FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Inyecciones económicas para el turismo | Salvador García Llanos

A la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Reyes Maroto, le cayeron encima cuando, apenas transcurridas veinticuatro horas de la erupción del volcán de La Palma, hizo una lectura optimista del fenómeno natural y predijo una atracción turística para la isla. No escogió bien el momento para la predicción, desde luego, una cuestión de inoportunidad, pero ochenta días después, se ha comprobado que tenía razón: cuando se den a conocer las estadísticas de visitantes y de usuarios de conexiones aéreas y marítimas, así como de las estancias en la industria hotelera palmera, se comprobará el lado positivo del volcán, inferior en cualquier caso, al volumen de daños causado. Pero la ministra andaba en lo cierto: quienes la reprobaron entonces, se delatan solos, callando. Hacen bien.

Reyes Maroto salta ahora a la palestra turística con un triple acuerdo del Consejo de Ministros: aprobación de tres Reales Decretos, basados en inversiones en patrimonio histórico, dotados con setecientos veinte millones de euros; innovación de empresas turísticas y los Caminos de Santiago de España.

Anden atentos los empresarios porque la primera dotación es la nueva regulación del Fondo para la Competitividad de las Empresas Turísticas (FOCIT), dotado actualmente con quinientos sesenta y cinco millones de euros, y que estará dirigido a financiar, con préstamos, proyectos de empresas que mejoren la competitividad del sector turístico, en especial aquellos que contengan actuaciones de digitalización, accesibilidad, eficiencia energética y economía circular.

La segunda inversión es la concesión de casi ciento diez millones de euros en subvenciones directas a Comunidades Autónomas y entidades locales para el mantenimiento y rehabilitación de patrimonio histórico de uso turístico. Un total de treinta y siete bienes de interés cultural en pequeños municipios se beneficiarán de esta partida.

Reyes Maroto tiene claro que hay que avanzar hacia un modelo turístico más sostenible, digital, seguro e inclusivo, por lo que la prioridad es consolidar la recuperación y avanzar en la transformación y modernización de ese modelo.

En cuanto a la tercera medida aprobada por el Consejo de Ministros, consiste en el reparto de un máximo de cuarenta y millones de euros para impulsar actuaciones transformadoras que mejoren la sostenibilidad, la digitalización y la competitividad en destinos pertenecientes a cualquiera de los Caminos de Santiago existentes en España.

Buenas noticias, en fin. La desazón generada por las derivadas o secuelas de la pandemia se ve de alguna manera compensada por mejoras tangibles para robustecer la recuperación del sector. Es positivo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario