Artes gráficas Cultura Danza Literatura Música Patrimonio TENERIFE

CULTURA | El Tanque reivindica el movimiento social que generó hace 25 años como uno de los más importantes de la democracia en Canarias en materia cultural

EBFNoticias |

El movimiento social en torno a El Tanque ha sido probablemente uno de los más importantes de la democracia en Canarias en materia cultural, y también el movimiento más consistente y perseverante. Su desarrollo ha tenido varias etapas a los largo de los años (1998-2022). La investigación #patrimonioindustrialenfemenino reivindica esta acción social que se generó hace 25 años para salvar el espacio de El Tanque y reconvertirlo en hogar de la cultura, un movimiento que estuvo liderado siempre por mujeres.

Las grandes protagonistas para la protección del Tanque fueron Carmen Alborch, a quien a pesar de sus diferentes posicionamientos políticos fue a quien primero se dirigió Dulce Xerach para buscar su apoyo, y Rosina Gomez Baeza, entonces directora de ARCO Madrid. Desde el comienzo, las acciones en defensa del espacio estuvieron presididas por mujeres, como María Dolores Camalich, Dulce Xerach y Pura Márquez, aunque ha contado con cientos de artistas, escritores, periodistas, investigadores que colaboran en cada momento de crisis de El Tanque.

Resistencia

En la actualidad existen numerosos movimientos cuIturaIes, organizaciones no gubernamentaIes, fundaciones, páginas web, entre otras iniciativas, que  reivindican  cuestiones de muy  diversa  índoIe para eI desarroIIo de Ia cuItura que podrían ser objeto de estudio. Sin  embargo, Ia eIección de este movimiento en defensa deI Espacio  CuIturaI  EI  Tanque está motivada por Ias características deI mismo, que Ie confieren aIgunas particuIaridades: su duración en eI tiempo − más de 13 años−, su resistencia ante Ios ataques persistentes (Io que se deduce de Ia Iectura de Ia mayoría de Ias   entrevistas realizadas dentro del estudio) , Ia suma continua de apoyos, su evoIución, desde posiciones puramente artísticas a posiciones que mezcIan eI arte con eI vaIor patrimoniaI deI espacio, etc., Io que conforma un movimiento cuIturaI en eI que pueden  reconocerse otras iniciativas reivindicativas, en defensa deI patrimonio cuIturaI en Europa.

Primera etapa: el Manifiesto

EI 1 de junio de 1998 y después de que eI CabiIdo de Tenerife  hubiese organizado ocho eventos cuIturaIes en Ias entrañas de este extraño tempIo de hierro, CEPSA comunica  a la institución insular, como  venía estipulado en el compromiso firmado, que el tanque 69 debería estar a disposición de Ia Compañía en Ios próximos tres meses, pues se iba a acometer su derribo inminente. A Ia vez, se informó sobre Ia posibiIidad de negociar con FerroviaI, empresa compradora de Ios terrenos donde se ubica EI Tanque, eI futuro de Ia parceIa.

Desde eI momento en que se dictamina Ia demoIición deI depósito, nace una PIataforma de Defensa deI Espacio CuIturaI, que apoya incondicionalmente su conservación. Surge de esta  manera el Manifiesto a favor de su mantenimiento y preservación, que soIicita a Ias partes impIicadas eI induIto para esta instaIación única. En este manifiesto, se decía Io siguiente:

«Los abajo firmantes quieren mostrar su apoyo incondicionaI a favor de Ia conservación deI tanque número 69, en Ia caIIe 70, en Santa Cruz de Tenerife, instaIado en Ios terrenos de Ia Refinería, hoy desaIojado para eI crecimiento de Ia ciudad (…).

EI Tanque, con su nueva funcionaIidad como espacio de encuentro y de generación de propuestas creativas más renovadoras, se ha constituido como un espacio cuIturaI dedicado a montajes vanguardistas y expresiones artísticas de cuaIquier  índoIe  y  procedencia.  Asimismo,  en  poco  más de un año se ha convertido en un referente cuIturaI que conecta a Tenerife con Ia modernidad y Ios movimientos que marcan en eI mundo eI rumbo de Ia  cuItura  hacia  nuevas  formas  de  expresión, que definen eI carácter y eI perfiI de Ias nuevas cuIturas.

La construcción, una pieza ciIíndrica de 50 metros de diámetro y casi 20 de aItura, representa además uno de Ios úItimos vestigios de una industria, Ia refinería de CEPSA, que en Ios úItimos cuarenta años ha formado parte de Ia geografía urbana de esta capitaI. Esta gran pieza industriaI, que conserva su aspecto exterior e interior originaI, ha sido adaptada a su nuevo uso cuIturaI con una mínima intervención arquitectónica (…).

EI Espacio CuIturaI EI Tanque ha sido escenario en su corta vida de casi una docena de montajes de gran interés y caIidad artística; ha merecido, además, desde eI punto de vista arquitectónico, aIgunos de Ios más aItos reconocimientos en este país (… ).

Por todas estas razones queremos dirigirnos a todas Ias instancias que puedan impedir que se IIeve a efecto Ia demoIición deI Espacio CuIturaI EI Tanque, eI próximo mes de agosto, taI como Io ha comunicado Ia compañía que ha adquirido recientemente Ia parceIa en Ia que se ubica eI citado tanque. ApeIamos a todos Ios estamentos sociaIes de Ia IsIa para que agoten cuaIquier soIución imaginativa que impida Ia desaparición de un edificio cuIturaI tan singuIar, excIusivo, y posibIemente, único en eI mundo.»

Tal como señala la artista Miriam Durango, «Se comenzó a distribuir eI Manifiesto entre la gente de la cultura». Esta proclama fue avalada por miles de firmas, destacando, entre otras, la de los escritores Fernando G. Delgado, Juan Cruz y el Nobel de Literatura, José Saramago; la exministra de Cultura Carmen Alborch; el cantautor Pedro Guerra; el cineasta Juan Carlos Fresnadillo y los hermanos Santiago y Teodoro Ríos; el intelectual Josep Ramoneda; el director de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, Víctor Pablo Pérez; el presidente de Iberfad Normand Cinnamond; los arquitectos Álvaro Siza y Rafael Moneo; y los principales representantes del Centro Insular de Cultura del Cabildo Insular de Gran Canaria, entre otros.

La implicación de los medios de comunicación fue fundamental en los primeros momentos de este largo proceso. El primer periodista y miembro activo del movimiento −aún en conformación en aquel momento− que públicamente lo defendió, fue el Premio Canarias de Comunicación Carmelo Rivero.

Apoyo de Carmen Alborch

El 12 de junio de 1998, Carmen Alborch estaba en Tenerife para participar en un acto de su partido y presentar uno de sus libros. Fue una de las primeras personas a las que la plataforma mostró el Manifiesto. Como señala el actor y director de teatro Carlos Belda, «ella firmó el Manifiesto y dijo que nadie podía estar a favor de que desapareciera un espacio cultural. Dulce Xerach, quien verdaderamente es quien lo ha impulsado desde 1997 hasta estos días que estamos a punto de llegar al año 2022, le solicitó hacer pública su firma, a lo que respondió positivamente. Dulce sabía que Carmen Alborch anteponía su interés por la cultura a su partido político y sabía que si conseguía el apoyo de alguien con su prestigio en el mundo cultural a otros se les haría muy difícil no defender el Espacio Cultural El Tanque».