FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Ángel Acosta Martín, el artista (por su nieta) | Salvador García Llanos

Ángel Jalo Acosta Martín no es solo la Virgen del Carmen del Puerto de la Cruz. Su nieta, María Acosta Curto, periodista, residente en Tortosa, descubrió ante los portuenses que casi llenaron anoche el salón de plenos del Ayuntamiento -el mismo sitio donde hace años fue distinguido con el título de Hijo Predilecto del municipio-, la enorme dimensión artística de una figura irrepetible que fue desgranando su producción en distintas facetas a lo largo de toda una vida.

María, en la segunda entrega del ciclo de historia local que promueve el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC) en cada cita de las Fiestas de Julio, nos acercó, con abundancia de imágenes fotográficas y reproducciones, a un quehacer inagotable caracterizado en todo momento por la sutileza. Lo regó en la escultura, en la pintura y en la originalidad mobiliaria. La obra de Ángel Acosta Martín luce, primorosa, en Catalunya, Levante, Francia y algunos países iberoamericanos.

Su nieta, después de detallar algunos aspectos biográficos, describió la evolución de su obra. De los rasgos rectilíneos a las filigranas de varias tallas. El trabajo paciente y concienzudo. El artista, digamos que por antonomasia para los portuenses, en lo sacro y fuera de este ámbito, se esmeró en cada obra y en cada conjunto con la sensibilidad de la que solo gozan los elegidos.

De modo que no es solo la talla de la Virgen, su singular rostro femenino y su peculiar mirada al horizonte complementada por la figura de su niño acompañante, sino una variada producción que refleja el esmero del desempeño de Acosta, estudiado y diseccionado por una nieta, criada y curtida entre talleres, golpes de cincel y pinceladas, viendo y escuchando al abuelo, aprendiendo en cada gesto, asimilando cada rasgo y el trato delicado de la materia, con la peculiar visión del artista.

Habrá que agradecerle todo eso que desconocíamos, el acercamiento a toda esa obra que nos permite hablar de que Ángel Jalo Acosta Martín es algo más que la inigualable Virgen de Carmen de su localidad natal.

Jalo ya es, para los portuenses, el artista.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario