Salud Sanidad

SALUD | Un cuarto de la población que sufre cefaleas requiere asistencia médica

EBFNoticias |

El neurólogo de Hospiten Lanzarote, el doctor Javier Ledesma Velázquez, asegura que al menos la mitad de la población experimenta ocasionalmente fuertes cefaleas (dolor de cabeza), y un cuarto de la ciudadanía las sufre con tanta frecuencia e intensidad que requiere asistencia médica. Estos dolores de cabeza en numerosas ocasiones requieren la toma de fármacos y el abandono de las actividades laborales y familiares.

El especialista explica que el 90% de las cefaleas son de tipo tensional y migrañosas, afectando este último tipo hasta el 12% de la población, en concreto la prevalencia está en el 17% de mujeres y el 7% de los hombres. A pesar de ser un problema de salud que puede ser muy limitante, no suele estar causado por enfermedades graves, pero es conveniente realizar un estudio neurológico para descartarlas y para poner un tratamiento adecuado que permita mejorar la calidad de vida de los pacientes.

«Los principales aspectos que diferencian las cefaleas tensionales de las cefaleas migrañosas son: la localización, la intensidad y la cualidad del dolor; opresivo, pulsátil, ardiente, eléctrico, punzante, etc. Además, las migrañas normalmente se acompañan de síntomas que pueden producir muchas limitaciones, como las molestias extremas a la luz, intolerancia a los ruidos y accesos de náuseas o vómitos producidos por olores normales; un ambientador, olor a comida, o colonia, por ejemplo».

Desde el Servicio de Neurología de Hospiten Lanzarote se hace hincapié en que la mayoría de las cefaleas no se deben a una enfermedad grave como un tumor, sangrados intracraneales o ictus. «No se comprende totalmente el mecanismo que causa estos dolores de cabeza, pero se sabe que hay una alteración de la regulación que hace el sistema nervioso del dolor», afirma el especialista.

Entre las migrañas se distinguen dos tipos: migrañas con aura y sin aura. El «aura» son síntomas que aparecen antes que el dolor. Normalmente son síntomas visuales (destellos, luces o imágenes geométricas en movimiento, entre otros) que aparecen entre cinco y treinta minutos antes del dolor de cabeza. Las migrañas también pueden clasificarse según su frecuencia en episódicas, si se dan pocos días al mes, o crónica si su frecuencia es muy alta o diaria. En este último caso, es especialmente importante acudir a especialistas para intentar revertir la situación con tratamientos específicos y evitar complicaciones por tratamientos inadecuados o abuso de antiinflamatorios.

El especialista de Hospiten Javier Ledesma asegura que la migraña suele comenzar en la juventud, mientras que la cefalea tensional no tiene una edad preferente de inicio. Asimismo, informa que no es raro que coincida con una enfermedad neurológica. «Es cierto que es más común en pacientes con epilepsia», declara.

Para disminuir la posibilidad de tener dolores de cabeza se recomienda seguir una vida saludable: una dieta equilibrada, ejercicio físico moderado, evitar el alcohol y el tabaco. «También es especialmente importante tener horarios de sueño regulares y evitar el estrés», recalca el doctor.

Además, señala que, aunque algunos alimentos pueden desencadenar migrañas a algunas personas, de forma general no se recomienda ninguna dieta especial, ni eliminar ciertos alimentos para mejorar las migrañas. Solamente si un paciente relaciona de forma clara un alimento con sus migrañas, se recomienda evitarlo. De la misma manera explica que las migrañas tampoco guardan relación con el clima, pero algunos pacientes son susceptibles a los cambios climáticos bruscos o a estados climatológicos concretos.