FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

OPINIÓN | Empresarios y representantes sindicales | Juan Miguel Munguía

Juzgados de Santa Cruz

Una reciente sentencia del Tribunal Superior de Andalucía, condena a un empresario a pagar 90.000 € a dos trabajadores a los que humilló delante de otros compañeros.

Los damnificados eran representantes sindicales y el jefe convocó una asamblea en la que los señaló y atacó personalmente como causantes de las modificaciones laborales que debía introducir, con el único propósito de revocar sus mandatos, lo que finalmente consiguió.

El empresario utilizó expresiones como “el sindicato es igual a precariedad laboral”, “los representantes de los trabajadores no han sido capaces, con lo cual necesitan ayuda de aquí dentro, yo de fuera no la voy a consentir», «aquí todos vamos a perder con esto, va a haber sangre para todos, pero para todos los que están aquí, no se va a librar nadie». Nombraba expresamente a los representantes sindicales con referencias del tipo “los que estáis aquí afiliados estáis pagando las cuotas del sindicato” “vais a pagar la corrupción de Andalucía, es así de triste», o incluso diciendo “volvamos a la situación que teníamos y deshagámonos del sindicato, con una dimisión por parte de los representantes legales y volvamos a la situación que teníamos y os garantizo vuestros puestos de trabajo, no soy vengativo”.

La sentencia recoge que se trata de un ataque al derecho fundamental a la libertad sindical y a la integridad moral de los representantes sindicales, dentro del entorno laboral y el daño patrimonial que ha supuesto la pérdida definitiva de su trabajo, elevando la cuantía de la indemnización para darle una finalidad disuasoria, no solo respecto a los dos trabajadores afectados, sino también respecto a todos los trabajadores de la empresa, porque la conducta empresarial atendida su gravedad, merece un superior reproche económico al empresario.

munguia@munguiaabogados.com

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario