Canarias CORONAVIRUS | COVID-19 ECONOMÍA E INDUSTRIA Negocios Política Económica Servicios públicos

ECONOMÍA | La Cámara de Comercio prevé este año un incremento entre el 2 y 5% del PIB en Canarias

EBFNoticias | 

La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife estima que la economía canaria crecerá entre un 2% y un 5% en el año 2021. Así lo ha afirmado hoy Santiago Sesé, presidente de la entidad cameral junto a Lola Pérez, directora de la Cámara, en la presentación del Boletín de Situación Económica relativo al primer trimestre de 2021, que cuenta con el apoyo de CaixaBank.

Así, los primeros avances del PIB regional de Canarias muestran un deterioro del 14,1% interanual durante el primer trimestre del año frente al 4,3% registrado en el conjunto de España, atendiendo a las primeras estimaciones realizadas por el Instituto Canario de Estadística. Por su parte, el número de empresas inscritas a la seguridad social con algún trabajador a su cargo se ha visto reducido en casi 5.000 desde finales de 2019, una cifra a la que se añaden los miles de empresarios individuales que ya no ejercen su actividad o todos aquellos autónomos acogidos a una prestación por cese de actividad.

Desde el punto de vista laboral la tasa de paro alcanzó el 25,2%, cifra en la que no se contemplan aquellos trabajadores acogidos a los ERTEs y que apenas ha crecido en el trimestre (0,2%). Sin embargo, el crecimiento anual de la tasa de desempleo es de 6,6 puntos, quedando 5 puntos por encima si lo comparamos con el crecimiento nacional.

Por sectores, el más castigado ha sido el sector servicios, con una pérdida anual del PIB del -17,6% frente a una caída nacional del -5,3%, seguido de la construcción
(-12,6%) y la industria (-8,9%).  Por su parte, el sector primario ha sido el único que durante el período de análisis ha registrado un incremento anual del 2,5%.

Una recuperación con “efecto rebote”

La notable mejora que experimenta la situación epidemiológica, además del impulso que se está dando a la vacunación, permiten ser más optimistas en las previsiones. La progresiva inmunidad de grupo y el restablecimiento de la movilidad y la conectividad son claves para estos datos más positivos. La institución cameral mantiene que las previsiones de crecimiento del PIB de este año estarán entre el 2% y el 5%.

En palabras del presidente de la Cámara de Comercio, “el objetivo es evitar desandar el camino andado y derivar en una situación que no podría ser asumible en términos económicos”. Pide celeridad en la implantación del certificado verde, “una acción coordinada que nos permitirá adoptar las medidas oportunas en base a una información homogénea para todos”.

Santiago Sesé reclama “otras medidas estratégicas que sigan apoyando a los sectores, las empresas y los trabajadores más castigados por esta crisis”, entre las que cita las bonificaciones en las tasas aeroportuarias, la reducción de impuestos que pueda dar desahogo a las empresas o los incentivos al empleo para acelerar las contrataciones, prestando especial atención a colectivos como los mayores de 45 años o los jóvenes.

También destaca que “durante estos meses de transición habrá que evitar el cierre de empresas y la falta de solvencia de éstas, para lo cual habrá que acelerar la tramitación y el abono de las ayudas directas con las que mitigar el endeudamiento y los costes fijos no cubiertos. A medida que avanza el tiempo se incrementa el riesgo de que empresas con deudas se conviertan en empresas no viables”.

En otro orden de cosas, desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife se recalca la necesidad de prorrogar los ERTEs con las mismas condiciones hasta finales de año, como se ha venido solicitando desde hace meses y con objetivo de que las empresas incorporen de nuevo a sus trabajadores a medida que vayan generando ingresos.

Para el presidente de la institución cameral estas deben ser las claves para que Canarias pueda recuperar su actividad a medida que avance el año, si bien advierte de que aún existe una notable incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y cuyos efectos y consecuencias dependerán de la capacidad de reacción que se tenga.

A juicio del servicio de estudios cameral, el nivel de actividad previo a la pandemia no se producirá en Canarias hasta bien avanzado el año 2022 o comienzos de 2023. Además, se estima que la recuperación sufrirá un “efecto rebote” y que a corto plazo será más vigorosa que a medio o largo plazo.

El director territorial de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes, incide en el compromiso de la entidad para sumar su capacidad y experiencia en el acompañamiento a las empresas en este período crucial, “apoyando con todos nuestros medios humanos, tecnológicos y financieros la concesión de crédito y otras actuaciones con la intención de que el efecto positivo de las ayudas directas sea aún mayor, con el acompañamiento en proyectos de digitalización, sostenibilidad, cohesión e igualdad que los autónomos, empresas y corporaciones tienen como reto para, entre todos, relanzar la economía a corto plazo y mejorar la productividad y el potencial de crecimiento a medio y largo plazo”.

Con estos datos, desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife se hace especial hincapié en la necesidad no solo de implementar medidas que permitan a las empresas recuperarse, sino también acometer reformas estructurales que aseguren la robustez del tejido empresarial canario.

Los resultados del boletín

Durante el primer trimestre del año las ventas del comercio canario se han reducido en un 10,5% respecto al mismo periodo el año 2020, experimentando uno de los mayores descensos de todo el país. Por su parte, el gasto cae casi un 89% y el número de turistas se desciende en aproximadamente un 90%. En este mismo período, la matriculación de vehículos cayó un 36% respecto al trimestre anterior, y un 22% respecto al mismo período del año pasado. En total, se ha registrado una pérdida de 2.304 matriculaciones menos en un año. Por su parte, la compraventa de viviendas se reduce en un 28,1%.

Los indicadores referidos a la inversión empresarial mostraron, casi todos, una evolución negativa en el periodo de análisis. La cifra media de empresas inscritas en la Seguridad Social se sitúa un 3,8% por debajo de las existentes el mismo trimestre de 2020. Al mismo tiempo, aumentan considerablemente el número de quiebras, registrándose un 322,7% más de procedimientos concursales que hace un año.

Todos los sectores se han visto castigados, siendo el sector servicios, en su conjunto experimentó una caída del 24,8%, una cifra 21 puntos superior a la registrada a nivel nacional, que se mantiene en un 3,8%. Por último, los viajeros alojados en hoteles canarios, contabilizados por el INE, durante este primer trimestre descendieron en un 83,4%, viéndose esta cifra afectada tanto por el turismo nacional (un 42% menos) como por el extranjero (91%).

Canarias finalizó el primer trimestre del año con 27.300 ocupados menos que a finales de 2020 (-3,3%) y 130.100 por debajo de los existentes un año antes (-14%), la mayor caída anual en la historia reciente del Archipiélago, sin tener en cuenta a las personas acogidas en estos momentos a un ERTE. Por otra parte, las cifras del número de parados experimentan una reducción en el trimestre del 2,3%, con 6.300 desempleados menos que a finales de 2020, si bien son 57.400 más que los existentes hace un año. El 25,4% de tasa de paro sitúa a Canarias como la segunda región con mayor tasa de paro, siendo Ceuta la que registra la más elevada (28,5%).