FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | En busca de pensiones estables | Salvador García Llanos

Atención, jubilados y todos aquellos en edad de merecer. En septiembre, cuando se reanude la actividad política, habrá un asunto que interesará: la reforma del sistema público de pensiones, tras la subida gradual de la edad de jubilación, el aumento de la cuantía de las pensiones en base al Índice de Precios al Consumo (IPC) y la penalización de las jubilaciones anticipadas son los antecedentes de medidas a la que sucederán otras para consolidar dicha reforma.

Una de ellas consiste en el denominado ‘Mecanismo de equidad intergeneracional’. ¿Para qué sirve? Se trata, conceptualmente, de un mecanismo que viene a sustituir al ‘Factor de sostenibilidad’ pero el objetivo es el mismo: garantizar la financiación de las pensiones. En este caso el esfuerzo por rellenar la famosa hucha de las pensiones será compartido entre generaciones. ¿Qué significa esto? Pues que los trabajadores en activo financiarán en sus cotizaciones las pensiones de los jubilados.

El aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población se encuentran detrás de esta necesidad de esta especie de financiación solidaria intergeneracional. Y para poner en marcha este Mecanismo de Equidad se tendrán en cuenta los informes de envejecimiento de la Comisión Europea.

Pero, a lo que vamos: ¿cómo afecta esta medida a jubilados, trabajadores y empresarios? Sí, porque en este caso las empresas también forman parte de esta financiación. El Mecanismo de Equidad Intergeneracional garantiza que los jubilados puedan seguir cobrando su pensión y evitar el recorte de pensiones sea cual sea el escenario económico. Este mecanismo reactiva el conocido Fondo de Reserva de la Seguridad Social, lo que se denomina coloquialmente ‘hucha de las pensiones’ y se irá financiando entre los años 2023 y el 2032. La diferencia con el anterior Factor se sostenibilidad radica en que ahora la medida actúa sobre las cotizaciones y no sobre las prestaciones. Y aquí entran en juego trabajadores y empresarios.

El sitio web pluesesmas.com,  la nómina de los trabajadores se encontrará con un incremento del 0,6 % en su cotización por contingencias comunes. El reparto de este esfuerzo económico es entre la empresa y el trabajador, al menos sobre el papel. Un 0,5 % de ese incremento lo asumirá la empresa y un 0,1 % lo asumirá el trabajador. Veremos en quién recae finalmente el coste, pero en cualquier caso el objetivo es que para 2033 el Fondo de Reserva cuente con unos cincuenta mil millones de euros.

Después de los apuntes de tranquilidad ofrecidos por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, preocupado, como es de suponer, por el crecimiento de la inflación, insiste en la idea de que la subida de las pensiones seguirá vinculada al IPC sea cual sea el escenario económico con el que nos encontremos a corto y medio plazo. Dicho en otras palabras: los jubilados verán cómo su pensión sube cada año.

Pero la reforma de las pensiones no ha terminado, de ahí que haya que prestar atención a las disposiciones que se avecinan. Entre esas medidas se está valorando el destope (término complemente inusual) de las cotizaciones máximas, que afecta a un 15 % de los jubilados. Esos afortunados jubilados que cobran unos dos mil ochocientos euros  mensuales de pensión. La propuesta es quitar el tope o el límite máximo de cotización que ahora está en cuatro mil ciento treinta y nueve, con cuarenta euros. ¿Qué implica eliminar ese tope? Pues una inyección de ingresos a corto plazo que ayudaría a garantizar la estabilidad del sistema de pensiones públicas.

Este destope, que aportará liquidez a las cuentas públicas, no sirve por sí solo para mantener el sistema de pensiones público. De ahí en la insistencia en el resto de las medidas de la reforma de las pensiones, algunas de las cuales son bien conocidas. La principal, sin duda, es ajustar la edad efectiva de jubilación a la edad legal de jubilación, con todas esas penalizaciones a la jubilación anticipada y las bonificaciones a la jubilación demorada.

En septiembre comprobaremos si se produce el alcance de estas disposiciones.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario