FIRMAS Salvador García

FIRMA | Inyección para la depuradora | Salvador García

A cuestas con la Estación depuradora de aguas residuales (EDAR) del Puerto de la Cruz, mejor dicho, del Valle de la Orotava, una infraestructura fundamental para mejorar la calidad medioambiental, ejecutada en los años noventa del pasado siglo y que claramente resulta insuficiente para la la recogida y posterior depuración de todas las aguas residuales de la comarca, como hemos precisado.

Sabido es que este tipo de informaciones no suele interesar mucho pero  es de gran importancia. Ahora, la EDAR vuelve a ser noticia que, sobre el papel, es un notorio avance para su funcionamiento a plenitud. El Gobierno de España, en efecto, ha autorizado una nueva modificación del Convenio de Gestión Directa de la sociedad mercantil estatal ACUAES, que incluye la incorporación de nuevas actuaciones en todo el territorio nacional y entre las que se encuentran las obras que la citada sociedad está desarrollando en el Valle de la Orotava. Este nuevo convenio incluye las obras de ampliación y remodelación de la depuradora comarcal en las que se invertirán 25 millones de euros.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha indicado que esta modificación  del convenio permite la ampliación de las obras en la EDAR de Puerto de la Cruz, que forman parte de un paquete de «inversiones que supondrá una mejora indudable en el tratamiento de aguas en la isla, que situarán a Tenerife en unos niveles de depuración de aguas residuales no menos del 90% y dar un salto cualitativo y cuantitativo importante para evitar las sanciones que está recibiendo el Gobierno de España, precisamente, en el caso de Tenerife, por el tratamiento no adecuado de las aguas residuales».

Por otro lado, el Consejo Insular de Aguas de Tenerife está redactando el proyecto de la remodelación y ampliación de la depuradora comarcal del Valle de La Orotava desde el 1 de abril. «Solamente la redacción de este proyecto tiene un coste superior a los ciento ochenta y ocho mil euros y se prevé que esté finalizado en octubre de este año. Será el documento de base que servirá para firmar el correspondiente convenio del Cabildo y el Consejo Insular de Aguas con ACUAES para proceder a la ejecución de la remodelación y ampliación de la depuradora del valle de La Orotava siguiendo la misma experiencia que en otras zonas como Granadilla, Arona, San Miguel, Guía de Isora, Santiago del Teide, La Matanza, La Victoria y Santa Úrsula donde ya se están ejecutando obras tanto de saneamiento como de depuración en la mayoría de estos municipios», explicó el presidente del Cabildo tinerfeño.

En este sentido, desde el 2 de marzo se están ejecutando obras en colectores principales especialmente en La Orotava y en Los Realejos que son las zonas más deficitarias en red de saneamiento, por importe de nueve millones seetecientos veintiún mil euros. Estas actuaciones fueron adjudicadas a la Unión Temporal de Empresas (UTE) construcciones Daltre-Martín Casillas y está previsto que finalicen antes de diciembre de 2023.

El alcalde del Puerto de la Cruz, Marco González, ha valorado el trabajo que se viene realizando desde las distintas administraciones para que esta infraestructura tenga muy pronto tanto proyecto como financiación. «Agradecemos –dijo- que las administraciones insular y estatal hayan hecho suya esta necesidad prioritaria para todo el Valle y nuestra ciudad que es un paso vital para lograr afrontar los retos del saneamiento y de la reutilización de agua con todas las garantías».

La novedad de esta ampliación es que permitirá que todas esas aguas residuales puedan regenerarse para riego agrícola. El proyecto contempla la ampliación del tratamiento de las aguas de los actuales 6.700 m³/día a 10.000 m³/día en una primera fase dejando prevista una segunda fase de otros 10.000 m³/día.

«La estrategia estriba en construir en los terrenos adyacentes a la actual EDAR de Punta Brava unas nuevas instalaciones para que entren en funcionamiento a su terminación y seguidamente demoler la planta existente para construir sobre ella otra nueva instalación que completará los 20.000 m³ al día. Esta planta contemplará los más modernos sistemas de desodorización aunque todo el proceso de la planta estará encapsulado tal y como se ha hecho en la EDAR del valle de Güímar y se está haciendo en la EDAR Santa Cruz», ha indicado el consejero insular de Desarrollo sostenible y Lucha Contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez Medina.

«El gran beneficio es que todo el agua depurada se podrá colocar en el mercado agrícola y permitiendo lograr un vertido cero en la costa tal y como está también previsto en las siete depuradoras que actualmente se están ejecutando la isla», explicó el consejero.

En el plan hidrológico de Tenerife, actualmente en fase de aprobación,  está previsto que estas aguas puedan distribuirse desde la zona de El Rincón hasta la isla baja.

Recordemos que el modelo de saneamiento del Valle de La Orotava se compone de un conjunto de infraestructuras que conforma el Sistema Territorial de Saneamiento homónimo, que permite que las aguas residuales de los municipios de Puerto de la Cruz, Los Realejos y La Orotava sean colectadas y transportadas hasta la EDAR del Valle de La Orotava, ubicada en el sector Punta Brava del Puerto de la Cruz, donde se realiza el tratamiento de depuración y regeneración del agua depurada par su reutilización en las zonas agrícolas desde La Orotava hasta Buenavista incluidos.

Este nuevo acuerdo complementa y amplia el plan de saneamiento y depuración que ACUAES está desarrollando en la isla en base al convenio suscrito con el Cabildo Insular de Tenerife y el Consejo Insular de Aguas de Tenerife, que prevé una inversión de ciento setenta millones de euros, cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER 2014-2020, dentro del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE). ACUAES anticipa la financiación de las obras en su totalidad, siendo recuperado el 50 por ciento del Cabildo en un plazo de veinticinco años, a contar desde que lleguen a su término los trabajos, y asume, igualmente, la contratación y ejecución de las obras, además de la dirección y gestión hasta completar su finalización mientras la operación y mantenimiento de las instalaciones serán a cargo del Consejo Insular de Aguas de Tenerife.

Lo dicho, una decisión que es todo un avance. Lo importante es que los responsables de las administraciones públicas implicadas lo impulsen y hagan el seguimiento correspondiente para el cumplimiento de plazos y para que el funcionamiento sea contrastado cuanto antes. Están en juego la protección del medio ambiente, la mejora de la productividad agrícola y la supresión de la contaminación del medio marítimo. Sustantivos objetivos que no son para tratarlos con ligereza.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario