FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

OPINIÓN | Extinción de la pensión de alimentos | Juan Miguel Munguía Torres

La falta de relación entre padre e hijo es una de las causas de extinción de la pensión de alimentos admitida por la jurisprudencia en algunos casos y siempre que se den determinadas circunstancias.

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra de fecha 27 de octubre de 2020 viene a ser un referente de la doctrina mantenida por el Tribunal Supremo. En esta sentencia el padre solicita la extinción de la pensión alimenticia de su hija mayor de edad por la falta de afecto, trato y relación. El pacto vigente era que el padre le pagaría alimentos hasta su mayoría de edad y hubiera alcanzado una cualificación profesional.

Como recoge la sentencia, el derecho de alimentos del hijo mayor de edad continuado o sobrevenido a la ‘extinción de la patria potestad conforme al artículo 93.2 del Código Civil se apoya fundamentalmente en lo que la doctrina civilista ha denominado «principio de solidaridad familiar» que, a su vez, debe ponerse en relación con la actitud personal de quien se considera necesitad. De este modo, se concluye que la obligación de prestar alimentos respecto de los hijos mayores de edad se integra sólo por las situaciones de verdadera necesidad y no meramente asimiladas a las de los hijos menores. Por ello en tales supuestos, el juez fijará los alimentos que sean debidos, pues se ha de predicar un tratamiento diferente según sean los hijos menores de edad, o no, pues al ser menores más que una obligación propiamente alimenticia lo que existen son deberes insoslayables inherentes a la filiación, que resultan incondicionales de inicio con independencia de la mayor o menor dificultad que se tenga para darle cumplimiento o del grado de reprochabilidad en su falta de atención.

La sentencia citada concluye que, existiendo una absoluta falta de relación entre hijo y padre que posee las condiciones de principal, relevante, acreditada y duradera en el tiempo e imputable en exclusiva a la voluntad del hijo,  implica la asunción de las consecuencias de sus actos y de las decisiones libérrimamente adoptadas por parte de persona mayor de edad por lo procede  acordar la extinción de la pensión alimenticia.

 

munguia@munguiaabogados.com

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario