Noticias de Empresa

EMPRESAS | MAC y TITSA entregan los premios del IV Concurso de Relatos Cortos sobre Hábitos Saludables y del III Concurso de Microrrelatos sobre PRL

EBFNoticias | 

Sofía Valladares Elías, de 15 años y estudiante del Colegio Santo Domingo, de Güímar (Tenerife), y Melania Morales García recibieron hoy, respectivamente, los premios correspondientes al IV Concurso de relatos cortos sobre hábitos saludables y al III Concurso de microrrelatos sobre Prevención de Riesgos Laborales (PRL), organizados ambos por la Mutua de Accidentes de Canarias (MAC) con la colaboración de TITSA.

Los premios fueron entregados por el director-gerente de la Mutua, Javier González Ortiz; Enrique Arriaga, vicepresidente primero del Cabildo de Tenerife y consejero insular de Innovación, Carreteras y Movilidad; la nueva gerente de TITSA, Raquel Martínez Castillo; y el director insular de Transportes, José Alberto León.

Sofía Valladares Elías presentó el relato “El problema de Tomás”, que fue elegido de entre los 40 trabajos presentados por un jurado compuesto por miembros de la Comisión de RSC de MAC.

La Mutua de Accidentes de Canarias (MAC), a través de su comisión de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), convocó el 24 de febrero este concurso. El objetivo de esta iniciativa era fomentar entre la ciudadanía la importancia de desarrollar una vida sana. La convocatoria estaba abierta al alumnado de ESO y Bachiller de los institutos canarios (jóvenes entre 12 y 18 años). El jurado valoró la adecuada interpretación de los requerimientos expresados en la convocatoria, la innovación y calidad de las propuestas, la eficacia comunicativa y la creatividad. Los relatos tenían una extensión mínima de 3 hojas y un mínimo de 2.

Por su parte, Melania Morales García ganó el certamen de microrrelatos con el trabajo “Relaciones complicadas”, que fue elegido por un jurado también compuesto por miembros de la Comisión de RSC de MAC.

Microrrelato ganador: Relaciones complicadasEl objetivo de este premio es fomentar entre la ciudadanía la importancia de la prevención en el ámbito laboral. La convocatoria estaba abierta al conjunto de la población canaria. El jurado valoró la adecuada interpretación de los requerimientos expresados en la convocatoria, el “factor sorpresa” y la creatividad. Los relatos debían tener una extensión de entre 50 y 150 palabras.

«… y ahí estaba yo, creyendo estar en El Caribe, con cóctel en mano y gota de sudor navegando por mi imaginación. Quién me iba a decir que realmente se trataba de un cóctel molotov y que el fuego que abrazaba las paredes de esa cocina era el comienzo de unas cortas vacaciones en el hospital.

Por mis venas desde hace años fluye aceite y especias. Reconozco, orgulloso, haber logrado lo que siempre perseguí: ser cocinero, aunque ahora mismo mis pulmones estén ligeramente aderezados con monóxido de carbono.

Con un trapo húmedo en mi cabeza logro reptar cual lagarto de El Hierro hasta el extintor para vestir de blanco todo a mi alrededor y celebrar la gran ceremonia que oficié minutos antes entre mi cocina de gas y el gel hidroalcohólico que dejé cerca mientras cocinaba, pareja que nunca debí haber presentado».

Los premios consisten en una tablet de última generación, gentileza de TITSA, y un diploma acreditativo.