Administración local ECONOMÍA E INDUSTRIA LA LAGUNA Obras POLÍTICA Política Económica Servicios públicos SOCIEDAD TENERIFE TRANSPORTES Y COMUNICACIÓN

LA LAGUNA | Sí se puede e IU rechazan la variante de la TF-5 por ser una «megainfraestructura destructiva que no resuelve ningún problema de tráfico»

Ambas formaciones defienden que los problemas de movilidad en Tenerife no se arreglan con más carreteras, sino con mejoras en el transporte público

EBFNoticias | 

Sí se puede e Izquierda Unida rechazan la variante de la TF-5 a su paso por La Laguna, un plan que consideran «una megainfraestructura destructiva que no resuelve ningún problema de tráfico ni los descomunales atascos que se producen en la ciudad debido a la insostenibilidad del modelo de movilidad vigente en la Isla, que hace aguas por todas partes».
Ambas organizaciones defienden que los problemas de movilidad en Tenerife no se arreglan con más carreteras, sino con mejoras en el transporte público y exigen la ampliación del plazo de alegaciones para ofrecer garantías democráticas a una ciudadanía que necesita tiempo para estudiar el proyecto y ofrecer las alternativas, que existen, frente a la propuesta de utilizar la vía de servicio en el lado norte del aeropuerto y la rambla sobre la actual autopista para darle continuidad a la ciudad hacia el sur.
Coinciden también en que es necesario ampliar y mejorar el servicio de guaguas y crear carriles guagua-VAO, aspectos esenciales que se puede hacer en este y en otros casos en la Isla, al tiempo que subrayan que no tiene sentido derrochar más de 350 millones de euros de fondos públicos en trasladar el atasco que pretende resolver a un cuello de botella un poco más allá, mientras la ciudadanía afronta una crisis de la que estamos tratando de salir después de la pandemia y cuando nuevos factores vuelven a evidenciar la vulnerabilidad y la dependencia de nuestro modelo económico.
«No es posible sostener por más tiempo un modelo para la Isla que mantiene la apuesta por seguir haciendo carreteras, y el nuevo aumento de coches aparejado, y, en paralelo, hacer declaraciones a favor de la lucha contra el cambio climático, la transición ecológica y la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030. Es la hora de abordar con decisión y liderazgo esta cuestión: Tenerife no aguanta una carretera ni un coche más y hay que actuar en consecuencia, abandonando los modelos desarrollistas concebidos para engrosar las cuentas de las empresas constructoras encargadas de ejecutar los proyectos», afirma Hugo Cejas portavoz de Sí se puede.
«Exigimos una clara e inequívoca apuesta de las instituciones públicas competentes por medidas que atiendan de manera multidisciplinar la problemática de la movilidad en Tenerife en su globalidad. No se pueden entender viables ni beneficiosos proyectos como la variante de la TF-5 si generan un innecesario e irreversible impacto ambiental y un perjuicio mayúsculo para la población afectada. Tampoco se entiende que, de manera limitada y cortoplacista, se acote al tramo metropolitano la problemática de la movilidad, cuando la ciudadanía residente en el norte de Tenerife la sufre diariamente a lo largo de toda la autopista», añade Cejas.
Precisamente, son los gobiernos que se llaman progresistas los que «deben impulsar una nueva cultura de la movilidad, basada en los intereses colectivos, del territorio compartido y del medioambiente; es la hora de pensar en el bien común. Proyectos como estos solo sirven para poner un parche en un momento determinado sin solventar las incidencias continuas en el tráfico de la población insular de Tenerife a un coste inmenso que no tiene fin, ya que aumentar la capacidad viaria hace que se pierda el efecto con el tiempo, ya que el piche llama el coche, convirtiendo el sistema en un círculo vicioso», añade Saúl Alberola como coordinador y portavoz de Izquierda Unida Canaria en Tenerife.
Los dos partidos progresistas, que forman parte del gobierno de La Laguna a través de la confluencia Unidas se puede, anuncian que el Gobierno de Canarias los tendrá enfrente de este macroproyecto injustificado que es la variante de la Tf-5 y que estarán activamente presentes en las iniciativas que se promuevan para la búsqueda de alternativas y en la defensa del patrimonio natural, arquitectónico, paisajístico, cultural, etc. frente a los planteamientos del modelo desarrollista y cortoplacista que sigue imperando en Canarias.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario