ANIMALES Fauna Sanidad SOCIEDAD

SALUD | Con la llegada del calor la presencia de plagas aumenta en viviendas y comunidades de propietarios

EBFNoticias | 

Con la llegada del calor, la presencia de plagas en las ciudades aumenta y por tanto las comunidades de propietarios y las viviendas particulares se ven afectadas de forma intensa.

Las plagas más comunes son de cucarachas, hormigas, ratas y ratones y, últimamente, la aparición de nidos de avispas en fachadas.

En Canarias existen dos tipos de cucarachas, la Periplaneta americana, una especie que vive en alcantarillas, cuartos de contadores, sitios donde el calor y la humedad son elevados. Aunque nos las podemos encontrar de día, son de hábitos nocturnos y suelen afectar a las partes bajas de la ciudad, que por correntía dentro de las redes de alcantarillado son más propensas a mayor cantidad de cucarachas.

De forma coloquial se las conoce como salemas y vuelan, por lo que no es de extrañar poderlas encontrar en pisos altos de las comunidades.

La Blatea germánica, comúnmente llamadas cucarachas inglesas o chiripas, se cree que su origen son sacos de semillas traídos de Inglaterra.

Suelen ser las habitantes de cocinas y cuartos de baño, más presentes en el sector de la hostelería y, al contrario que la anterior especie, de muy rápida reproducción y también de hábitos nocturnos u oscuridad.

Sobre las primeras, es importante no acumular embalajes de cartón, por lo que al llegar a casa con la compra tendremos que deshacernos de los cartones de los brick de leche, cervezas, etcétera.

Las cucarachas necesitan calor y humedad, por lo que habrá que tener en cuenta no dejar recipientes con agua si dejamos la vivienda por un tiempo, y tapar los desagües de lavabos, bañeras y bidés si nos vamos de vacaciones o la casa va a estar cerrada. Igualmente, un local cerrado en el que no se tira de la cisterna durante un tiempo, o que acumula restos de obra, papeles… es seguro que aparecerán. Hay que tener en cuenta que estas cucarachas se alimentan de celulosa e incluso de la ropa que podamos tener en un trastero.

El principio básico frente a toda plaga es la limpieza, sea para cucarachas, hormigas, moscas o ratas.

Nueva plaga de hormigas

Existen dos tipos de hormigas en Canarias, la hormiga común, más presente en jardines, y la hormiga faraón (Monomorium pharaonis). Esta plaga es más reciente, y ha entrado en tierra de macetas, cultivos o en sacos de tierra que se venden en tiendas e invernaderos. Aunque son omnívoras prefieren alimentos ricos en proteínas.

Para controlar con éxito a las hormigas faraón es necesario destruir los nidos, una tarea difícil, porque muchas veces están situados en lugares inaccesibles. Las medidas de control más eficaces incluyen un tratamiento meticuloso con insecticidas para conseguir que todos los insectos se expongan a la sustancia tóxica en un periodo de tiempo corto. La mejor forma de conseguirlo es colocando cebos, aunque en determinadas situaciones puede ser necesario realizar tratamientos con insecticidas para un control rápido de las hormigas o establecer tratamientos perimétricos que impidan su inmigración.

Al ser islas, tenemos la ventaja de que las plagas están bastante controladas y existe un control exhaustivo en los puertos, que es por donde nos llegan las mercancías, pero las personas podemos ser vectores de introducción de plagas, si nos vamos de vacaciones y compramos una especie de planta del lugar que visitamos, y la traemos a la isla.

¿Hay más ratas que antes?

Los roedores son, en muchos casos, controlados por campañas de desratización organizadas por ayuntamientos. No obstante, a causa de la suspensión de estas actuaciones con motivo de la pandemia, ha aumentado su presencia. Esta queja es bastante habitual en Santa Cruz, en donde se echan de menos campañas como las que se hacían antes contra cucarachas y roedores.

Cierto es que también algunos vecinos contribuyen con algunas actitudes a esta presencia de ratas, cuando dejan las bolsas de basura en cualquier lado e incluso las tiran desde las ventanas, como señala una administradora de fincas. Y, de nuevo, los locales sin uso en los bajos de algunas comunidades empeoran la situación. A veces, el problema está en los jardines.

En el caso de las comunidades de propietarios se recomienda un tratamiento general contra plagas que incluya desinsectación y desratización.

Una administradora de fincas consultada confirma que así es como ha solventado la presencia de plagas de ratas y cucarachas en comunidades que gestiona: “aprobamos un plan de desinsectación y desratización, que se realiza cada tres meses. Se lleva el tema a Junta, y se aprueba el gasto”. Aunque también comenta a modo de anécdota que hay una comunidad con jardines que está controlando las ratas con gatos enormes.

Nidos de avispas

Las avispas viven en tierra o grietas, por lo que suelen aparecer donde se realizan obras, donde hay movimiento de tierra. Cuando se instalan en una fachada, parecen un pegote de barro. Hay que cerciorarse de que se trata de avispas (y no abejas, que están protegidas), no manipular en ningún caso el avispero, y no llamar a los bomberos, sino a una empresa de desinsectación.

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario