Administración local Cabildos Canarias ISLAS POLÍTICA Política Económica Protección civil Salud Sanidad Seguridad y Emergencias Servicios públicos Sucesos

LA PALMA | Sanidad comienza un estudio para analizar el impacto del volcán en la salud

EBFNoticias |

El director del Área de Salud de La Palma, Kilian Sánchez, la gerente de los Servicios Sanitarios de la Isla, Mercedes Coello, la investigadora del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, Cristo Rodríguez, y dos profesionales del Área de Salud, el médico de Atención Primaria Francisco Ferraz y la enfermera de Atención Especializada Carmen Daranas presentaron esta mañana en La Palma el comienzo de los trabajos del proyecto de investigación ‘Impacto en la salud de la población de la isla de La Palma durante la reciente erupción volcánica’.

Este estudio, que se integra en la Estrategia Sanitaria de Actuación Inmediata para la isla de La Palma, en el marco del Plan Especial para la Reconstrucción de La Palma en el que participan como investigadores colaboradores más de una docena de profesionales sanitarios de La Palma, analizará las consecuencias que puedan derivarse de la erupción del volcán de Cumbre Vieja en la salud de la población, haciendo un seguimiento de los pacientes participantes durante los próximos cinco años.

En la rueda de prensa se explicó que para llevar a cabo este trabajo, también conocido como ISvolcan, se ha seleccionado aleatoriamente una amplia muestra de población general adulta residente en los municipios de la comarca oeste, El Paso, Los Llanos de Aridane, Tazacorte y Puntagorda, frente a población de la comarca este, residente en Mazo, Santa Cruz de La Palma y San Andrés y Sauces. Con ello se busca garantizar la representatividad de los núcleos más expuestos y menos expuestos por distancia al volcán.

Desarrollo del estudio

Los responsables del estudio explicaron que los trabajos se desarrollarán en dos fases en las que se contará con la participación de alrededor de 2.700 personas de toda la Isla. La primera consistirá en un cuestionario de salud realizado por profesionales sanitarios de Atención Primaria, tanto de Medicina de Familia como de Enfermería, en los centros de salud de la isla y vía telefónica. En la segunda fase del estudio se realizará una prueba de función respiratoria o espirometría con la que se valorará la capacidad pulmonar. También se realizará una exploración física y un análisis de sangre para evaluar la presencia de metales pesados relacionados con la erupción volcánica.

La investigadora del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y miembro del equipo que desarrollará este trabajo, Cristo Rodríguez, señala que, a corto plazo, en el periodo más agudo, se espera detectar un aumento de síntomas respiratorios y por irritación de la vía aérea, aparte de síntomas derivados de la irritación de la piel y los ojos que pueden favorecer la aparición de dermatitis o conjuntivitis.

En esta línea, el trabajo evaluará la incidencia de esta sintomatología y complicaciones de salud en pacientes con enfermedades respiratorias previas a la erupción, como asma o bronquitis crónica, con un aumento en el uso de medicación con aerosoles, así como también se ha notificado a corto-medio plazo, desarrollo o empeoramiento de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión y un aumento asociado de la mortalidad global tras la erupción de un volcán.

Por su parte, el director del Área de Salud de La Palma, Kilian Sánchez, aseguró que “este estudio servirá para hacer un seguimiento muy estrecho a las personas que decidan participar en él y comprobar, así, los posibles efectos y cambios que se han podido producir en la salud de los vecinos y vecinas de La Palma a causa del volcán”.

Además, Sánchez informó de que se está trabajando en un convenio de colaboración con el Cabildo de La Palma mediante el cual la Institución insular aportaría alrededor de 21.000 euros para el desarrollo de este estudio.

Por último, la gerente de los Servicios Sanitarios, Mercedes Coello, animó a los vecinos y vecinas de los municipios en los que se tomará la muestra poblacional a participar en este estudio, “pues contribuirá a conocer cómo pueden afectar a medio y largo plazo las consecuencias del volcán en la salud de la población palmera que ha estado más o menos expuesta a la erupción”.