FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Estímulos para animar la lectura | Salvador García Llanos

La biblioteca pública municipal ‘Tomás de Iriarte’, en el Puerto de la Cruz, es una de las cinco canarias distinguidas con el premio María Moliner a su proyecto de animación a la lectura. Las otras cuatro bibliotecas agraciadas son la la biblioteca pública municipal de la Villa de Candelaria (Tenerife), la Red Municipal de Bibliotecas de La Palma, la biblioteca pública municipal Ernesto Rodríguez Abad de Los Silos (Tenerife) y la biblioteca pública municipal de San Andrés y Sauces (La Palma).

Según las bases de la convocatoria del Ministerio de Cultura y Deporte, el premio comporta una recompensa que asciende a los trece mil ochocientos ochenta y nueve euros.

Esta nueva edición ha reconocido a los mejores proyectos de animación a la lectura realizados por bibliotecas de municipios de menos de cincuenta mil habitantes y dirigidos a todos los vecinos, especialmente a colectivos con dificultades para el acceso a la lectura.

El programa, financiado por el Ministerio de Cultura y Deporte, cuenta con una inversión total de 1,1 millones de euros. Los mejores proyectos han sido galardonados con 2.777 euros a cada una de las 370 propuestas seleccionadas de un total de 547 presentados que destinarán la cuantía a la compra de libros o publicaciones periódicas.

El objetivo de la campaña es, siguiendo el ideal de la propia María Moliner, que cualquier lector en cualquier lugar pueda conseguir el libro que le interese, según explica el ministerio.

No es la primera vez que la biblioteca portuense obtiene un galardón de estas características. Ya tiene doce en su haber. En 2018, un trabajo de Matilde Perera, Fernando Viale y Ricardo Ritcher, titulado “Amor entre renglones y pentagramas”, mereció la distinción.  El jurado valoró, precisamente, la eficiencia en la administración de los recursos de la biblioteca así como el esfuerzo realizado en función de sus recursos disponibles, la colaboración con centros educativos y otras entidades con los diferentes agentes socioculturales del municipio, además del fomento de la convivencia intercultural.

Han perseverado los responsables de la biblioteca pública municipal Tomás de Iriarte y este nuevo galardón viene a impulsar su quehacer. Cabe congratularse a sabiendas de que esa tarea sirve para estimular la lectura.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario