Cultura Televisión

DEBATE | VIDEO | La ficción española: el motor cultural de la industria audiovisual

EBFNoticias |

La Academia de Televisión y de las Ciencias y las Artes del Audiovisual ha organizado, con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, el encuentro “La ficción española: el motor cultural de la industria audiovisual”. En el debate, celebrado ayer en la Sala Borau de la Cineteca, participaron Diego Ávalos, vicepresidente de Contenidos de Netflix en España y Portugal; Domingo Corral, director de Ficción Original de Movistar+; Javier Olivares, guionista y productor ejecutivo; Ana Pastor, periodista y productora; Javier Calvo y Javier Ambrossi, directores, productores y guionistas. La periodista Concepción Cascajosa, profesora titular de Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid, fue la encargada de moderar el encuentro.

En la actualidad las historias que contamos trascienden la pantalla y generan conversación, impulsan tendencias, asientan usos y costumbres, ayudan a potenciar el turismo y promueven cambios y avances sociales. Bajo estas premisas, un grupo de profesionales conversó sobre el impacto positivo de nuestra producción audiovisual como motor cultural y sobre la huella de la ficción española dentro y fuera de nuestras fronteras.

Para Diego Ávalos de Netflix, “uno de los cambios más importantes que se ha dado en la ficción es la democratización de la producción. Un contenido puede ser creado en un país y visto en todo el mundo al mismo tiempo. Recuerdo los primeros acuerdos que hicimos con España para series como Velvet, Gran Hotel, Vis a vis, Águila Roja… Series que empezaron a triunfar en Latinoamérica. Eso nos dio la pista del gran talento de este país y por eso decidimos apostar por Las Chicas del Cable. Después han venido fenómenos como Élite o La Casa de Papel que han roto la barrera del idioma”. “La diversidad y el talento que tiene este país en sus historias, en su geografía y en sus culturas es algo de lo que tenemos que estar orgullosos en esta industria. No podemos ignorar el puesto privilegiado que tiene España, comparte idioma con 500 millones de personas y conecta el espacio que existe entre Europa y Latinoamérica. No hay otro país que pueda decir esto en el volumen y en el impacto”, destacó Ávalos.

Por su parte, el académico Javier Olivares afirmó que “sobre la cultura y las series, yo no le doy tanta trascendencia al hecho de hacer series de historia. Soy guionista, soy escritor y cuento historias… Y conté estas historias, Isabel, Víctor Ros o El Ministerio del Tiempo porque no se hablaba de España en las series. Quería hablar de nosotros y no me imaginaba que pudieran tener tanta proyección”. En cuanto a la ficción como motor cultural de la industria señaló que “hay una cultura de las series que nosotros tenemos que empezar a defender y creo que las series han llegado a un punto de expresión artística que se pueden estudiar como la historia del arte o la medicina.  La evolución del lenguaje, los autores, el impacto industrial… Al final, se han convertido en escuela emocional, escuela sentimental, tomas de postura ante la vida porque nos hemos visto reflejados en la pantalla. No hace falta hacer series culturales, hace falta hacer buenas series para llegar a la gente”.

Para Ana Pastor de Newtral, “toda una generación está aprendiendo historia de España, historia de la humanidad a través de las series. ¿Eso qué nos ha supuesto como equipo? Una exigencia muy alta porque hay que hacerlo de tal manera que la gente aprenda, con rigor. Cuando el equipo me habla de The Crown o Chernobyl, y ahí hay ficción, lo primero que hemos aprendido es que nos dirigimos a un público que pretende aprender con lo que hacemos. La segunda cosa es que tenemos un nivel de exigencia muy alto porque la gente tiene una cultura audiovisual altísima. El tercer aprendizaje es la convivencia entre los dos mundos, la televisión tradicional con los equipos de las plataformas. Y la cuarta cosa, que me parece maravillosa, de este nuevo mundo es que somos profesionales, algunos somos más nuevos, que nos conocemos, nos respetamos y nos estamos ayudando. Siempre he creído que la competencia es buena porque nos exige más a todos”.

Domingo Corral de Movistar +, señaló que “nosotros empezamos con un proyecto muy ambicioso que fue La Peste. Con ella introdujimos un tipo de serie que no se hacía en España. Intentando traer autoría a la ficción, que puede venir del cine o la televisión. Lo importante es tener una visión original de la historia, saber lo que se quiere contar y dotar de los recursos que hacen falta a los proyectos. Otra cosa que hemos intentado hacer es contar nuestro país. Tengo en la cabeza La Fortuna, que es la serie que acabamos de estrenar, pero nuestra ficción es itinerante, movemos equipos por localizaciones de toda España. Y esa veracidad puede verse en historias como las de Hierro, Vengüenza o Antidisturbios.”

Los directores y productores Javier Calvo y Javier Ambrossi, creadores de series como Paquita Salas o Cardo, hablaron de su experiencia con fenómenos internacionales como Veneno: “quisimos derribar la creencia de que las series LGTB son nicho. Queríamos hacer una gran serie para todo el mundo sobre la historia de una mujer trans. Siempre que se pensaba una serie sobre esta temática se pensaba pequeña y queríamos que fuese accesible a todo el mundo”, destacó Calvo. “Por otro lado, la hicimos de forma responsable. Contando con las actrices que tenían que estar y contando en cada departamento con personas del colectivo. Ha pasado EEUU, los premios, la gente pero no me olvido de la responsabilidad social de la ficción. Nos queda mucho por conseguir pero me siento muy orgulloso de haber traído a la mesa el concepto de empatía, responsabilidad y oportunidad para los nuevos talentos. Lo que nunca pasará de moda es el impacto de cómo hagamos las cosas”, explicó Ambrossi.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario