FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Hay dinero ¿pero proyectos? | Salvador García Llanos

EBFNoticias |

El denominado ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia’, financiado por los fondos europeos (Next Generation UE) para afrontar las consecuencias de la pandemia, incluye un epígrafe dedicado a la “Modernización y competitividad del sector turístico” que estará dotado con tres mil cuatrocientos millones de euros durante el período 2021-23. Entre las veinte principales inversiones que se van a desarrollar en la primera fase del citado Plan, el turismo ocupa la octava posición.

Según los anuncios hechos por el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, España recibirá en el período 2021-26 el montante de ciento cuarenta mil millones de euros en créditos y transferencias. El calendario del Plan de Recuperación establece, para el corto plazo, promover la recuperación tras la emergencia sanitaria. Para el medio plazo, impulsar la transformación integral de nuestra economía; y para el largo plazo lograr que España alcance un desarrollo robusto, sostenible y resiliente desde el punto de vista económico-financiero, social y medioambiental. Sobre estas previsiones, Sánchez ha declarado que “este Plan es el más ambicioso de la reciente historia económica de España y la mayor oportunidad para nuestro país desde la entrada en la Unión Europea”.

El caso es que hay recursos. ¿Pero también proyectos y actuaciones para disponer de ellos y comenzar un sustantivo proceso de formación, también en el turismo? En Canarias hay que moverse. Sector público e iniciativa privada están llamados a entenderse para un aprovechamiento de los fondos destinados. Sería deseable poner manos a las gestiones en los despachos para ganar tiempo, por supuesto, pero también para acreditar que se dispone de ideas para plasmar aquellas mejoras y creaciones que reflejen la vitalidad del turismo, sobre el papel llamado a una nueva era que, naturalmente, está por construir.

La interrogante es inevitable. A ver si resulta que no hay previsiones sólidas o que nos enfrascamos ahora en uno de esos debates que derivan a controversias difíciles de superar porque confrontan intereses de un lado y de otro.

La respuesta de Canarias, aún preponderando el hecho insular, debe ser alentadora y muy bien delimitada. Si se admite que nada será como antes, que hay ‘otro’ turismo en ciernes, es cuestión de aplicarse y esmerarse. Hay dinero, luego seamos consecuentes con los pasos que hay que dar. Que no se desaproveche la oportunidad que brinda la implicación del Gobierno y de las propias instituciones europeas.

Porque un Plan de estas características y de este volumen, teóricamente, ha de significar un impulso al crecimiento económico. Si, como se ha calculado, aportará, en este caso, un incremento de dos puntos porcentuales al año a partir del presente, es evidente que favorecerá la creación de puestos de trabajo durante el período de ejecución. Pero, sobre todo, mejorará la vertebración del país mediante la fijación de población en todo el territorio.

Es la hora de medir nuestra capacidad de iniciativa y promoción. También la de gestión. Es mucho lo que está en juego después de un tiempo perdido. Manos a los papeles y al adecuado empleo de la digitalización. Es la hora.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario