FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Noticias del futuro: preparativos | Salvador García Llanos

El director del Institute for Media Strategies (IFMS), Dietmar Schantin, interpreta que el uso frecuente del término transformación no debe inducir a confusión. Para Schantin hay que distinguir muy bien entre las distintas acepciones del término “porque no se trata de llevar una organización de un estado estable a otro sino de capacitar a la empresa hoy para que esté preparada para el próximo período de cambio”.

El parecer de este experto tienen indudable interés en unos momentos significativos para superar algunos fenómenos inquietantes como es la desinformación o el clickbait (ciberanzuelo, anzuelo de clics o cibercebos) y para afrontar el futuro cada vez más apremiante. Schantin trabajó en medios como “Wall Street Journal” o “Kronen Zeitung”.

De su investigación se concluye que hay cinco áreas que los editores de noticias deben cultivar para afinar la competitividad y ganar credibilidad: la empatía con el cliente, seguida de una rigurosa analítica a partir de las publicaciones propias, es la primera de ellas. Señala también la tecnología y las herramientas útiles. El cuarto área es el de las personas, “adecuadas en posiciones adecuadas”. Y en quinto lugar, la colaboración, indispensable para avanzar en pos del éxito.

Veamos algunas consideraciones de estos cinco factores, consignados en un trabajo publicado en el boletín de la Asociación de Medios de Información (AMI).

En cuanto a la empatía con el cliente, “comprender las necesidades de los usuarios ayudará a su organización a ser más ágil y creativa”, según recomienda Schantin. Se da a menudo un problema, principalmente cuando se trata de investigar gustos o preferencias de las audiencias: las personas tienden a dar respuesta socialmente aceptadas en lugar de aprovechar la oportunidad para expresar sus necesidades. “Debemos usar la empatía para comprender cómo se siente nuestra audiencia. Porque contar con una herramienta inteligente para medir las necesidades de sus lectores le permitirá detectar cambios y nuevas tendencias más rápidamente”, escribe Schantin.

La analítica es primordial. Para muchas organizaciones de noticias, las visitas al sitio web siguen siendo la métrica dominante para medir el éxito. Algo que solo tiene sentido si el modelo de ingresos se basa en la publicidad, lo que significa que la marca necesita el mayor alcance posible para monetizar los ojos. Pero si la organización busca ingresos por audiencia, tanto las métricas como el tiempo que se pasa en la página y la lealtad también son importantes. “Uno de los mayores desafíos es desenredar la montaña de datos que todos tenemos en nuestra sala de redacción y centrarnos en las métricas que son importantes para su modelo de negocio”, recomienda el experto.

En cuanto a la tecnología y el óptimo funcionamiento de las herramientas, es obvio que hay que mirar al futuro e invertir en las dispositivos adecuados para recopilar los datos correctos sobre sus usuarios con el fin de comprender cómo interactúan con su producto. “Ayudará a seguir mejorando, porque la tecnología de cara al cliente se encuentran entre los activos más importantes para el éxito”. Y, reconoció, también es “una gran tarea”.

Dietmar Schantin concede gran importancia al personal. Hay que tener el equipo adecuado, a sabiendas de que la gente buena es escasa. “Esto a menudo –valora- significa que se acepta la mediocracia y los gerentes pueden preferir contratar a dos empleados “baratos” en lugar de uno caro porque consideran que el ‘recuento de cadáveres’ es más importante que la calidad del trabajo”.

Finalmente, la colaboración, considerada como fundamental. El editor cree que “el pensamiento aislado realmente debe desaparecer si se quiere tener éxito en el futuro”. Reconoce que es más difícil decirlo que hacerlo.

Hay que irse preparando para el futuro, como dijimos al principio. Schantin recomienda tener “al menos” tres de estos cinco puntos ordenados para poder asegurar que, realmente, la ‘transformación’ es viable o factible en cualquier organización. Dispositivos controlados por voz, altavoces inteligentes… son parte de una tecnología existente que irá evolucionando, por lo que, recomienda Schantin, “es importante estar al tanto de las tendencias en desarrollo”. Las necesidades de las audiencias “dictarán qué tecnología, personas o análisis necesita para tener éxito”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario