FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | A la espera de ingleses | Salvador García Llanos

Atentos al 17 de mayo próximo, fecha que el Gobierno del Reino Unido ha señalado para determinar, según el método del semáforo, cuáles son los países en función de los índices de Covid-19 y de vacunación, para viajar con seguridad. El secretario de Transportes del ejecutivo británico, Grant Shapps, ha adelantado la que puede ser una muy buena noticia para Canarias: se tendrá en cuenta los datos de las islas (se refiere también a Baleares) de forma separada a los de la nación a que pertenecen. Confía en ese sentido que los dos archipíélagos entren en el color verde del semáforo. Se calcula que unos treinta países conformen una relación para facilitar los desplazamientos de los ingleses con vistas a la temporada veraniega.

Malta, Madeira, Açores, Baleares y Canarias podrían estar en verde si, como se espera, registran una baja prevalencia de contagios y unos altos porcentajes de población vacunada. Cree el secretario Shapps que unos treinta destinos podrán estar en esa lista verde.

Por otro lado, el secretario de Estado de Turismo del Gobierno de España, Fernando Valdés, ha confirmado que los dos países, Reino Unido y España, prosiguen las negociaciones para alcanzar un acuerdo con respecto a la apertura de corredores aéreos seguros entre ambos territorios. Teóricamente, los corredores permitirían evitar las cuarentenas, “pero solamente si se generaliza el uso de los pasaportes de vacunación que faciliten la vuelta de los viajes seguros”, según declaró Valdés.

Cuestión de semanas, entonces, para saber qué puede pasar con el mercado británico, absolutamente determinante en el negocio turístico para Canarias. Habrá que confiar en que las cifras, de aquí a tres semanas, sigan siendo positivas. De momento, se constata que los ingleses quieren vacaciones y que por el volumen de reservas pueden acrecentar una demanda que, de materializarse, dinamice la recuperación de la productividad, tan decisiva para volver a la normalidad.

Las señales van concatenándose de modo que las expectativas siguen al alza. Cierto que la pandemia no está controlada del todo y que, en cualquier caso, hay que seguir comportándose con todas las cautelas y de manera consecuente, porque las noticias sobre fiestas ilegales siguen cobrando trascendencia y hacen mucho años. Al sector alojativo se le supone preparado para acoger los contingentes que se anuncian. Cuestión de obrar bien.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario