNoticias |

Nueva Canarias (NC) ha presentado este jueves, en la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, un documento con media docena de alegaciones al Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional del Teide.

El secretario de Implantación Territorial de la formación canarista de progreso, Valentín Correa, explica que, con esta iniciativa, «pretendemos aportar nuestra particular visión y contribuir a la mejora de la gestión de este singular espacio natural, que supone un símbolo para todos los tinerfeños, los canarios y los turistas que lo visitan». En su redacción, fruto de numerosas reuniones de trabajo, ha colaborado Jesús Arvelo Hermida, miembro del colectivo Salto a la Transición Ecológica, dentro del apartado de movilidad sostenible.

Correa manifiesta que una de las alegaciones más importantes es la relacionada con la creación de una tasa finalista, para los no residentes, que grave las visitas al Parque Nacional. «Sería una tasa, de la que estarían exentos los residentes, y su fin sería el de financiar todas aquellas actuaciones necesarias, tanto para la implementación del PRUG como para la creación de la batería de medidas que contiene el mismo. Es evidente que el Parque Nacional necesita partidas de financiación económica y material técnico y humano con el que llevar a cabo todas las medidas que se plantean», explicó.

De igual manera, y en el capítulo relacionado con el Plan de Movilidad Sostenible del PRUG, Nueva Canarias Tenerife plantea tres alternativas a la creación de lanzaderas de guaguas que, a su vez, sirviesen como infraestructuras para albergar los vehículos privados. «La primera mantendría los dos intercambiadores de la zona sur, en Vilaflor y Guía de Isora, pero retiraría el proyectado en El Portillo. Consideramos que este último es un emplazamiento erróneo, por encontrarse dentro del propio Parque Nacional, y proponemos subdividirlo en dos de menor capacidad, uno en Aguamansa (La Orotava) y el otro en La Esperanza (El Rosario)».

«De esta forma –prosigue Correa– se reducirían considerablemente las distancias a recorrer en vehículo privado, ya que estos se quedarían en Aguamansa, ahorrando los 13 kilómetros restantes hasta El Portillo, y en La Esperanza, impidiendo que los turismos hagan otros 36 kilómetros hasta el lugar designado inicialmente por el PRUG para los vehículos que accedan por la cara norte».

Esta última alternativa «aportaría también la ventaja de convertir los núcleos poblacionales y zonas aledañas a Aguamansa y El Rosario en lugares ideales para realizar turismo gastronómico, rural o comercial, ya que en El Portillo no existiría esa posibilidad y construir un intercambiador de transportes supondría un grave impacto visual para el propio Parque Nacional», explicó.

En la segunda opción que reflejan las alegaciones de NC se recoge «que los intercambiadores contemplados en la fase inicial del PRUG se sitúen en los márgenes de la TF-1 y la TF-5. Esta posibilidad evitaría la intromisión del vehículo privado en las carreteras secundarias que recorren las medianías y zonas altas reduciendo aún más la contaminación. Esos futuros intercambiadores, además, podrían aprovecharse para el resto del transporte público de la isla. Nuestra propuesta es que el del Norte se ubique en la zona de El Ramal, posibilitando un lugar donde dejar el coche y coger el transporte público o incluso que sirva como punto de partida para un carril BUS-VAO hacia el área metropolitana. Esta vía optimizaría la inversión pública combinándola con la política de movilidad insular».

La tercera de las vías propuestas por NC en sus alegaciones sería la de «prescindir de estos intercambiadores de transportes para crear puntos de partida en núcleos turísticos y municipios con la salida, desde los actuales intercambiadores de guaguas, de líneas directas hacia el Parque Nacional».

El documento presentado por NC también propone la ordenación de los usos relacionados con la observación astronómica en horario nocturno, «para facilitar, en todo momento, la identificación de los practicantes de dicha actividad dentro de los límites del Parque Nacional y evitando que se produzcan congregaciones nocturnas con otras finalidades».

Del mismo modo, las alegaciones de la formación canarista de progreso hacen referencia «a la creación de cauces para propiciar la participación ciudadana antes de la redacción del PRUG definitivo. Entendemos necesaria la creación de canales institucionales con la finalidad de que la colectividad que reside, trabaja, comercia, se educa, se relaciona, practica deporte, se divierte o pasea en el ámbito ordenado por el PRUG puede expresar también sus ideas y aportaciones».

«Echamos de menos en la redacción del PRUG referencias a los equipamientos, personales y materiales, que se destinarán a implementar el cumplimiento del mismo. Queremos un PRUG que no quede vacío de contenido y que cuente con la asignación de medios materiales y personales específicos, ya que el documento actual no aporta ningún estudio de la demanda de equipamientos para desarrollar las actuaciones previstas».

Por último, Correa también solicita «que se tengan en cuenta las alegaciones realizadas, hasta la fecha, por las federaciones y asociaciones deportivas». Para tal fin considera necesario la creación de «mesas de trabajo que articulen las necesidades, demandas y opiniones de dichos colectivos con el fin de que sus demandas puedan ser tenidas en cuenta tanto por la Comisión de Parques Nacionales como por los órganos gestores de los Parques Nacionales en Canarias», concluyó.