INTERNACIONAL POLÍTICA

UCRANIA | Rusia abre otra negociación con 2.000 civiles muertos, 600.000 desplazados y un ataque en todos los frentes

EBFNoticias | Agencias |

Este jueves, cuando se cumple la primera del ataque de Rusia a Ucrania y las cifras ya elevan a 2.000 los civiles muertos y 875.000 refugiados han salido ya del país, esta ofensiva afecta al mundo entero, puesto que, al margen del temor a una expansión del conflicto, hay que sumar los efectos directos en  los precios del petróleo, el gas, el aluminio, el de la electricidad o el níquel.

Mientras el mundo entero observa la dureza del ataque ruso,  Moscú anunciaba este miércoles que acudirá a una segunda ronda negociadora que, a pesar de que estaba prevista para el miércoles, es probable que se lleve a cabo el jueves en Bielorusia, ya que la delegación de Ucrania debe trasladarse al lugar del encuentro. Los ucranianos, en todo caso, advierten que no están dispuestos a aceptar «los ultimátum» que ponen sobre la mesa los rusos, que piden la rendición.

Las sanciones del resto del mundo, según reconoce Rusia, están afectando a la economía, y está ya afectando a un sector de manera especial, como es la aviación, que debe afrontar un cierre de espacio aéreo en buena parte del mundo.  Por ejemplo, la suspensión de las actividades de Boeing y Airbus en Rusia es un duro golpe para las aerolíneas rusas, cuya seguridad de vuelo estará en última instancia en juego, informa AFP. Con los espacios aéreos europeo, canadiense y estadounidense cerrados a los aviones rusos, las sanciones han llevado a la suspensión de actividades por los dos principales fabricantes de aviones.

«De conformidad con las sanciones internacionales vigentes, Airbus ha suspendido los servicios de asistencia a las aerolíneas rusas, así como el suministro de repuestos en el país», indica el fabricante de aviones europeo.

A esto hay que sumar el anuncio de Biden, quien este miércoles ha asegurado que la prohibición de las importaciones de petróleo ruso en Estados Unidos como represalia por la invasión de Ucrania no está «fuera de la mesa».

«Nada está descartado», ha dicho el presidente.

Mientras, los combates siguen con bombardeos intensivos y muchos de ellos sobre zonas de población, con avances en Járkov y la capital. Rusia, con 400 bajas reconocidas, lanzó la pasada madrugada un ataque con  paracaídas sobre Járkov, la segunda ciudad del país, tras los bombardeos del martes con decenas de civiles muertos.

Ya han huido de Ucrania hasta ahora, más de 600.000 personas, según la ONU.