Canarias Educación Servicios públicos SOCIEDAD TENERIFE UNIVERSIDAD

UNIVERSIDAD | El Consejo Social de la ULL aprueba el presupuesto de la institución por 167 millones

EBFNoticias |

El Consejo Social de la Universidad de La Laguna ha aprobado por unanimidad hoy 16 de diciembre en sesión plenaria el presupuesto de la institución académica, valorado en 167,7 millones de euros, que supone un incremento de un 3,8% con respecto al año anterior gracias a la suspensión de las reglas fiscales, lo que ha permitido hacer uso de los remanentes de tesorería y otros ingresos.

Es la primera vez que la institución académica incorpora unos presupuestos participativos, con 36 propuestas aprobadas del más del centenar presentadas por la comunidad universitaria, e igualmente se añaden incentivos para los centros de gasto, de tal modo que aquellas unidades que lo vayan ejecutando en tiempo y forma reciban mayor financiación.

El gerente del centro universitario, Juan Manuel Plasencia, explicó que la vuelta a la presencialdiad total ha conllevado mayores costes al tener que reforzar el servicio de limpieza, así como el programa de cribado de Covid-19, entre otros costes. Por contra, se prevé un mayor incremento de ingresos por explotación de los espacios y también por el canon de algunos servicios que tuvo que ser suspendido a causa de la pandemia, como es el servicio de cafetería y comedor de muchos centros.

Por otro lado, el gerente agregó que la financiación de la comunidad autónoma es absolutamente insuficiente. Señaló que en 2022 Educación crecerá en 160 millones, un 8%, mientras que a las universidades canarias solo se les dedicará de ese incremento, a las dos en su conjunto, 4,4 millones. “Antes suponíamos el 13% de la financiación global de la Consejería y ahora hemos bajado a un 11%”. Por todo ello, agregó el gerente, se hace muy necesario aprovechar los remanentes líquidos de tesorería no afectados que suponen un incremento de casi 12 millones de euros. Sin este remanente el presupuesto de 2022 incurriría en un déficit de casi dos millones y medio de euros, advirtió Plasencia.

Este remanente servirá para mejorar el equipamiento de investigación, renovar el mobiliario y equipamiento docente, sustituir la flota de vehículos de la universidad por otros eléctricos e igualmente habrá crédito para remozar algunas infraestructuras culturales de la institución. Igualmente se abordará la reforma de algunas infraestructuras de los campus.

También fue aprobado en la misma sesión el presupuesto del Consejo Social, que se eleva a 688.000 euros para el ejercicio de 2022, dedicado en su mayoría a gastos de personal. A su vez, 166.000 se dedicarán a bienes corrientes y servicios, orientados a la realización de las actividades de este órgano de gobierno y 14.000 euros para inversiones reales.

También fue conocido en el órgano colegiado el presupuesto de la Fundación General, presentado por su director gerente, Juan Diego Betancor. Este medio propio de la universidad se nutre de los encargos que la propia institución académica le hace y de los contratos y servicios que suscribe con otras entidades. Se trata de un presupuesto que roza los 12 millones de euros, que pueden llegar a superarse al final del ejercicio y que pretende volver a recuperar la actividad que esta entidad tenía antes de la llegada de la pandemia. Su actividad se divide en cinco grandes bloques: formación (Servicio de Idiomas, formación continua y gestión de títulos propios), innovación y transferencia, empleabilidad (prácticas en empresa, intermediación laboral, movilidad laboral internacional, emprendimiento), divulgación científica y los propios encargos de la universidad.

El Consejo Social dio también su visto bueno a la implantación del Máster en Ingeniería Agronómica, de carácter semipresencial y habilitante para el ejercicio profesional, con 90 créditos previstos que se desarrollarán en cuatro cuatrimestres, y dos especialidades, una en cultivos tropicales y subtropicales y otra en seguridad alimentaria. Igualmente obtuvo el visto bueno el programa de doctorado en Nanociencia y Nanotecnología, que ya existía y que ha sufrido leves modificaciones.

Mayor apoyo al programa de cribado

La rectora solicitó al final de la sesión mayor apoyo al presupuesto universitario, que necesita al menos dos millones más para cubrir los servicios mínimos de cada una de las dos universidades canarias.

Rosa Aguilar afirmó en la sesión que no hay ningún brote de Covid-19 producido en el seno de la Universidad de La Laguna, sino que la reciente ola de contagios se ha producido fuera, en los entornos privados de los estudiantes. Con todo, se ha decidido reforzar el programa de cribado, que en lugar de ser aleatorio entre las personas que se inscriben en él voluntariamente, ha pasado estos días a hacerse enfocado a las aulas con dos o más contagios, que están siendo llamadas a participar en el cribado para detectar posibles casos.

A día de hoy hay confirmados 28 casos positivos en la universidad, agregó la rectora, de una comunidad formada por casi 30.000 personas. La alarma suscitada entre el alumnado contrasta con el escaso apoyo al programa de cribado para determinar si hay más casos o no, dado que ayer fueron llamados más de un centenar de estudiantes de una de las clases afectadas, y finalmente solo se realizaron la PCR tan solo 7 alumnos. Aguilar volvió a recordar que la Universidad de La Laguna es un espacio seguro, donde se cumplen los protocolos, y que el uso de mascarilla es obligado en todo el campus.

Por su parte, la presidenta del Consejo Social, Dolores Pelayo resumió el pan de actividades de 2021 en el que ha trasladado a la sociedad canaria los últimos avances en distintas materias con la aportación de los expertos de cada caso. Pelayo señaló que van a apoyar acciones de mecenazgo y también que está en coordinación con los representantes de otros consejos sociales para proponer propuestas a la nueva ley universitaria.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario