Protección civil Seguridad y Emergencias SOCIEDAD Sucesos

LA PALMA | El Pevolca vigila de manera especial la nueva colada que avanza lentamente hacia el sur

EBFNoticias | 

Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA) del Gobierno de Canarias, que dirige el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, analizó el informe diario del Comité Científico que señala que durante las últimas 24 horas se constata la alternancia de las fases efusivas, con episodios explosivos intensos. En las reuniones de los Comités se analizó el nuevo flujo lávico surgido ayer, sábado, que actualmente avanza hacia el sur de manera lenta en dirección a Corazoncillo, zona que está evacuada, y que está siendo especialmente vigilado y monitorizado.

El Director Técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende informó que tras la reconfiguración ayer del cono principal, se ha producido una redistribución del magma a otros puntos. Además de esto, dijo, ha surgido una nueva emisión de lavas hacia el sur que comenzó ayer y que, aunque se paralizó a media tarde, en la actualidad tiene flujo y se mueve lentamente. Esta nueva colada, nominada como la décima, va paralela a la colada que surgió en su momento en el sur del centro de emisión inicial y recorre zonas en las que hay una alta densidad piroclástica y de cenizas, por lo que en su avance gana viscosidad y discurre en estos momentos de manera lenta.

Los expertos señalan que hay un importante aporte de flujo que discurre por canales lávicos, principalmente en la colada que desembocó en el delta lávico; en la que va por el norte de la Montaña de Todoque; y la que se encuentra parada en La Laguna.
De los nueve puntos de emisión que han surgido a lo largo del proceso eruptivo, en estos momentos son cuatro los que continúan aportando carga a las coladas.

En ese sentido, la directora nacional de Vigilancia Volcánica del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y portavoz del Comité Científico, Carmen López, señaló que el flujo principal de las coladas de lava discurre por el flanco norte, bajando sobre las coladas previas. Además, explicó que ha surgido un nuevo flujo lávico procedente del centro situado en el extremo SE de la fisura eruptiva, que se mueve hacia el SO adosado a las primeras coladas emitidas en el proceso eruptivo. Además durante todo el día de ayer se produjeron roturas parciales del conelete (cono de piroclastos soldados), situado en la ladera NO del cono principal, que generaron grandes bloques que cayeron sobre el punto de emisión lávico inferior, produciendo derrames de lava.

En cuanto a la sismicidad, se ha producido un aumento notable de la intermedia y profunda, con elevación de las magnitudes en zona intermedia, siendo la magnitud máxima observada ayer de 4,9 a 38 kilómetros de profundidad y una intensidad de seis (EMS).
La deformación del terreno por su parte, muestra un patrón de estabilidad en el entorno del centro eruptivo y una ligera deflación regional de origen profundo detectada en las estaciones más alejadas del centro eruptivo.

Por otro lado, la inversión térmica por encima de 1.500 favorece la dispersión de gases en Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte y la concentración de partículas PM10 también ha mejorado tras la finalización del episodio de aire sahariano registrado en días pasados. No obstante, se realiza un seguimiento continuo de las estaciones de medición de SO2.

En cuanto a la situación meteorológica no se prevén cambios sustanciales en las lluvias. Estas continuarán siendo débiles en el norte y este de la isla y hay probabilidad escasa de lluvias en el oeste.

La disposición actual de la nube de cenizas y SO2 es hacia el O-NO y se prevé que el viento en altura (a 3.000 metros aproximadamente) gire al NE y, por tanto, el penacho se dispondría hacia el SO desde el foco eruptivo. Esta disposición esperada de la nube de cenizas y SO2 supone un escenario favorable para la operatividad de los aeropuertos canarios.

Infraestructuras afectadas

Con respecto a la superficie afectada por el proceso eruptivo, se estima en 852,27 hectáreas, 3,31hectáreas más que el día anterior, y la anchura máxima entre los puntos extremos de las coladas se mantiene en 2.900 metros, aproximadamente. El aumento de hectáreas responde al derrame lávico por el sur y a los huecos que se han rellenado en las zonas intermedias.

Según los últimos datos de Copernicus en cuanto al número de construcciones destruidas o dañadas, se calcula que el proceso eruptivo ha afectado aproximadamente un total de 2.270 edificaciones, de las cuales 2.143 destruidas y 127 dañadas o en riesgo.

Respecto a los cultivos, el total de hectáreas afectadas ronda casi las 260ha, casi 14 más que en el registro anterior. De ellas, 145,61 corresponden a plantaciones de plataneras, 53,54 viñas y 22,89 aguacates.
El número de personas albergadas en centros hoteleros asciende, en estos momentos, a 439. De ellas, 63 se encuentran en un centro hotelero de Los Llanos de Aridane y 376 se hospedan en el hotel de Fuencaliente. Todas están siendo atendidas por Cruz Roja, en coordinación con los servicios sociales municipales. Además, hay 46 personas dependientes en centros sociosanitarios insulares.

Dictamen diario del Comité Científico
Previamente a la reunión del Comité Director del PEVOLCA se reunió el Comité Científico del Plan, en el que sus integrantes expusieron sus conclusiones sobre la evolución del fenómeno eruptivo desde el día de ayer. Este Comité Científico está coordinado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y lo integran representantes del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Instituto Español de Oceanografía (IEO), Universidad de La Laguna y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
Tales conclusiones fueron:

“La erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano (esto es, un mecanismo de carácter mixto, con fases de explosividad que producen depósitos piroclásticos y fases efusivas que producen las coladas de lava, de forma simultánea), con alternancia de fases efusivas y episodios explosivos intensos. En volcanología la magnitud de las erupciones volcánicas se mide en la escala del Índice de Explosividad Volcánica (VEI por sus siglas en inglés) con valores entre 0 y 8; en el caso de esta erupción el VEI estimado hasta ahora es 2.

El flujo principal de las coladas de lava discurre por el flanco norte, bajando sobre las coladas previas. A la salida del centro de emisión, el flujo se concentra en un canal lávico que ha cambiado de posición hacia el oeste y que, posteriormente, se ramifica en canales y tubos volcánicos. Ha surgido un nuevo flujo lávico procedente del centro situado en el extremo SE de la fisura eruptiva, que se mueve hacia el SO adosado a las primeras coladas emitidas en el proceso eruptivo. Siguen activos los centros de emisión del cono, con expulsión de piroclastos de manera continua y con pulsos freatomagmáticos intermitentes y dos con emisión de lava (que se encuentran en los extremos NO y SE de la fisura).

No se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, así como otros observables superficiales (emisiones visibles de gas) dentro de la zona de exclusión.

La morfología del cono cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración. Durante todo el día de ayer se produjeron roturas parciales del conelete (cono de piroclastos soldados), situado en la ladera NO del cono principal, que generaron grandes bloques que cayeron sobre el punto de emisión lávico inferior, produciendo derrames de lava.

La altura de columna de cenizas y gases medida hoy, alcanza los 3200 m.

La disposición actual de la nube de cenizas y SO2 es hacia el O-NO. Se prevé que el viento en altura (a 3000 m aproximadamente) gire hacia el NE, y por tanto el penacho se dispondría hacia el SO desde el foco eruptivo. La disposición esperada de la nube de cenizas y SO2 supone un escenario favorable para la operatividad de los aeropuertos canarios. Durante las últimas 24 horas se han registrado precipitaciones, en general, de carácter débil en vertiente N y E. Tanto para el día de hoy, como para mañana (lunes) y martes, las precipitaciones serán probables (en general de intensidad débil y puntualmente moderadas), principalmente en vertientes N y E, sin descartar en zonas de interior y O.

La sismicidad continúa localizándose, principalmente, cercana a la sismicidad de los primeros días, a profundidades entre 10 y 15 km. Esta sismicidad ha aumentado notablemente en su frecuencia y magnitud. Se registran también terremotos situados a profundidades superiores a 20 km, que en las últimas horas siguen teniendo una elevada magnitud. Se mantienen los valores altos de la amplitud de la señal de tremor, con pulsos más intensos en relación a días anteriores. La magnitud máxima observada ha sido 4.9 de un sismo ocurrido a las 16:34 horas a 38 km de profundidad, alcanzando una intensidad IV (EMS). La sismicidad registrada a profundidades intermedias y profundas, se enmarca en el mismo proceso eruptivo actual. No se registra sismicidad superficial significativa. El nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiendo alcanzarse intensidades VI (EMS) y originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente. Se incluye información relevante sobre este tema, en el apartado de Recomendaciones del informe.

La deformación muestra un patrón de estabilidad en el entorno del centro eruptivo y una ligera deflación regional de origen profundo detectada en las estaciones más alejadas del centro eruptivo.

Durante el día de ayer (23/10), la emisión de dióxido de azufre (SO2) asociado al penacho volcánico (emanaciones visibles de gases volcánicos) continúa registrando valores altos y acordes al proceso eruptivo, alcanzando valores de 3200 toneladas diarias (valor subestimado). Así mismo, la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km2 de la dorsal volcánica de Cumbre Vieja (emanaciones no visibles de gases volcánicos) ha sido estimada en 799 toneladas diarias a fecha de 23/10. La monitorización del flujo difuso de dióxido de carbono (CO2), en la estación geoquímica de Los Llanos (LP10) refleja una mayor fracción magmática-hidrotermal que la observada en la estación geoquímica de Fuencaliente (LP08). Todas estas observaciones geoquímicas son coherentes con el actual proceso eruptivo.

Respecto a la calidad del aire, en lo relativo al dióxido de azufre (SO2), la situación de superación de las concentraciones horarias del valor de referencia de umbral de alerta a la población (establecido en 500 μg/m³ durante tres horas consecutivas) que se produjo durante la madrugada y primeras horas de la mañana de ayer en la estación de Los Llanos, remitió a partir de las 12 horas, sin que en esta estación se hayan producido desde ese momento nuevas superaciones del valor límite horario (establecido en 350 μg/m³) o umbral de alerta. Las estaciones de Puntagorda, Tazacorte y El Paso también registraron durante el día de ayer superaciones horarias puntuales del umbral de alerta a la población, si bien, esta situación no se prolongó durante las tres horas establecidas en la normativa. Como consecuencia del episodio de contaminación de ayer, se han producido superaciones del valor límite horario de calidad del aire en todas las estaciones del Valle de Aridane, con una notable mejoría de la situación a partir de las 16 horas, y niveles mantenidos en valores bajos durante la pasada noche y madrugada. Durante la mañana de hoy se observa un leve repunte de las concentraciones en la estación de Puntagorda cuya evolución debe ser objeto de seguimiento. Igualmente, el episodio de ayer hace que se hayan superado los valores de referencia diarios de SO2 (establecido en 125 μg/m³) en las estaciones de Los Llanos, Puntagorda y Tazacorte.

Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), la media móvil de 24h refleja una consolidación de la mejoría de la situación tras la retirada de la masa de aire sahariano, destacando únicamente los valores altos de PM10 registrados entre las 11 y las 13 horas en la estación de Los Llanos, con una máxima horaria cercana a los 200 μg/m³, reflejo de la caída de cenizas del volcán, y que motiva que en esta estación se supere el umbral diario (establecido en 50 μg/m³). A lo largo de la madrugada y mañana de hoy los valores se mantienen bajos en todas las estaciones.