Canarias CORONAVIRUS | COVID-19 ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Hostelería Negocios POLÍTICA Política Económica Servicios públicos

ECONOMÍA | La Cámara apuesta por la vacunación, el certificado verde y la conectividad para recuperar el turismo

La llegada de visitantes extranjeros y el gasto turístico experimentan caídas en torno al 90% respecto a las cifras de hace un año

 EBFNoticias |

Hace un año, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife advertía de que la recuperación del turismo en Canarias no sería posible hasta que se recuperase la actividad aérea, condicionada por el levantamiento progresivo de las restricciones a la movilidad y la reestructuración de las aerolíneas, un sector que ya vivía momentos complicados antes de que estallara la crisis del coronavirus. Un año después las cosas no han cambiado. La reactivación de la movilidad y de la conectividad siguen condicionando el arranque de un sector que se encuentra en un estado “calamitoso”, tras más de un año de cero turístico.

A pesar de que el escenario no ha cambiado, hay renovadas esperanzas de que la situación pueda variar en el medio plazo, siempre que se den las circunstancias para ello. La aceleración en el ritmo de vacunación en nuestro país y en el de los principales países emisores de turistas a las islas; la aprobación y puesta en funcionamiento del certificado verde, que permita los viajes en condiciones de seguridad para los pasajeros, además de limitar en aumento de los contagios, tanto en los países de origen como de destino, “son condiciones imprescindibles para conseguir reactivar el principal motor económico del archipiélago”, señala el presidente de la entidad cameral, Santiago Sesé.

Pero, además, “hay que trabajar para acelerar la recuperación intentando compensar, en el menor tiempo posible, el daño empresarial y sobre el empleo que está dejando esta crisis”. “No se entienden medidas como las que ha propuesto el ejecutivo central en su Plan de Reestructuración presentado a Europa en el que prevé incrementar las tasas aeroportuarias un 5,5% en los próximos cinco años cuando se debería hacer justo lo contrario, reducir las tasas como factor de estímulo de la conectividad y de competitividad del destino que permita recuperar el flujo turístico en el menor tiempo posible”, afirma Sesé.

El último Informe Sectorial de Turismo elaborado por la Cámara, correspondiente al primer trimestre del año, confirma el desplome que ha experimentado el sector turístico en el inicio de 2021. Canarias registró en este periodo la entrada de 261.373 turistas extranjeros, 2.469.575 menos que en los primeros tres meses del año pasado, que ya había registrado una caída del 25,8% respecto a 2019, según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) del Instituto Nacional de Estadística (INE). Estas cifras suponen una pérdida anual del 90,4 %, que se ha concentrado en un retroceso del 92,1% en enero, del 93,7% en febrero y del 78,1% en el mes de marzo, pérdida de menor intensidad por compararse con marzo de 2020, cuando se aplicaron las medidas de restricción de la movilidad y el cierre de fronteras entre los países europeos para tratar de contener la expansión del virus.

El derrumbe en la entrada de visitantes ha traído aparejado el del gasto turístico, que se situó en 383,92 millones de euros frente a los 3.452 millones de euros del primer trimestre de 2020, un 88,9% menos que el registrado un año antes. Del mismo modo, el gasto medio diario por turista retrocedió en este periodo un 14%, hasta alcanzar en marzo los 126 euros por persona y día, según la encuesta Egatur, también del INE.

Los datos de turismo receptivo que elabora el Gobierno de Canarias a partir de los de AENA también corroboran la disminución en la entrada de visitantes extranjeros, que sufre una caída anual del 90,5%, en relación al mismo trimestre de 2020, lo que representa 2.492.705 turistas internacionales menos respecto a hace un año. El fuerte retroceso en las llegadas afecta algo menos a las compañías aéreas tradicionales (-92%) que a las de bajo coste (-93,3%). Los pasajeros que accedieron al destino a través de aerolíneas low cost ascendieron a 119.305, muy lejos de los entrados en los primeros tres meses de 2020 cuya cifra ascendió a 1.445.477.

El número de viajeros alojados en hoteles de Canarias descendió un 83,4% en el trimestre inicial del año en comparación con el mismo periodo de 2020. Esta caída se debió tanto al comportamiento del mercado extranjero (-91,2%) como al nacional (-42,1%). Por otra parte, la estancia media en el conjunto de estos tres meses se redujo un 41,7% respecto a la registrada a comienzos del año pasado, a la vez que la cifra de pernoctaciones bajó un 90,3%. El índice de ocupación cayó 20,1 puntos y se situó en marzo en un 22,6% por encima de la media nacional (19,3%).

El parón de la actividad también se refleja en los ingresos por habitación disponible, con descensos del 76% en enero, del 73,7% en febrero y del 48,1% en marzo. La tarifa media diaria en los hoteles de las islas se redujo en marzo un 2,5% anual, según el Indicador de Rentabilidad del Sector Hotelero (ADR). Por su parte, el Índice de Precios Hoteleros se situó en 117,93 puntos, un 4,5% por debajo del registrado en marzo de 2020.

Descenso del personal empleado

El personal empleado en establecimientos hoteleros, contabilizado por el INE en su Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, experimentó un descenso interanual del 73,8% en el promedio del primer trimestre. Como en el resto de los indicadores, esta caída es más acusada en los meses de enero (-72,9%) y febrero (-78,9%), que en el último mes del trimestre (-68,8%), al compararse con marzo de 2020 en el que a partir de la segunda quincena se comenzó a reducir drásticamente la actividad.

Atendiendo no solo al sector alojativo, sino al de restauración, se aprecia también un deterioro significativo en el mercado de trabajo. Los afiliados a la Seguridad Social en la actividad de hostelería cayeron un 16,5% en su media trimestral respecto al año anterior. A 31 de marzo existían 117.611 afiliados, 12.057 menos que en 2020 (-9,3%). Hay que recordar que en este descenso no se incluyen los trabajadores acogidos a un ERTE o los autónomos que hubieran solicitado la prestación por cese de actividad, que siguen siendo considerados como afiliados.

En cuanto al paro registrado, las cifras de desempleados inscritos en las oficinas de empleo público también reflejan el duro impacto que la crisis ha ocasionado al mercado laboral. Así, se ha producido un incremento promedio del paro en la hostelería del 44,9% respecto al mismo periodo del año 2020. Marzo finalizó con 54.865 parados registrados en hostelería, 12.621 más que un año antes (29,9%).

El 77% de los empresarios no confía en mejorar sus resultados 

El sector de transporte y hostelería continúa agrupando a las empresas que muestran un mayor deterioro en su actividad económica con un porcentaje de respuestas desfavorables del 77%, tanto si atendemos a los resultados obtenidos como a las perspectivas para el segundo trimestre. Las respuestas favorables se sitúan en mínimos con porcentajes del 4% en el primer trimestre del año y del 3% para el segundo. La comparativa con meses muy negativos hace que la confianza mejore un 7,1% en el segundo trimestre del año.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario