FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Sin misericordia ni miramientos | Salvador García Llanos

En esa guerra secular e infinita que se libra entre los judíos, en Oriente medio, allí donde a Israel le gusta exhibir su poderío cada vez que los palestinos sorprenden con una de esas acciones atrevidas o suicidas, ni las sedes de las delegaciones de los medios de comunicación escapan a los bombardeos y a la barbarie.

Hoy hay que mirar a Gaza, donde se ve una geografía de destrucción mientras los periodistas palestinos e internacionales han sido arrestados, golpeados y amenazados por las fuerzas israelíes en medio de auténtica escalada de violencia en esa franja. Mientras la comunidad internacional adopta la postura del “que se las entiendan”, ha sido la Federación Internacional de Periodistas (FIP) la que se ha solidarizado con el Sindicato de Periodistas Palestinos (PJS, que debe sobrevivir peligrosamente) y todos los trabajadores de los medios de ese territorio, exigiendo una acción internacional inmediata por los ataques contra ellos que considera premeditados.

En efecto, la noche del 11 de mayo, el ejército israelí bombardeó la torre Al-Jawhara, ubicada en Gaza, que alberga las oficinas de trece medios de comunicación y ONG. El PJS dijo que el ataque fue deliberado y dirigido. No hubo heridos ya que los periodistas evacuaron sus oficinas después de que el ejército israelí advirtiera a algunos medios de comunicación que el edificio sería bombardeado. Sin embargo, las organizaciones de medios perdieron su equipo. La FIP indica que el gobierno israelí debe compensar a los medios por sus pérdidas financieras.

Las oficinas de las organizaciones de medios de comunicación: Agencia Nacional de Información, Periódico Palestino, Canal Al-Arabi, Televisión Al-Ittijah, Televisión Al-Nujaba, Televisión Siria, Canal Al-Kufiya, Canal Al Mamalaka, Agencia APA, Agencia Sabq 24, Bawaba 24, el Foro Palestino de Medios, el Foro Palestino para el Diálogo Democrático y el Desarrollo, fueron completamente destruidos. Las oficinas de Al-Jazeera TV, adyacentes al edificio objetivo, también resultaron dañadas. El corresponsal de la agencia de noticias española EFE en Jerusalén dijo en Twitter que su corresponsal en Gaza tuvo que huir de su oficina en la torre Al-Jawhara después de un mensaje de advertencia del ejército israelí.

Además de los ataques selectivos contra organizaciones de medios en Gaza, el PJS informó de que las fuerzas israelíes arrestaron al reportero gráfico Hazem Nasser en Cisjordania el 12 de mayo. Desde el comienzo de las hostilidades en Jerusalén, las autoridades israelíes han arrestado al menos a veintisiete profesionales de los medios. en lo que el PJS y otros grupos de prensa denunciaron como un claro intento de silenciar la información de los medios sobre el terreno.

Los ataques israelíes tienen, además, un objetivo claro: no quieren que alguien cuente lo que está pasando, tratan de de silenciar todas las fuentes que registren el horror. En diciembre de 2020, la FIP presentó dos quejas a los relatores especiales de la ONU sobre los ataques sistemáticos de Israel contra los periodistas que trabajan en Palestina y su falta de investigación adecuada de los asesinatos de trabajadores de los medios de comunicación que, según la denuncia, son «una violación del derecho a la vida, la libertad de expresión y viola el derecho internacional y puede constituir crímenes de guerra».

La gravedad de la situación ha hecho que el secretario general de la FIP, Antohny Bellanger, haya expresado la «solidaridad con todos los periodistas palestinos y el PJS durante estos difíciles momentos. La comunidad internacional no puede hacer la vista gorda ante las violaciones sistemáticas de los derechos humanos y los ataques deliberados contra los medios de comunicación y los periodistas. Deben tomarse medidas urgentes para responsabilizar internacionalmente a los responsables de estos crímenes».

Israel ataca sin misericordia y sin miramientos. El periodismo tampoco escapa a sus exhibiciones de potencial bélico.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario