Comunicación Cultura Gastronomía Literatura Motor Ocio Patrimonio Periodismo Prensa Radio Redes sociales Televisión Tradiciones Turismo

VIAJES | Catedral de Ciudad Rodrigo. BMW R 18 Transcontinental

EBFNoticias | Wlly sloe Gin |

Amanece el viaje y ya viene cambiando su rumbo, su derrota, sus luces. Seguramente por mirarse en el agua que me empapa vestida en arrogancia viajera.

Cierto es que somos los viajeros temerarios y arrogantes. Será sin duda, porque necesitamos arrimarnos a la magia. Difícil asunto…

Es en lo desconocido donde duerme “El misterio de las Catedrales”, lugar exclusivo y excluyente donde los Sueños son la verdad misma.

Ha empezado este viaje como tantos, queriendo abarcar lo que se nos viene encima, queriendo participar de su gobierno.

Noventa y tres catedrales pintan estas Tierras nuestras. En un primer planteamiento pretendí verlas todas, mayoría absurda, error craso.

Ha bastado toparme con la primera para ver que la realidad, no siempre va de la mano de intenciones vanas. Ciudad Rodrigo y su Catedral de Santa María me han enseñado el camino humilde, el lógico, el que viene desnudo de presunciones y de fuegos fatuos.

Sólo quiero una catedral por viaje. Descubrimiento mirobrigense.

No hubiera podido nacer el hechizo más que en Tierras Leonesas. Miróbriga, ciudad amurallada cargada de mil cuentos y palacios. Y su catedral nacida allá por el siglo XII para mayor gloria de piedras y montañas cercanas. Historia que agarró carta de naturaleza allá por el XIX con mil batallas vestidas en independencias, en luchas estériles que dibujaron un triángulo pavoroso. Ese que en cada ángulo tenía a españoles, franceses e ingleses. Este contra el otro, el otro aliado con el primero y enfrentado al tercero, para al final, matarse todos contra todos…

Eso vio impasible la Catedral de Santa María, crecida a naciente y la Corredera que rompe este pueblo en dos mitades insultantemente perfectas.

¡Cuántas veces me habré sentado a sus afueras! ¡Cuántas veces me ha acompañado su olor a madera en sus adentros!

Ahora, en este primer viaje, llego a Ella con una moto perfecta. Moto y excusa, moto y Camino para poder seguir respirando este misterio.

Difícil resulta combinar tantas sensaciones. Búsquedas ancestrales unas, y otras no tanto.

Mil libros se han escrito sobre esta maravilla arquitectónica. No pretendo en estas pocas líneas alabar su presencia, su parsimonia, su calma.

Sí quiero relatar lo sentido al llegar a su Puerta con la R 18.

Pasado y presente. Piedra y carbono. Felicidad y añoranza. Ha resultado ser este viaje la complicidad ausente. Esa que viene acompañada de verdades silentes.

Decían los griegos: “La perfección irrita a los Dioses”.

Eso, ni más ni menos, es esta moto. Noble, bella y ciertamente discutible para tantos… Pero, no hagamos caso a necios que desconocen catedrales y líneas de antaño.

He respirado en estos días aires nuevos y viejos. Me quedan otros viajes con hermanas de esta moto.

Y me sentiré acompañado.

Por estas motos y por el Misterio de las Catedrales…

Willy Sloe Gin

 

Mi agradecimiento a BMW España Motorrad, BMW Movilnorte Motorrad, Fred Olsen, Onda Cero, Onda Tenerife, Shiro Helmets, EBF Canarias. Y cómo no, a Tachi Izquierdo y Aída Acosta.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario