Administración local Canarias ECONOMÍA E INDUSTRIA Negocios POLÍTICA Política Económica Servicios públicos SOCIEDAD TENERIFE UNIVERSIDAD

EDUCACIÓN | Las dos universidades canarias formarán al personal técnico de Madrid a cargo de los Programas de Parentalidad Positiva 

EBFNoticias |

Las dos universidades públicas canarias, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y la Universidad de La Laguna (ULL), han firmado un contrato de investigación con el Ayuntamiento de Madrid para impartir formación y hacer seguimiento del programa psicoeducativo de parentalidad positiva que personal técnico de la corporación madrileña desarrollará para apoyar a familias con menores beneficiarias de programas de garantías de ingresos. El objetivo de esta intervención psicosocial y educativa es mejorar la autorregulación parental y las estrategias de crianza, entre otras cuestiones.

El personal investigador de las dos universidades canarias lleva años desarrollando un programa denominado «Crecer Felices en Familia», que desde 2009 ha sido aplicado por la comunidad autónoma de Castilla y León con resultados positivos contrastados científicamente. El acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid servirá para desarrollar una segunda versión de dicho programa, mucho más adaptada a los cambios sociales que se han producido en la última década en el ámbito familiar y social.

El equipo responsable de «Crecer Felices en Familia II» está coordinado por la catedrática emérita del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación María José Rodrigo López, por parte de la Universidad de La Laguna; y Juan Carlos Martín Quintana, profesor titular del Departamento de Educación, por parte de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Ambos tienen una sólida trayectoria en investigación e intervención sobre parentalidad positiva y, por ejemplo, forman parte del equipo de trabajo responsable del programa «Familias en positivo» del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y la Federación Española de Municipios y Provincias. En dicho equipo participan siete instituciones académicas y la profesora Rodrigo es su coordinadora.

El equipo interuniversitario que trabaja en esta iniciativa está compuesto por doce personas que se encargarán, entre otros cometidos, de diseñar y crear los materiales utilizados por el personal técnico municipal, que incluyen tanto manuales como vídeos e imágenes; impartir a dicho personal la formación necesaria para que pueda desarrollar sus funciones; y realizar una evaluación continua del programa desde su puesta en marcha hasta la finalización del contrato, en diciembre de 2023.

La nueva versión de este programa de intervención psicosocial se diferencia de la primera, de 2009, en que incorpora cuestiones relacionadas con la parentalidad digital, con el objetivo de que los progenitores aprendan a regular el uso que hacen de Internet sus hijas e hijos, además de conocer qué recursos educativos hay disponibles para familias en la red. También se ha revisado el proyecto para atender a los diferentes modelos de familias, con especial atención a diferencias de origen, cultura, discapacidad e igualdad de género, todo ello bajo el paradigma de la inclusión social.

La fase de formación del personal técnico municipal tutorizada por los especialistas de las universidades públicas canarias se desarrollará a lo largo del mes de septiembre de 2022, ya que está previsto que la intervención con familias comience en octubre. Además, durante todo el periodo de duración del programa, el equipo universitario realizará un seguimiento intensivo de su aplicación, mediante la obtención de datos necesarios para la investigación, evaluación y actualización del programa.

En cuanto al desarrollo en sí de la intervención con las familias, tiene una orientación eminentemente práctica para que sus participantes experimenten el entrenamiento de pautas concretas de actuación e interacción. Tendrá una versión domiciliaria que aprovecha las rutinas diarias de las familias como fuentes de experiencias para el aprendizaje, y una modalidad grupal, de unos 15 participantes, con personal facilitador que guía a padres y madres por un proceso de análisis y reflexión personal, con técnicas como los diálogos simultáneos, la discusión dirigida, el trabajo en pequeños grupos, el estudio de casos, los juegos de rol, video-fórum, fantasías guiadas, etc.