FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Tratamiento y gestión de los residuos | Salvador García Llanos

Hubo un tiempo en el que las reuniones, más o menos periódicas, entre representantes del Ayuntamiento y agentes sociales del Puerto de la Cruz, para tratar cualquier asunto pero principalmente los de ámbito turístico, tenían como factor preponderante la limpieza pública, la calidad de los servicios de recogida de residuos y todo lo que la rodeaba. Casi no había otras quejas.

Ahora el debate es otro. O, por lo menos, se enfoca de distinta manera. El Consorcio Urbanístico para la Rehabilitación Turística de Puerto de la Cruz, que cuenta con la participación del Cabildo de Tenerife, Gobierno de Canarias y Ayuntamiento portuense, ha mantenido recientemente un encuentro con profesionales hoteleros, de restauración y catering, para informarles sobre la nueva Ley de Gestión de Residuos y Economía Circular e impulsar acciones entre el sector público y privado que mejoren el tratamiento de residuos en el municipio. Casi treinta profesionales recibieron información sobre esta norma y su aplicación: se trata de cómo se debe afrontar la gestión sostenible de los biorresiduos generados en la ciudad turística.

El consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el cambio climático del Cabildo de Tenerife, Javier Rodríguez Medina, destacó durante la sesión que “la información es fundamental para conseguir los objetivos de sostenibilidad. Por ello son muy importantes citas como esta en la que, de primera mano, se solucionen dudas y se propongan alternativas y soluciones”. El consejero, además recordó que “recientemente se ha aprobado la ley nacional sobre residuos y suelos contaminados, un documento fundamental al que, desde todos los sectores productivos tendrán que mirar, porque la gestión de los residuos no puede seguir siendo igual que hace cuarenta años”.

La concejala de Bienestar Comunitario, Acción Educativa y Prácticas Saludables, Flora Perera; el gerente del Consorcio Urbanístico, Fermín García; y la gerente de la concesionaria del servicio de recogida de residuos de Puerto de la Cruz, UTE SUFI-TARAJAL, María José Baute, participaron también en este encuentro, en el que Flora Perera, dio las claves de los procesos administrativos que se realizan en el municipio para adaptarse a la nueva ley de residuos, que conlleva el trabajo conjunto de distintas áreas municipales y también del sector privado.

Esperemos que en ese trabajo exista también un apartado dedicado a la sensibilización ciudadana. Porque es muy necesaria una respuesta cívica que suplemente la acción que se acometa desde las administraciones. No vale solo con aceptar sin más la prestación del servicio sino de contribuir activamente a facilitarla para que luzca y todos salgamos ganando. Ese es el espíritu de la ley. Por poner un ejemplo, de poco sirven los horarios que avisen del tiempo de recogida si no se respetan.

El gerente del Consorcio, Fermín García, aclaró que “aunque son muchos los aspectos que recoge la nueva Ley de Residuos, existe uno que afecta principalmente al sector empresarial, como es la obligación de separación de los denominados ahora como biorresiduos, llamados comúnmente residuos orgánicos. Dentro de este contexto, son diversos los detalles que resultaba necesario abordar con el sector para seguir impulsando un destino turístico más sostenible, algo en lo que viene trabajando el Consorcio Urbanístico y el ayuntamiento”.

El encuentro, enmarcado en el Programa de Impulso de la Calidad en el que participan el consistorio y la organización empresarial Ashotel, ha de servir para que el sector turístico portuense sea sensible y se acerque a la excelencia en el tratamiento de los residuos. La gestión, por tanto, importa mucho y todos estamos obligados a mejorarla.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario