Administración local Fiestas LA LAGUNA Navidad

LA LAGUNA | Benito Cabrera pregona la Navidad con un canto a la tradición musical, belenística y festiva

EBFNoticias |

«San Cristóbal de La Laguna es, por mérito propio, un municipio navideño. Cuna de tradiciones a lo largo y ancho de todos sus pueblos y pagos es, junto con el casco histórico, una referencia inigualable en el panorama de la cultura canaria ligada a este importante ciclo anual». Con estas palabras, el músico y timplista Benito Cabrera expresó la estrecha vinculación de la ciudad de Aguere con las fiestas navideñas, en la lectura del pregón de Navidad que el Ayuntamiento de La Laguna ha recuperado después de un paréntesis de 6 años.

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, presentó a Benito Cabrera como «uno de los más destacados protagonistas de la cultura de esta tierra. Nadie como él para poner palabras al tan esperado regreso de este pregón, que es nuestro deseo que marque un nuevo ciclo en esta ciudad de paz, pensada para la convivencia». El acto, conducido por la periodista Puchi Méndez, se celebró en el antiguo Convento de Santo Domingo, que contó con una amplia representación política y de la sociedad civil lagunera.

En un discurso en el que se intercalaron profundos conocimientos históricos con recuerdos y vivencias personales, Benito Cabrera trazó un recorrido por las tradiciones vinculadas al ciclo navideño, partiendo de un marco general en España y Canarias para hacer referencia concreta a su plasmación en La Laguna.

«Si bien a lo largo de este pregón he intentado contar los entresijos de alguno de sus elementos, la Navidad no necesita ser explicada, sino sentida. Esta entrañable fiesta representa el eterno retorno, la recurrencia a la ternura, el tiempo de infancia, la creencia en la magia», señaló el pregonero, para invitar a que «llenemos la casa de Navidad. Está claro que las costumbres evolucionan y que hay que ponerse a la altura de los tiempos. Pero no está de más que inculquemos a nuestros hijos esa otra Navidad, escenario temporal de un rico conjunto de expresiones de gran valor artístico y etnológico».

No faltaron en su intervención las referencias a la pandemia «que no acabamos de controlar» ni a la situación generada por la erupción volcánica en La Palma «que ha dejado sin hogar a muchas familias», pero recalcó que «incluso para los no creyentes, la Navidad puede sacar lo mejor de nosotros mismos en momentos oscuros».

La música tuvo un protagonismo destacado en el pregón, con un amplio recorrido por «ese maravilloso y complejo mundo de los villancicos» y especial referencia a las rondallas de divinos como «lo más representativo de la Navidad», para recordar «la organización de estas parrandas en San Cristóbal de La Laguna incluso en pleno transcurso de la Guerra Civil». Pese a que «la tradición de ir cantando por las calles ha pasado por mejores y peores momentos a lo largo de los años», recordó «con especial cariño» los encuentros de Divinos de la década de 1980.

Otro de los elementos destacados por Benito Cabrera en su pregón fue la tradición belenística. «La ruta de belenes lagunera ha sido y sigue siendo un delicioso entretenimiento invernal», aseguró, para cuestionarse y responderse en voz alta: «¿Han pasado de moda los belenes? Ni mucho menos. En la era de la realidad aumentada, las experiencias virtuales y el universo digital, se está dando una reacción de valoración de este tipo de representaciones. Porque necesitamos que las historias se muestren a través de acciones sugeridas, no absolutamente explícitas», señaló al tiempo que tuvo palabras de «reconocimiento a la renovada Asociación de Belenistas de La Laguna, por tantos años de tesón y esfuerzo para que esta magia no se pierda».

Los autos de Reyes y de Pastores fueron otras de las «grades tradiciones ligadas al ciclo de la Navidad» glosadas por el pregonero, con un repaso a las distintas manifestaciones que existen en las islas, aunque «sin duda el más famoso es el de Tejina, donde se conserva y se mima cada 5 de enero como uno de los grandes momentos festivos del año».

Al mismo tiempo, Benito Cabrera recordó que «La Laguna puede presumir de ser una de las primeras ciudades en las que se organiza una cabalgata de Reyes Magos. Según se tienen noticias, se celebró la mañana del 6 enero de 1913, organizada por las Damas de la Comisión Local de la Cruz Roja. Montados en sus camellos y acompañados de sus respectivos pajes y séquitos, los tres Reyes Magos descendieron por la Montaña de San Roque para dirigirse al centro de la ciudad de La Laguna. Iban cargados de juguetes para repartir entre los niños pobres de la localidad», explicó el pregonero, quien también glosó otras tradiciones vinculadas a estas fechas como «los pasteles laguneros, los puestos de castañas, la Araucaria, la recogida de juguetes del Orfeón La Paz, el color de las calles de la ciudad…».

El acto concluyó con la actuación musical del grupo En Clave de Soul.