Protección civil Seguridad y Emergencias Sucesos

LA PALMA | Las coladas alcanzan temperaturas exteriores de hasta 180 grados a pesar de que el volcán sigue mostrando agotamiento

Persiste el episodio de deformación que se inició el pasado 19 de diciembre en la estación de Jedey y que requiere seguimiento

EBFNoticias | 

La debilidad del tremor, la temperatura de las coladas y jameos, y la estabilidad general de todos los parámetros, han sido algunas de las cuestiones que se han tratado en la reunión de este viernes del Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), coordinada por el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez.

El director técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende, recordó que durante este vienes y sábado, con motivo del día de Navidad, no se producirán acompañamientos. Esto se repetirá el día 31 de diciembre y 1 de enero de 2022. Así mismo, insistió en que, cuando se pueda acceder a las zonas evacuadas, se tiene que hacer siempre de manera acompañada, hay que ventilar las viviendas permanentemente y esperar, mínimo, 15 minutos para entrar en ella, incidiendo en no entrar en áreas bajo rasante como bodegas semienterradas o garajes. Además, ha explicado que todavía hay zonas de coladas muy calientes a pequeña profundidad  que oscilan los 180 grados de temperatura.

María José Blanco, portavoz del Comité Científico, señaló que los observables, tanto directos en superficie como procedentes de los sistemas de vigilancia, siguen mostrando signos de agotamiento del proceso eruptivo. Si esta tendencia se mantiene las próximas 24 horas, el Plan PEVOLCA daría por finalizado el proceso eruptivo. Sin embargo, el final de la erupción no implica el final de algunos peligros asociados al fenómeno volcánico, ni el final de la reactivación magmática en Cumbre Vieja.

La sismicidad continúa en niveles muy bajos en todas las profundidades y el tremor sigue a nivel de ruido de fondo. A pesar de esto, no se descartan sismos que puedan ser sentidos.

En cuanto a la deformación, persiste el episodio que se inició el pasado 19 de diciembre en la estación de Jedey (LP03) y que requiere seguimiento, aunque no se observan variaciones en el resto de datos y observables. Sobre la emisión visible de gases volcánicos, es puntual y esporádica, concentrándose en la zona de los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos. Además, continúan produciéndose pequeños derrumbes en las paredes de los cráteres del cono principal y secundario y fisuras existentes.

Durante el día de ayer la calidad del aire debida al dióxido de azufre (SO2) estuvo en niveles buenos en todas las estaciones, mientras que la tasa de emisión ha sido baja y muy baja. Esto no está relacionado con ascenso magma, sino con un proceso de solidificación del magma superficial existente en los conductos del centro eruptivo.

La emisión difusa de dióxido de carbono (CO2) sigue reflejando una emisión superior al valor promedio de los niveles de fondo y, de hecho, durante el día de ayer esta emisión difusa fue 8,5 veces el promedio de los niveles de fondo. En algunas zonas concretas de Cumbre Vieja estas emanaciones difusas de CO2 pueden representar un peligro para las personas siempre y cuando se registren valores altos de flujo difuso de CO2  en zonas no muy bien ventiladas y/o a alturas por debajo de un metro del suelo como consecuencia de la posible acumulación de CO2 y descenso del oxígeno en el aire. En la estación de Los Llanos de Aridane se continúa registrando una ligera fracción magmática-hidrotermal en el CO2 de la atmósfera del suelo, mientras que en la estación de Fuencaliente es prácticamente nula.

En cuanto a la concentración de partículas menores de 10 micras (PM10), se mantienen los niveles de calidad del aire en todas las estaciones, aunque ayer se produjo un ligero incremento de los mismos a partir del mediodía, no superándose el valor límite diario en ninguna de ellas. Sin embargo, durante la mañana de hoy se mantienen los niveles entre buenos y razonablemente buenos en todas las estaciones de la red.

No obstante, se recomienda a la población consultar la web del Gobierno de Canarias de Calidad del Aire:

https://www3.gobiernodecanarias.org/medioambiente/calidaddelaire/ica.do

Respecto a las condiciones meteorológicas, se prevé viento de componente oeste que girará a componente norte durante la próxima madrugada, flojo con predominio de brisas. Se espera nubosidad de evolución diurna durante el día de hoy y, a partir de la próxima madrugada, se espera la llegada de un frente atlántico debilitado que producirá, probablemente, precipitaciones de carácter débil a localmente moderadas en vertiente norte de La Palma. En este sentido, la operatividad del aeropuerto en las próximas horas estará sujeta únicamente a las condiciones puramente meteorológicas debido a la ausencia de ceniza volcánica en la troposfera.

Los albergados en hoteles se sitúan en 560, tres personas más que ayer. Del total, 385 se hospedan en Fuencaliente, 105 en Breña Baja y 70 en Los Llanos de Aridane, gestionados por Cruz Roja y los servicios municipales. Además, continúan 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.

Dictamen diario del Comité Científico

Los observables, tanto directos en superficie como procedentes de los sistemas de vigilancia, corroboran los signos de agotamiento del proceso eruptivo. El final de la erupción no tiene porqué implicar el final de algunos peligros asociados al fenómeno volcánico, ni el final de la reactivación magmática en Cumbre Vieja.

Persiste el episodio de deformación local que se inició el 19/12, que requiere su seguimiento, sin observarse variaciones en el resto de datos y observables. Para poder decir que el proceso eruptivo que dio comienzo el 19 de septiembre está finalizado, los datos registrados y observables deben de mantener los signos de agotamiento del sistema durante un día más.

La emisión visible de gases volcánicos es puntual y esporádica, concentrándose en la zona de los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos.

En las paredes de los cráteres del cono principal y secundario se producen continuos pequeños derrumbes a favor de fallas y fisuras existentes.

Viento de componente O que girará a componente N durante la próxima madrugada, flojo con predominio de brisas. Hoy se espera nubosidad de evolución diurna. A partir de la próxima madrugada, la llegada de un frente atlántico debilitado producirá, probablemente, precipitaciones de carácter débil a localmente moderadas en vertiente N de La Palma. La operatividad del aeropuerto queda sujeta a las condiciones puramente meteorológicas, debido a la no presencia de ceniza volcánica en la troposfera. La tendencia para los próximos días es tiempo estable y seco en el entorno de la erupción.

El tremor está a nivel del ruido de fondo. La sismicidad, que es de baja magnitud, está en niveles muy bajos en todas las profundidades. Pese al nivel de sismicidad actual, no se descarta la ocurrencia de sismos sentidos.

Respecto a deformaciones, sin tendencia en todas las estaciones de la red, salvo una deformación local en la estación de Jedey (LP03) que empezó el día 19, continúa tras haber revertido parcialmente.

Como consecuencia de la debilidad e intermitencia del penacho de gases volcánicos, los rangos de emisión SO2 se van a expresar en unidades de kilogramos por segundo (kg/s) a partir de este informe (*). La emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmósfera por el actual proceso eruptivo en Cumbre Vieja (emanaciones visibles de gases volcánicos), registrada mediante el uso de sensores ópticos remotos tipo miniDOAS en posición móvil terrestre fue BAJA durante el día de ayer (22/12). Las tasas de emisión BAJA y MUY BAJA no están relacionadas con ascenso magma, sino con un proceso de solidificación del magma superficial existente en los conductos del centro eruptivo.

En el caso de las emanaciones no visibles de gases volcánicos, la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km2 del sistema volcánico de Cubre Vieja, continúa reflejando una emisión superior al valor promedio de los niveles de fondo (B) y durante el día de ayer (22/12) esta emisión difusa fue 8,5 veces el promedio de los niveles de fondo (8,5 x B). Esta emisión difusa se estima después de evaluar e integrar centenares de medidas de flujo difuso de CO2 que se realizan en puntos de observación distribuidos por todo el edificio volcánico de Cumbre Vieja.

En algunas zonas concretas de Cumbre Vieja estas emanaciones difusas de CO2 pueden representar un peligro para las personas siempre y cuando se registren valores altos de flujo difuso de CO2 en zonas no muy bien ventiladas y/o a alturas por debajo de un metro del suelo como consecuencia de la posible acumulación de CO2 y descenso del oxígeno (O2) en el aire. En la estación de Los Llanos de Aridane (LP10) se continúa registrando una ligera fracción magmática-hidrotermal en el CO2 de la atmósfera del suelo, mientras que esta es prácticamente nula en la estación de Fuencaliente (LP08). Todas estas observaciones geoquímicas son coherentes con el actual proceso eruptivo.

Durante el día de ayer la calidad del aire debida al dióxido de azufre (SO2), contaminante asociado al proceso eruptivo, continuó en niveles buenos en todas las estaciones. No se han registrado superaciones de los valores límite horarios ni diarios en ninguna estación. En la madrugada y mañana de hoy se mantienen los niveles buenos de calidad del aire en todas las estaciones.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario