FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Turismo interior | Salvador García Llanos

¿Se recupera el turismo, de verdad?

La mayoría de los expertos consultados por la Organización Mundial del Turismo (OMT) estiman que las cifras anteriores a la pandemia no volverán hasta 2024. España, según tales datos referidos a 2020, ha pasado de la segunda a la quinta posición mundial. Las dudas que inspiran el pesimismo de estos registros se despejan si se analizan los relativos al turismo interior, que representa un 80 % de los movimientos y de los ingresos y gastos totales. Ahí parece que la recuperación lleva un ritmo más rápido. Se pone de manifiesto que, básicamente, el turismo es un fenómeno regional, dicho de otra forma, la gente se mueve sobre todo dentro de sus propias fronteras y después se dirige a otros destinos con arreglo a sus preferencias o ganas de conocer.

El técnico de Información y Turismo del Estado, licenciado en derecho y abogado, fundador y primer director de Turespaña (Improtur), Ignacio Vasallo, ha publicado un interesante análisis sobre las incógnitas que aún suscita la tan ansiada recuperación. En Europa –señala- los movimientos intrarregionales superaron los tres mil millones de viajes. De ellos, dos mil quinientos fueron dentro del propio país. Los alemanes, por ejemplo, realizaron casi ochocientos millones de viajes dentro de su territorio frente a los once que realizaron a España.

Nuestro país es el único de las potencias en el que el turismo extranjero es más importante que el nacional, 60 frente al 40 por ciento en gasto. Pero, además está concentrado en algunos destinos de costa , mientras que el nacional se distribuye por toda la geografía española.

Según Vasallo, los españoles tendrán que viajar mucho más que antes dentro de nuestras fronteras para compensar, pero aun así no lograrán cubrir los huecos que dejarán los británicos en Tenerife, Ibiza o Benidorm, por ejemplo. “Al terminar el año, nos quedaremos algo cortos respecto a las previsiones del Gobierno de más de 40 millones de turistas extranjeros, la mitad que, en el 2019, pero en cambio el turismo interior superará el 80 por ciento de las cifras de ese año. El gasto total en turismo será superior al 50 por ciento del de 2019”.

Cree el experto que “el año próximo los movimientos turísticos internacionales estarán todavía muy por debajo de las cifras anteriores en todo el mundo, pero los destinos españoles, tan próximos a los grandes centros emisores, habrán recuperado gran parte del tráfico perdido”.

Para Vasallo, los expertos de la OMT tienen razón al asegurar que el turismo internacional no se recuperará hasta el año 2024, pero el turismo global sí lo hará y un año antes tendremos ya ingresos totales similares a los del año de referencia».

El caso es que, pese a los ritmos de vacunación y a la adopción de medidas que propicien un aumento de la movilidad, la reactivación va muy lenta y, por tanto, no debe hablarse aún de recuperación. Habrá que ver cómo concluye el verano y si las determinaciones del Gobierno de Canarias, por ejemplo, orientadas a incentivar el turismo interior, surten efectos positivos. Se admite que la gente tiene ganas de salir y de vacaciones, pero quiere también la máxima seguridad para sus desplazamientos.

En cualquier caso, el turismo interior parece llamado a cobrar un relieve más notorio. Los movimientos intrarregionales serían, al final de la temporada, un buen indicador para repensar estrategias que impulsen un mercado interior que compense caídas o desequilibrios. Canarias, turísticamente, se la está jugando y es cuestión de que el sector se mueva, con imaginación y hasta cierta audacia, rompiendo esquemas si es necesario.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario