Discapacidad SOCIEDAD

DISCAPACIDAD | La Reforma del Código Civil plantea una revolución en la legislación

Georgette Bugnion y Nicolás Soriano.

EBFNoticias | 

La Fundación Tutelar Sonsoles Soriano organizó la semana pasada unas jornadas formativas telemáticas bajo el título Reforma del Código Civil en materia de discapacidad, que fue seguida en remoto por un centenar de participantes. Los distintos ponentes explicaron los importantes cambios que la nueva ley trae aparejados y que supondrá una auténtica revolución en la legislación en materia de discapacidad. 

Supone una transformación social, un cambio de mirada, que pone a la persona con discapacidad en el centro y reconoce su plena capacidad jurídica y su derecho a contar con los apoyos que se precisen para la toma de decisiones. Se centra en la voluntad, de las preferencias y deseos de la persona, siempre con las salvaguardas necesarias para evitar los conflictos de intereses o influencias indebidas.

El nuevo texto se publicó en el BOE el pasado 3 de junio tras haber sido ratificado por el Senado el 12 de mayo y por el Congreso ocho días después. Tras una vacatio legis hasta el 3 de septiembre, la norma reformada prevé un período de tres años para la adaptación y revisión de las sentencias de modificación de la capacidad jurídica ya dictadas.

Mari Paz García Rubio, catedrática de Derecho Civil de la Universidad de Santiago de Compostela y vocal permanente de la Sección Primera (Civil) de la Comisión General de Codificación, abrió las jornadas con la ponencia Las personas. Sentido y significado general de la reforma. “El concepto de capacidad jurídica que teníamos hasta ahora procede de hace dos siglos y cambia radicalmente, afectando a todo el sistema, modificando un conjunto muy importante de leyes”, indicó. “Las personas con discapacidad tendrán derecho a decidir en actos con trascendencia jurídica: casarse, tener hijos, pedir un préstamo, hacer una hipoteca…”, añadió.

“La figura del tutor de antes no es la del curador o guardador de ahora, no pudiendo sustituir la voluntad de la persona con discapacidad, no siendo una representación sustitutiva, debiendo buscarse la voluntad hipotética o reconstruyendo esa voluntad”, explicó. “Que se mantengan las mismas palabras no significa que se mantengan las mismas figuras. Esta ley lo cambia todo”, concluyó García Rubio.

No menos interesante resultó lo expuesto por María Rosa Rubio Ramos, fiscal delegada de la Especialidad Civil y de Protección Jurídica de las Personas con Discapacidad para la Comunidad Autónoma de Canarias, que habló de Aplicación práctica de la Reforma del Código Civil y de las leyes procesales. “Esta ley potencia al guardador de hecho, que atenderá a la persona con discapacidad sin necesidad que esté pasando por el juzgado salvo para procedimientos representativos muy concretos: compras, alquileres, etc.”, dijo. Mostrándose tajante al pedir que se huya de la excesiva judicialización: “Vayamos al juzgado cuando ya no quede más remedio”.

La primera jornada, celebrada el martes día 15, la cerró Cristina Llanos Penedo, asesora jurídica de la Fundación Sonsoles, que trató el tema El papel de la abogacía en el procedimiento. “En este nuevo escenario, el papel del abogado pasa por presentar la documentación conforme a la ley, aceptando las correcciones que el juzgado nos haga, pero mi misión es también calmar al cliente y dar a conocer la situación real de la persona con discapacidad”, explicó. Llanos ilustró su intervención con dos casos prácticos y mostró su curiosidad por ver cómo va a encajar en los juzgados esta nueva ley.

El segundo día lo abrió Cristóbal Fábregas Ruiz, fiscal coordinador de la Sección de Discapacidad de Jaén y catedrático de Derecho Civil. El apoyo informal: la guarda de hecho. Importancia del papel de la familia fue el título de su ponencia. “No hay mejor apoyo que contar con una familia estructurada y ante ello el Derecho sobra”, señaló en el inicio. “Con la reforma, un tercio, como mínimo, de los casos no pasará por el juzgado”, adelantó. “Desde el 3 de septiembre, en tres años tendremos que revisar todas las sentencias para anular las tutelas y las incapacidades existentes”, comentó en otro momento de su exposición.

Miguel Ángel Thous Miranda, médico forense y patrono de la Fundación Sonsoles, trató el asunto de la Autonomía, apoyos y protección en la reforma: un equilibrio complicado. No dudó al calificar la reforma de poseer “una envergadura extraordinaria”. “La trascendencia de la ley la encontramos cuando equipara la edad mental con la edad natural”, significó. “La ley nace sin ficha económica”, lamentó. “Si se tiene capacidad para decidir, hay que respetarla. Y esto implica que esa persona tiene derecho a equivocarse”, fue otra de sus reflexiones.

Aránzazu Aznar Ondoño, notaria de Santa Cruz de Tenerife y patrona de la Fundación Sonsoles, trato Los apoyos voluntarios a la persona con discapacidad. La labor notarial en la nueva normativa. Hizo una comparativa con la ley anterior, apuntando lo novedoso y lo que se elimina. “Los poderes preventivos son fundamentales y con la nueva ley deben revisarse desde ya mismo”, alertó. “Aplaudo la creación de la Comisión de Protección Patrimonial de las personas con discapacidad”, concluyó.

El impacto de la reforma en la labor de la Fundación fue el título de la última ponencia de las jornadas, para cuyo desarrollo se contó con Estrella León López, experta por experiencia; Silvia González Camacho, trabajadora social; y Tania Paredes Noda, directora de la Fundación Tutelar Sonsoles.

Estrella León López dejó esta reflexión: “Tengo derecho a seguir viviendo de manera independiente y quiero hacerlo. Desde que se aprobó la Convención, y en los últimos años mi vida ha cambiado mucho, y he podido hacerlo gracias a mi esfuerzo y a los apoyos que he tenido”.

Para Silvia González “esta reforma supone un cambio de mirada hacia las personas con discapacidad, y de profunda transformación social, reconociendo el derecho a la plena ciudadanía, y garantizando los apoyos que cada persona precisa para construir proyectos de vida con autonomía y calidad”.

Tania Paredes.

Tania Paredes, a su vez, realizó un llamamiento a “formarnos en esta materia, tanto los operadores jurídicos y sociales como las personas con discapacidad y sus familias. Ello resultará clave para que esta reforma sea efectiva y que cale en nuestra sociedad, lográndose así reconocer la plena igualdad ante la ley y el ejercicio de la capacidad jurídica con los apoyos precisos”.

En la clausura de las jornadas tomó la palabra Nicolas Soriano Benítez de Lugo, vicepresidente de la Fundación, quien formuló un deseo: “Esta reforma nos plantea un escenario donde se destierra el paternalismo y que nos invita a darle a las personas con discapacidad todos los apoyos para que sean felices”.

La organización de las jornadas contó con la colaboración de la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias y el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Rosario González Carballo, concejala delegada de Acción Social y presidenta del IMAS, indicó que “desde el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife felicitamos a la Fundación Sonsoles por el acierto que ha supuesto la organización de estas jornadas para tratar un tema de tanta importancia para nuestra sociedad en el momento actual, de ahí nuestro apoyo a las mismas”.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario