Canarias Parlamento Partidos POLÍTICA Política Económica Salud Sanidad Servicios públicos

SANIDAD | Rosa Dávila acusa al Gobierno canario de «mentir» sobre los quirófanos del Hospital del Sur

EBFNoticias |

La secretaria de Organización de Coalición Canaria de Tenerife y diputada nacionalista, Rosa Dávila, acusó hoy al Gobierno de Canarias de «mentir» a la población de la isla sobre los quirófanos del Hospital del Sur de la isla.

La diputada nacionalista denunció hoy en rueda de prensa que tanto los quirófanos como los paritorios y otros espacios de atención al paciente «no realizan en ellos actividades quirúrgicas hospitalarias pese a que el Gobierno de Canarias anunció en abril del año pasado que ya estaban operativos totalmente». «No funciona como un hospital», reiteró.

«Una infraestructura», prosiguió la diputada Rosa Dávila, «que en 2019 quedó lista para su apertura al 100% de su capacidad y que, lamentablemente se asemeja más a un Centro de Salud limitado y al que sólo acuden para consultas, siendo derivados a Santa Cruz para cualquier atención que vaya más allá».

La diputada nacionalista denunció además que «todas las operaciones se derivan al Hospital de La Candelaria pese a estar finalizados los quirófanos del Hospital del Sur desde 2019». Y mientras tanto, «el Gobierno de Canarias, en lugar de atender los consejos y recomendaciones que realizaban los profesionales sanitarios y gestores de anteriores etapas, optó por obviar una situación que en estos momentos ya resulta catastrófica».

Además, «ni se han incorporado profesionales a la Atención Primaria, ni tampoco al área hospitalaria, más allá de los que puntualmente lo hicieron para atender la actual crisis del COVID. Una atención del COVID que ha llevado al Servicio Canario de la Salud al límite de la insolvencia, tanto en recursos humanos como en capacidad de atención al paciente».

Reuniones

Los nacionalistas tinerfeños, debido a la situación que vive la isla, han comenzado una serie de reuniones analizar junto con el sector sanitario (colegios y asociaciones) el mayor impacto que la variante ómicron está haciendo en la población tinerfeña y también sobre la sanidad pública de la isla y sus profesionales. Además, desde CC de Tenerife se ha tomado la iniciativa con el claro objetivo de definir el Servicio Canario de la Salud que necesita la isla en el momento actual. La primera se produjo recientemente con el Colegio de Médicos de Santa Cruz de Tenerife.

En este sentido, Dávila denunció que el Gobierno de Canarias «no ha hecho más que improvisar» en materia sanitaria y «niega» la realidad que padecen tanto los profesionales como los pacientes. Una realidad que, según critican los nacionalistas tinerfeños, el Gobierno canario «se niega a ver» mientras la sanidad pública tinerfeña en centros hospitalarios y Atención Primaria «agoniza» ante la falta de médicos y personal sanitario, lo que supone un «golpe a los profesionales, pero también a la población».

La secretaria de Organización de CC de Tenerife reclamó al Gobierno canario que «no dé la espalda a esta realidad tinerfeña», ya que la falta de sanitarios está poniendo al borde del colapso al sistema sanitario y a sus profesionales, que se encuentran «desbordados». Una situación que además afecta directamente a la población, que ve como la administración «no garantiza su acceso al sistema sanitario».

«Ahora mismo existe una auténtica sensación de abandono por parte de los pacientes, tanto en aquellos con sintomatología Covid como los que tienen otro tipo de patología», lamentó.

En este sentido, criticó la «improvisación y la falta de liderazgo del Ejecutivo, que lo que han hecho es mirar hacia otro lado y no ver la realidad que parece Tenerife, con menos recursos sanitarios pese a tener más población y más casos positivos de Covid19 en Canarias».

Asimismo, denunció que «ha existido una total falta de previsión en Tenerife de los problemas y de planificación de las soluciones por parte del Gobierno canario. No se ha aprendido absolutamente nada de la pandemia actual para reorganizar el sistema de cara al futuro».

«Se sigue confundiendo y mezclando las funciones de Salud Pública y las asistenciales, quizás necesaria inicialmente, pero que ya se debían organizar de otra forma. Se asigna a la atención primaria muchas de las funciones de epidemiologia, que restan recursos para la atención de enfermos, covid y no covid, a una atención primaria ya de por si mermada y agravada por el aumento de la presión asistencial», explica la diputada.

«La falta de previsión en Tenerife y el exceso de complacencia del Gobierno autonómico por pretender demostrar el éxito de la vacunación, les ha llevado a iniciar el desmantelamiento de los equipos de rastreo, justo cuando comenzaba la sexta ola, sin que por enésima vez haya servido de ejemplo lo que estaba sucediendo en Europa. Esta situación, junto con el rápido crecimiento de los casos, ha generado un caos en la respuesta del sistema, que no ha hecho más que aumentar la presión en profesionales y población, con los consiguientes conflictos entre ellos».

Por todo ello, la secretaria de Organización de CC de Tenerife exige al Gobierno canario que aumente los recursos para atajar la sexta ola en la isla. «Urgen soluciones para evitar un colapso aún mayor del sistema sanitario público, y la primera medida debe ser aliviar la presión del personal sanitario de los centros hospitalarios y de atención primaria, así como, la de buscar una alternativa para reforzar la tarea de los rastreadores y la gestión de las bajas laborales», asevera.

Propuestas para Tenerife

Al igual que planteó el secretario general de CC en Canarias, Fernando Clavijo; y también desde el Grupo Nacionalista Canario; Dávila le exige al Gobierno que «ponga en marcha una mesa de trabajo en la que participen Gobierno, colegios profesionales, agentes sociales y económicos y las fuerzas políticas para trazar un «plan de actuación en el que podamos participar todos y en la misma dirección».

 «Es necesario que exista una mayor transparencia, coherencia y mayor impulso de medidas consensuadas para el control de la Covid19, además de un cambio de actitud en el Gobierno de Canarias y que adopte una posición de mayor diálogo y consenso, con mayor transparencia, para hacer frente a la pandemia del coronavirus y más específicamente a las consecuencias de esta sexta ola en Tenerife», explica la diputada.

En este sentido, recordó la voluntad constructiva que ha tenido tanto Coalición Canaria como el Grupo Nacionalista Canario «desde el minuto uno de la pandemia» para aportar desde la experiencia y el conocimiento medidas y propuestas que, de haber sido aplicadas, no nos encontraríamos hoy en la situación en la que estamos».

Por ello, insistió al Gobierno que lleve a cabo las medidas que planteará su formación en el Parlamento de Canarias para todas las Islas, y que incluirán entre otras, que se generen procesos participativos reglados de profesionales y usuarios, que permitan análisis de situación y áreas de mejora; reforzar los servicios de Salud Pública, diferenciando las tareas de planificación, protocolización y encuestas epidemiológicas de las asistenciales. En muchos casos, esas tareas no se precisan que sean sanitarias.

Asimismo, plantea retomar el proyecto de +AP, más Atención Primaria que se puso en marcha la pasada Legislatura y que su freno ha incidido negativamente en la gestión sanitaria; diseñas y protocolizar circuitos diferenciados y protocolizados para pacientes Covid asintomáticos y sintomáticos; automatizar al máximo los procesos que no precisen de la intervención del personal sanitario, garantizar los sistemas de renovación automática de medicamentos y garantizar el acceso de la población al sistema sanitario. «En estos momentos existe una verdadera percepción de abandono por parte de los pacientes, tanto de aquellos con sintomatología Covid, como los que tienen otro tipo de patología», reiteró.

Además, propone mejorar la atención telefónica, hay pacientes que pasan su aislamiento sin poder hablar con un médico, formar un equipo de rastreadores estable que dé respuestas a una población que se encuentra en una situación muy vulnerable y de desconcierto; e impulsar y reforzar los servicios de salud mental. Según los expertos consultados las consecuencias de pasar la Covid19, de manera aislado, con el remordimiento de haberse infectado, con el miedo a contagiar a sus seres queridos, con la incertidumbre de los efectos secundarios, etcétera… provoca en los pacientes situaciones de estrés en el mejor de los casos y de depresión en el peor; además de reforzar los instrumentos de comunicación porque el esfuerzo de la Consejería es, a día de hoy, en vano. «La gente no sabe ni dónde estamos ni a dónde vamos», sentencia.