Administración local Educación Energías alternativas I+D+I POLÍTICA Política Económica Servicios públicos

TACORONTE | El Ayuntamiento invierte más de 31.000 euros en reponer la instalación eléctrica de los seis colegios del municipio 

Leticia López ha lamentado “la desidia y dejadez de los últimos ocho años”, en los que no se ha realizado un mantenimiento y no se ha destinado al personal necesario

EBFNoticias |

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Tacoronte está completando los trabajos de reposición y mejora de las instalaciones eléctricas de todos los colegios del municipio, tras la realización de la inspección denominada Organismo de Control Autorizado (OCA), que ha “detectado importantes deficiencias y carencias”, según reveló la concejala del área, Leticia López”.

El abanico de acciones necesarias, según señaló López, “van desde cosas simples, como cambios de luminarias a cartelería o reposición de pequeñas instalaciones, a trabajos de mayor entidad, que se toma la decisión de realizar en los seis colegios del municipio, puesto que con la reciente contratación de una ingeniera todos los procedimientos se pueden acelerar, realizando un expediente cuyo coste se eleva a 31.559 euros, que incluye un fondeo de un 20 por ciento añadido, cuyo destino es la reposición de cualquier anomalía o vicio oculto en las obras realizadas”.

La mayor parte de acciones están relacionadas con la reposición de luminarias, aunque, según señaló la concejala, “los desperfectos y carencias también están relacionadas con los años que han pasado sin acometer mejoraras en las mismas”. En este sentido, explicó que el centro con más incidencias necesita reponer fue el CEIP Ernesto Castro Fariña, «puesto que también sufrió hace un tiempo un incendio en su aula de informática”. En este colegio se ha realizado medio centenar de trabajos, la mayoría por la sustitución de luminarias, pero también se acomete la colocación de señalización de seguridad, identificación de circuitos, entre otros.

“Se trata de un chequeo en profundidad de cada uno de los centros públicos, que permiten la optimización de las instalaciones, poniendo al día y conforme a la legislación vigente las mismas”, añadió. Leticia López explicó que en el colegio Maximiliano Gil se corrigieron 23 deficiencias, donde se actualizaron aspectos relacionados con la seguridad o reposición de desperfectos, “garantizando la integridad y seguridad de los escolares y de la comunidad educativa en su conjunto”.

En el colegio San Juan-Perales fueron 24 las acciones de mejora, con aspectos como las tomas de corriente sin envolventes de protección, reposición de luminarias de emergencia, carteles de identificación de peligro, entre otros aspectos.
Los resultados de la inspección en el CEIP Emeterio Gutiérrez Arvelo reveló la necesidad de mejorar 27 aspectos como interruptores, luminarias, cartelería o múltiples mejoras eléctricas, lo que revela, a juicio de la concejala de Educación, que “hasta ahora no se ha cumplido de manera eficaz, y por parte de los anteriores gobiernos locales, la normativa en esta materia, que ha revelado la dejadez de los mismo frente a la seguridad en los centros educativos. Una situación de olvido en todos los ámbitos”
Leticia López recordó que la inspección se realizó en mayo del año 2020, y que los trabajos se están ejecutando en la actualidad, en plena campaña de verano, al estar los centros sin actividad docente, “cuyo ritmo de trabajo nos garantiza que todo estará terminado antes del comienzo de curso”.

En el colegio Guayonge se han detectado 13 acciones necesarias, entre las que destaca la retirada de una serie de farolas que en la actualidad no se utilizan, así como algunos aspectos relacionados con las luminarias de emergencia, señalización y aspectos de la seguridad pasiva.

Por último, en el Colegio María Rosa Alonso, se detectaron 19 deficiencias, entre las que se han llevado a cabo la puesta en marcha de su grupo electrógeno, puestas de tierra, señalizaciones en cuadros eléctricos y circuitos o reposición de luminarias, entre otros.

López remarcó “la dejadez y desidia que ha acompañado a la falta de acción en estas carencias por el anterior Gobierno local, que de manera sistemática ha incumplido la normativa en esta materia, así como la ausencia de materia de personal para hacer frente a este mantenimiento”.

En este sentido, dijo que “se están dando pasos para corregir esta realidad”, y aunque reconoció que la situación de los “centros es mejorable, buscamos las fórmulas para reponer lo que no se ha hecho en los últimos ocho años. Las relaciones con los centros son buenas, y ahora hay que continuar trabajando”.

El alcalde de Tacoronte, José Daniel Díaz, hizo hincapié en el aspecto ambiental y de eficiencia energética que ha rodeado a esta actuación, “en la que ha primado el concepto de ahorro energético”. En este sentido, señaló que “no solo se ha tratado de reponer luminarias, sino de emprender los cambios con una visión en la que se ha tenido en cuenta el ahorro en el consumo, al aplicar tecnología LED en todos los centros, lo que se traduce también en un menor coste en la factura, pero también en un resultado donde destaca la eficiencia y la reducción de la huella de carbono”.

En este sentido, Díaz indicó que “por parte del Ayuntamiento se ha querido dar respuesta a una necesidad conforme a las normas y legislación actuales, que regulan este tipo de instalaciones y que otros gobiernos anteriores han desechado”.