FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Confianza del consumidor: sí, pero… | Salvador García Llanos

La confianza del consumidor, según los datos publicados hace un par de días por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), cerró el ejercicio de 2021 con 83,7 puntos, mejor que en 2020 pero peor que en los anos anteriores. En comparación, el dato queda por debajo de las cifras obtenidas desde 2014 a 2019 y de los máximos de la serie registrados en 2015 y 2017, con 19 puntos más. Sin embargo, es casi 34 puntos superior al mínimo histórico de 2012, en los 49,8 puntos.

Este concepto de la confianza del consumidor experimentó el pasado año una subida media anual de 23,7 puntos, por encima de 2020 pero sin alcanzar niveles prepandemia. Esta mejora en 2021 corresponde tanto al incremento de la valoración de los ciudadanos sobre la situación actual , con 23,5 más en promedio; como del aumento de indicador de expectativas., con 23,9 puntos más.

La mejora de las expectativas de los ciudadanos este año es consecuencia de la mejor valoración sobre la evolución futura de la economía, con 31,5 puntos más; del empleo, con 28,2 puntos más; y de la situación de los hogares, con 12 puntos más.

Dentro del indicador de situación actual, la valoración de los consumidores sobre la evolución general de la economía ha aumentado 31,9 puntos en 2021, así como la valoración sobre el mercado laboral, que mejora 29,7 puntos. En menor medida, ha aumentado la percepción sobre la situación de los hogares, que prevé 9,1 puntos de media a nivel anual.

Los registros se corresponden con la mejora de la productividad económica del último trimestre del pasado año, cuando pudo contrastarse la reactivación y sectores como el turístico volvieron a ser determinantes en la evolución positiva. La propia investigación del CIS lo confirma: dentro del indicador de situación actual, la valoración de los consumidores sobre la evolución general de la economía ha aumentado 31,9 puntos en 2021, así como la valoración sobre el mercado laboral, que mejora 29,7 puntos. En menor medida, ha aumentado la percepción sobre la situación de los hogares, que prevé 9,1 puntos de media a nivel anual.

A pesar de que el indicador de confianza está todavía por debajo de niveles prepandemia, los datos de consumo y ahorro sí que han recuperado estos niveles tras mejorar 12,7 y 10,3 puntos respectivamente. Estos indicadores habían permanecido casi estables desde el año 2015 y repuntan este año. Asimismo, las expectativas de inflación suben 9,7 puntos en 2021 y las perspectivas de futuras subidas de los tipos de interés aumentaron 12,1 puntos.

De todos modos, la confianza de los consumidores ya encadena tres meses consecutivo a la baja, sin alcanzar los cien puntos. Según este indicador, la percepción de los consumidores se considera negativa al estar por debajo del nivel de esos cien puntos. A nivel interanual -frente a diciembre de 2020- la confianza de los consumidores ha aumentado en 18,2 puntos, con una subida de 35,6 puntos para el indicador de situación actual y un ligero avance de las expectativas de ocho décimas.

Veremos si con los problemas de suministros, que han encarecido los precios, sin duda, esta confianza se incrementa. O simplemente, frenan el consumo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario