Canarias POLÍTICA Salud Sanidad Servicios públicos SOCIEDAD

ATENCIÓN PRIMARIA | Los médicos denuncian el mal estado y carencias de las instalaciones de los centros médicos

EBFNoticias |

La Asociación de Médicos de Atención Primaria de Canarias Amapcan, ha señalado que, ras conocer recientemente la decepcionante partida presupuestaria de los PGE 2022 destinada a la Atención Primaria, 176 millones euros de los 4.000 millones, «estimados necesarios por la SemFyC, partida que es a todas luces insuficiente ni para afrontar las deficiencias estructurales de los centros de salud detectadas en una encuesta realizada por nuestra asociación sobre las instalaciones y mucho menos para llevar a cabo la reforma considerada prioritaria por el Ministerio de Sanidad, según su
comunicado».

Indican, que de 114 encuestas realizadas entre los médicos de Amapcan entre el 11 de septiembre y el 6 de octubre, revela que el 26% de los encuestados consideran que su Centro de Salud (CS) tiene barreras arquitectónicas para
el acceso a personas con movilidad reducida, así como que en el 25% de los mismos no existen aseos
adaptados.

El 80% de los profesionales no tienen personal de seguridad en los CS durante todo el horario que estos están abiertos al público. En el 54,5% de los casos no existe esa figura y en el 23% no está durante el horario completo del centro. En los CS en los que sí hay personal de seguridad, el 58,8% de los
profesionales encuestados considera que no tienen una forma rápida de contactar con el mismo en caso de urgencia.

El 43% refiere que existen problemas de aparcamiento en sus CS.

El 28,6% contesta que su CS no dispone de salas polivalentes para realizar formación intraequipo, talleres a pacientes… El 45% responde que su CS no dispone de sala de reuniones o de haberla es muy pequeña y no caben la mayoría de los trabajadores. El 74,3% responde que no disponen de un espacio destinado a biblioteca en el centro.

El 41% del personal médico encuestado comparte consulta con otro compañero y considera que tiene problemas para empezar/terminar a la hora por este motivo. Así mismo el 88,4% considera que no existe en el centro un espacio habilitado suficiente para las necesidades que hay, en el que poder trabajar cuando llegan antes de que su consulta quede libre o tienen que dejar la consulta al compañero de la tarde y no hanterminado.

Respecto a coincidir en horario con su enfermera, más del 30% no coinciden más de 3 días a la semana, con la consecuente incomodidad para los pacientes que llevan seguimiento por ambos profesionales.

El 49% considera que el área de respiratorio habilitada con motivo de la pandemia no está correctamente aislada del resto del centro.

El 55,3% de los encuestados no tiene, o tiene pero no funciona correctamente, aire acondicionado en las consultas. Igualmente, el 19% refiere que no hay calefacción, siendo necesaria en sus centros.

El 28,3% no tiene silla ergonómica y regulable en altura para trabajar. El 31,7% considera que el tamaño de la pantalla del ordenador es pequeño, resultando incómodo para trabajar.

Respecto a los auriculares para realizar las consultas telefónicas de forma más segura para el paciente, asegurando su intimidad, y más cómoda para el profesional evitando lesiones, tenemos que sólo al 12,7% se los ha proporcionado la empresa. Un 47,6% los usaría si se los proporcionaran y un 31,7% ya los usa porque se los compraron ellos mismos.

Sobre las características de la consulta, el 23% considera que su consulta no tiene buena ventilación. El 20% refiere que su consulta tiene problemas de tamaño, teniendo dificultades para el acceso de pacientes en sillas de ruedas. Un 7% tienen consulta sin lavamanos. El 13,4% refiere que tiene
mala iluminación. El 64,9%% de los encuestados contesta que sufre problemas debido a mala insonorización en la consulta, bien por ruidos del exterior o ruidos interiores de otras consultas y salas de espera.

Referente a las consultas en las que se atiende a los pacientes que acuden de urgencia, losprofesionales encuestados contestan que un:

– 25,7% no tienen aire acondicionado que funcione.
– 11,4% sin calefacción, siendo necesaria.
– 17,1% sin ventilación.
– 11,4% sin sillas ergonómicas y adaptables.
– 5,7% con problemas de acceso para los pacientes en sillas de ruedas.
– 2,9% con sala de espera pequeña. Los pacientes respiratorios esperan en la calle.
– 5,7% con sala de esperas pequeñas y falta de intimidad para los pacientes.
13. Respecto a las revisiones de puesto laboral realizadas por el Servicio de Prevención de Riesgos
Laborales, el 70% refiere que no han evaluado su lugar de trabajo nunca y el 15% comenta que la última valoración fue hace más de 3 años.

De los resultados obtenidos podemos extrapolar algunas conclusiones, como las que pasamos a detallar:

Actualmente existen muchas deficiencias en cuanto a instalaciones en los Centros de Salud de Canarias, algunas de ellas hacen que se vaya en contra de la más elementalhigiene requerida para un acto médico, como que existan consultas sin lavamanos.

Muchos centros se han ido quedando pequeños y obsoletos para la cantidad de
profesionales que albergan y el número de usuarios al que se le da servicio. Aunque en un principio el no tener salas polivalentes, biblioteca o sala amplia de reuniones pueda parecer un problema menor, las instalaciones limitan mucho a la hora de trabajar y planificar las tareas de formación, así como las actividades de promoción de la salud, prevención y educación sanitaria destinadas a la población que atendemos, labores primordiales a realizar en Atención Primaria.

«Nos llama la atención que centros destinados a la atención de todo tipo de usuarios sigan teniendo barreras arquitectónicas y no posean aseos adaptados. Así como que en más de la mitad de los centros no exista personal de seguridad y en los que los hay, no haya una forma rápida de comunicación con el mismo en caso de urgencia, dado el progresivo aumento de las agresiones verbales y físicas que se viene observando en Atención Primaria en los últimos años».

Teniendo en cuenta que el 41% de los médicos comparten consulta y consideran tener problemas para empezar/acabar a al hora, y que el 88% de los preguntados refieren que no hay sitios suficientes en el centro para seguir/empezar a trabajar cuando la consulta está ocupada, queda claro que aunque nos veamos obligados a terminar más tarde en muchas ocasiones, debido a la importante sobrecarga laboral que sufrimos, nos es bastante complicado hacerlo al no haber consultas disponibles.

Para mejorar las instalaciones hace falta, entre otras medidas, un aumento
importante de presupuesto. Hay mucho margen de mejora respecto a la prevención de riesgos laborales en los CS de Canarias, empezando por determinar las cargas de trabajo diario (n.º máximo de pacientes, tiempo mínimo para atenderlos, cupos máximos…) tal y como hemos solicitado
mediante documento escrito al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales el 15 de junio de 2021, para el que aún no hemos tenido respuesta. Pero también es necesaria, como queda de manifiesto en este documento, que se realice una valoración del estado de las instalaciones de los centros de Atención Primaria para poder corregir las deficiencias encontradas.

Trabajar en este sentido, realizando entre otras acciones, evaluaciones de
información de alto valor como la proporcionada directamente por los profesionales, redundaría en una mejor salud laboral de los mismos y un mejor servicio al usuario, objetivo final de un servicio sanitario público como es el nuestro.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario