Administración local ECONOMÍA E INDUSTRIA LA LAGUNA POLÍTICA Política Económica Servicios públicos Vivienda

LA LAGUNA | El Ayuntamiento bate récord con los más de seis millones que dedicará a atajar la emergencia habitacional

Bienestar Social y Muvisa destinarán los fondos para 2022 a aumentar los recursos alojativos municipales mediante diversas vías, como la promoción, compra, la rehabilitación y el alquiler

EBFNoticias |

El Ayuntamiento de La Laguna contará el próximo año con más de seis millones de euros para atajar la emergencia habitacional que existe en el municipio. El montante, incluido en el presupuesto del Consistorio para 2022, es la suma de las partidas que se encargarán de gestionar la Concejalía de Bienestar Social y Calidad de Vida y la Sociedad Municipal de Viviendas y Servicios (Muvisa), con el fin de incrementar de manera conjunta los recursos alojativos de uso social, bien sea mediante la promoción, compra y rehabilitación de inmuebles como a través de la disposición en régimen de alquiler.

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, resalta que “estos fondos suponen la mayor apuesta que ha realizado la Corporación local en esta materia en, al menos, los últimos 15 años, ante el deber de cumplir con el derecho de toda la ciudadanía a una vivienda. Las dificultades por las que pasan muchas personas a la hora de acceder a este bien básico nos han llevado a priorizar el desarrollo de políticas municipales en este ámbito, con un fuerte impulso para el próximo ejercicio, con el propósito de afrontar la demanda existente, para lo que esperamos contar también con el apoyo del resto de administraciones públicas implicadas”, agrega.

Las circunstancias de muchas familias “han empeorado debido a diversos factores, como son los efectos de la crisis y el aumento del precio del alquiler”. Ante este contexto, el regidor afirma que desde el equipo de Gobierno “nos esforzaremos por dar soluciones, con esta cifra récord y un aumento exponencial del presupuesto, mediante la ampliación de los recursos alojativos de uso social para que estos puedan llegar a las vecinas y vecinos con mayores necesidades”.

De los 6,3 millones de euros presupuestados para 2022, un total de 3,3 serán gestionados por Muvisa y el resto (otros tres millones) correrán a cargo de Bienestar Social. El concejal responsable de esta última área, Rubens Ascanio, explica que los fondos correspondientes a su departamento se destinarán a la compra y rehabilitación de vivienda en régimen de protección pública, así como para proyectos sociales vinculados con la vivienda. Además, aumentará en más del 65% la cuantía destinada a ayudas al alquiler respecto al ejercicio anterior.

En las cuentas de 2022, que serán llevadas al pleno de este miércoles para su debate y aprobación, “declaramos la emergencia habitacional en La Laguna, con la mayor cuantía de la última década en atención social en materia de vivienda”, explica Rubens Ascanio, quien subraya la “gravedad” que ha alcanzado el problema de la vivienda en La Laguna debido a “una larga lista de factores, que incluyen el coste disparatado en alquileres y compras, las rentas bajas y la precariedad, la poca disponibilidad de suelo urbanizable de titularidad pública para nueva construcción de viviendas sociales, las escasas políticas en este ámbito durante las últimas décadas, la carencia de oferta disponible para destinarla a alquileres a precios reducidos o sociales y la falta de medidas legales que favorezcan el uso social de las viviendas vacías”.

En este sentido, destaca la colaboración estrecha que están manteniendo con la Concejalía de Vivienda, que dirige el concejal Santiago Pérez, y la empresa municipal Muvisa, “un instrumento público que facilita los procesos de compra y rehabilitación de estos inmuebles”.

Ascanio indica que, ya en este 2021, se ha realizado un fuerte esfuerzo en esta materia, implementando acciones como las ayudas extraordinarias en materia de alquiler, “a las que hemos destinado 600.000 euros, que han permitido que 250 familias reciban un apoyo más que necesario para evitar desahucios, mientras ampliamos el parque de vivienda pública y los proyectos de rescate de viviendas vacías”.

“Para afrontar uno de los problemas más serios que debe encarar el municipio en este momento, queremos incorporar a todas las partes y contaremos también con las mejores propuestas de las entidades del Tercer Sector que trabajan directamente con las personas en mayor situación de vulnerabilidad y de exclusión habitacional”, señala Ascanio. Así, Bienestar Social incrementará en más de un 40% la partida destinada a subvencionar proyectos vinculados a la necesidad social de vivienda, que pasan de 168.660 euros a 238.600 euros.

Además, el Área amplía y mejora los servicios de atención social directa para agilizar las consultas y los trámites a la ciudadanía, con una inversión de 475.000 euros en infraestructura que permitirá, además, reducir en casi un 70% el gasto actual en arrendamientos directos del Área, que pasarán de los casi 178.000 euros de 2021 a 56.737,70 euros este año.

Esta inversión forma parte del programa de actualización y mejora de la atención social, una línea iniciada en 2021, entre otras actuaciones, con la creación de la Oficina municipal de Información y Atención Social (OAS), un servicio que actúa como una primera línea de orientación y valoración inicial para reducir la lista de espera en las Unidades de Trabajo Social (UTS), dar soluciones a las personas con dificultades para acceder a los trámites online y ofrecer la mejor y más rápida atención posible a la ciudadanía.

Además, Bienestar Social continuará ampliando la capacidad de los Recursos Alojativos Municipales Temporales, que en la actualidad disponen de más de 60 plazas en 4 inmuebles y en el RAM Clemencia Hardisson, un sistema municipal destinado a las personas en riesgo o en situación de exclusión social y residencial, que incluye un completo programa de integración social y que apuesta por pequeños grupos frente al modelo de albergues. Las dotaciones públicas para este servicio de emergencia se han multiplicado en un 250% en menos de dos años.

De hecho, Ascanio recuerda que “llevamos dos años aumentando la capacidad presupuestaria para inversión social y creando nuevos recursos públicos, a los que se suman los programas de alquiler social, de pensiones de tránsito o de ayudas al alquiler, y contamos con otros recursos externos de ONG y subvencionados por el Ayuntamiento que nos permiten llegar a más personas, pero aun así, debemos hacer un esfuerzo mayor”.
Además de destinar el mayor número de recursos posible a atender las situaciones más graves y enfrentar el sinhogarismo, la principal preocupación principal del Área está en evitar que las cifras de personas en esta situación sigan aumentando, es decir, en encontrar una salida a la casi inexistente disponibilidad de viviendas para atender a las familias que acuden a los servicios sociales, ya sea porque los precios del mercado de alquiler son inasumibles o porque no pueden cumplir con los elevados requisitos económicos y financieros que se solicitan por los arrendatarios.
Mesa municipal de Vivienda

Estas acciones han sido analizadas, durante 2021, en las sucesivas reuniones de 2021 de la Mesa de trabajo sobre Necesidad Social de Vivienda, una iniciativa impulsada por el Área de Bienestar Social de La Laguna y en la que están involucradas diferentes concejalías, los grupos políticos de la Corporación, el personal técnico municipal, administraciones insulares y canarias, profesionales del sector, organizaciones sociales y colectivos vecinales, todo con el fin de encontrar soluciones realistas y a corto plazo a la creciente demanda de vivienda en el municipio, tanto por personas en riesgo de exclusión social, como de familias con ingresos y que no pueden asumir los elevados precios del mercado.

En este año de trabajo, la Mesa ha hecho un análisis en profundidad de las necesidades en materia de vivienda, la situación actual y proyecciones a medio plazo, recursos disponibles, precios y prioridades, todo con la labor conjunta de sus integrantes. Entre las principales conclusiones hasta la fecha, se han incluido el refuerzo de las acciones de emergencia (ejecutado a través del incremento de los recursos de alojamiento temporal, de la dotación económica para ayudas al alquiler y reforzar la colaboración interadministrativa para prorrogar la moratoria antidesahucios), potenciar el plan de rescate de viviendas vacías, apostar por sistemas de alquiler social y encontrar soluciones innovadoras para paliar el déficit de viviendas públicas en el municipio que den respuesta a las más de 2.000 familias que demandan una en cualquiera de sus fórmulas.

En la misma línea, el consejero delegado de Muvisa, Ignacio Viciana, destaca “el esfuerzo” realizado por el equipo de Gobierno para dedicar el próximo año más de seis millones “a las políticas en materia de vivienda”. De hecho, “es la primera vez que el Ayuntamiento pone tanto dinero para impulsarlas directamente, al margen de otras administraciones públicas”, agrega.
En el caso de los 3,3 millones que gestionará la empresa municipal, especifica que el montante irá destinado a ampliar los recursos alojativos de uso social, “bien en régimen de alquiler -ya sea con opción a compra, con precio reducido para personas con bajos ingresos o social- o bien mediante la promoción y compra de inmuebles que se ajusten a la normativa vigente”.